Javier Aguirre: "Espero ganar al Deportivo y cambiar la dinámica en casa"

El entrenador del Espanyol espera ganar al conjunto gallego y considera que el equipo debe “defender y atacar mejor”.

Javier Aguirre: "Espero ganar al Deportivo y cambiar la dinámica en casa"
Javier Aguirre, hoy en rueda de prensa. FOTO: Espanyol TV.

El entrenador periquito, Javier Aguirre, ha afirmado hoy en la rueda de prensa previa al vital partido de mañana ante el Deportivo que espera que mañana el equipo consiga “cambiar la dinámica del empate en casa”. Aguirre ha explicado que en su recuerdo está el anterior partido ante el Sevilla, en el que "sólo tengo el recuerdo de una noche fría pero con la gente caliente, y eso que había media entrada. Ojalá podemos llevar gente al estadio, y que se vea una victoria. El otro día se escapó por poco y espero mañana cambiar la dinámica". Y es que el Espanyol sólo ha conseguido una victoria en casa esta temporada.

Javier Aguirre, además, ha destacado que sea cual sea el resultado el equipo debe “defender mejor y atacar mejor. Espero que mañana el equipo muestre un pasito adelante”. Hacia delante es donde Aguirre afirma que hay que mirar, pues “quedarse en el pasado no es bueno”. Por ello, considera que los jugadores saben que “este trabajo no termina en el Bernabéu. Tienen el legítimo derecho de estar contentos ese día pero al otro día eso queda en el pasado”.

El míster también ha querido recalcar que “no hay debates. Ni en la portería ni en ningún lado”, pues todo apunta a la titularidad de Kiko Casilla en la portería dado que Cristian Álvarez no se ha recuperado de su lesión y no ha sido convocado. Además, sobre Sergio García ha aclarado que  “es un nueve y jugará de nueve”.

Sobre Mattioni, ha explicado que “está sano, está fuerte y compite por un puesto para semana. Por decisión mía no ha sido convocado”.  Y es que “tengo 24 jugadores pero solo pueden jugar los once que estén mejor”.  

Ha apuntado también que se verá al Espanyol que a él le gustaría cuando el equipo “tenga 42 puntos” y esté salvado. Y es que el objetivo este año está claro: “salvarse sea como sea”.