FC Barcelona - Real Madrid: Leo Messi, el as azulgrana

El argentino ha disputado un total de 11 Clásicos ligueros, en los que ha marcado las diferencias, ya sea marcando -ocho dianas- o dando asistencias -seis-. Solo en dos encuentros se quedó sin anotar ni dar pases de gol ante la que es una de sus víctimas preferidas: Casillas.

FC Barcelona - Real Madrid: Leo Messi, el as azulgrana
Leo, siempre motivado en los Clásicos. Foto: Mediotiempo.com

Lionel Messi afrontará esta noche, con solo 24 años, su duodécimo Clásico de Liga. El ‘10’ azulgrana es conocido por aparecer en los grandes partidos, y los enfrentamientos contra el Real Madrid no podían ser una excepción. Si hay algo que se puede destacar de sus encuentros ante el eterno rival es su capacidad para desequilibrar los choques, llegándose a convertir en una auténtica ‘bestia negra’ para los blancos.

En los 11 Clásicos disputados, el argentino ha visto puerta en ocho ocasiones, si bien también ha sido decisivo en otros tantos goles, aportando seis asistencias. Desde que se estrenase en un Clásico el 19 de noviembre de 2005, de la mano de Rijkaard, el crack solo se ha perdido dos choques ligueros –el del 2 de abril de 2006 en el Camp Nou y el del 23 de diciembre de 2007, ambos por lesión.

Además, el azulgrana es un imprescindible en los onces ante el Madrid, habiéndolos jugado todos de inicio a fin, salvo el de su debut, en el que salió de titular, pero dejó su plaza a Iniesta en el minuto 70.


Temporada 2005/06. Debut precoz

Real Madrid 0-3 FC Barcelona

Fue la campaña en la que Messi explotó en el primer equipo. Con solo 18 años, Rijkaard apostó por él para salir de inicio en el Bernabéu, donde recibió un bautismo de oro en el que dejó claras sus cualidades y su intención de llegar para quedarse.

Por aquel entonces, la presión recaía sobre Eto’o y Ronaldinho, con los que Leo formó tridente, situándose a la derecha. A pesar de que no marcó –aunque tuvo ocasiones para ello-, el argentino sirvió un balón para que el camerunés abriese la lata en el feudo blanco, y demostró que él estaba hecho para las grandes citas. Su descaro y calidad en su estreno en uno de los campos más difíciles asombraron a propios y extraños, y ya se perfilaba como uno de los futuros cracks del conjunto catalán.

Temporada 2006/07. Consagración

Madrid 2-0 Barcelona

La siguiente temporada fue la de su consagración en los Clásicos. El papel del astro argentino en los partidos de ida y vuelta fue determinante para su equipo. Aunque en el Bernabéu los azulgranas cayeron derrotados (con goles de Raúl y Van Nistelrooy), Messi –que volvió a jugar escorado en banda- finalizó como el mejor del conjunto catalán, llevando el peligro en sus botas en una noche en la que sus compañeros no le acompañaron.

El argentino se multiplicó para crear ocasiones e intentar desbaratar la defensa blanca, y casi lo consiguió. Sirvió un gol en bandeja a Gudjohnsen, tras deshacerse de Roberto Carlos y Cannavaro, pero el islandés no estuvo acertado en el remate, como tampoco lo estuvo él al fallar varias ocasiones que salieron rozando la portería de Casillas.

Barcelona 3-3 Madrid

El estreno goleador de Leo en los Clásicos no pudo ser mejor. La noche del 10 de marzo de 2007 quedará grabada en la memoria de Messi como aquella en la que salvó a su equipo en el Camp Nou con un ‘hat-trick’ para el recuerdo.

Era la primera vez que se enfrentaba al Madrid en casa y no defraudó a su afición. El delantero logró igualar el marcador en las tres ocasiones en las que los blancos se adelantaron, y firmó el último tanto cuando el Madrid ya saboreaba la victoria. Salvó un empate que dejó a los de Capello a cinco puntos, aunque los merengues acabarían conquistando la Liga por el ‘goal average’ particular.

Una vez más, Leo se echó el equipo a la espalda y, con su velocidad, regates y acierto de cara a portería, evitó la fiesta blanca. Los de Rijkaard tuvieron que sobreponerse al tempranero gol de Van Nistelrooy, a un penalti transformado también por neerlandés, y a la expulsión de Oleguer al filo del descanso. Demasiadas notas negativas en un encuentro que comenzaba a aguarse para los azulgranas. Pero nada está dicho con Messi en el campo.

El entonces ‘19’ blaugrana empató la primera vez a pase de Eto’o, con un disparo raso con la zurda, la misma que usó para aprovechar un rechazo de Casillas y poner el segundo. El tercero y definitivo llegó a pase de Ronaldinho, con un disparo cruzado, igualando el cabezazo que Ramos había enviado al fondo de las mallas de Valdés minutos antes. Así, Messi se convirtió en el sexto azulgrana en hacer un 'hat trick' en un Clásico en casa, tras Ramón, César, Evaristo, Lineker y Romário -Vantolrà ostenta el récord con cuatro dianas-.

Temporada 2007/08. Solo ante el enemigo

Madrid 4-1 Barcelona

Partido duro para los azulgranas en el que poco se jugaban ya. El Madrid de Capello había cantado el alirón días antes y los de Rijkaard le hicieron el pasillo en el Bernabéu, un pasillo que duró todo el encuentro, con un Barcelona pasivo y desconcentrado, en el que solo Messi y Henry se salvaron al fabricar el tanto del honor.

El argentino fue de lo poco salvable aquel día. Demostró su coraje y nunca se dio por vencido, a pesar de los cuatro goles encajados de Raúl, Robben, Higuaín y Van Nistelrooy. Tuvo varias ocasiones que fueron bien atajadas por Casillas, y dio la asistencia de gol a Henry, que puso el único tanto azulgrana en los últimos compases del choque.

Temporada 2008/09. Guardiola trae el éxtasis

Barcelona 2-0 Madrid

Primera temporada de Guardiola en el banquillo del primer equipo azulgrana, donde más tarde haría historia al conquistar los seis títulos. Corría la jornada 15ª y los azulgranas iban a ritmo de récord: líderes en el campeonato doméstico, con Eto’o como Pichichi y Valdés como Zamora.

El encuentro estuvo trabado durante casi los 90 minutos, con un Barcelona que no lograba ser decisivo en los metros finales, pero, como de costumbre, volvió a aparecer Messi. Primero lo hizo Eto’o, quien, tras fallar un penalti, abrió la lata en el minuto 83. El tanto definitivo lo puso el argentino en el tiempo de añadido. Henry envió un balón en diagonal desde la derecha que el ya ‘10’ azulgrana controló de forma exquisita y picó por encima de Casillas para establecer el 2-0 final.

Nueva actuación destacable del argentino ante el Real Madrid, en un partido en el que vio su primera amarilla en Clásicos ligueros, precisamente por quitarse la camiseta en la celebración del gol.

Madrid 2-6 Barcelona

Probablemente uno de los mejores partidos de la era Guardiola, un resultado histórico y una auténtica fiesta azulgrana a la que no podía faltar Messi.

Si bien es cierto que el ‘10’ ya había marcado en dos Clásicos anteriores, también lo era que aún no lo había logrado en el Bernabéu, y aquella era una espinita que el argentino debía sacarse.

El azulgrana, como el resto de su equipo, cuajó un encuentro sublime, enmarcado por dos goles y una asistencia.

Fue el Madrid el que golpeó primero por mediación de Higuaín, pero la alegría duró poco en el feudo blanco. El vendaval azulgrana hizo acto de presencia cuando Messi dio un pase a Henry para que el francés estableciese la igualada.

Pasada la media hora de partido, con el marcador ya con 1-2 –marcó Puyol-, le tocó el turno al argentino de batir a Casillas por bajo. El segundo tanto se lo reservó para la segunda mitad, tras recibir un balón de Xavi que colocó en el primer palo para poner el quinto. Antes marcó Ramos para el Madrid y había hecho doblete Henry. Piqué se encargó de cerrar el marcador y hacer el tanto número 100 en Liga esa temporada, en una noche mágica para el barcelonismo, que ese año ganó los seis títulos en juego.

Temporada 2009/10. Llega la rivalidad con Cristiano

Barcelona 1-0 Madrid

Este ha sido, quizá, el peor partido que el argentino ha jugado contra el eterno rival, un Madrid bien posicionado por Pellegrini, que logró frenar el ataque azulgrana, en un choque que se decidió por el solitario gol de Ibrahimovic.

Era también el primer enfrentamiento con Cristiano Ronaldo en el conjunto blanco, y ninguno de los dos consiguió decantar, de forma clara, la balanza a favor de sus respectivos equipos. Messi, jugando por el centro, no tuvo la capacidad de desequilibrio de otras ocasiones, y falló las ocasiones que tuvo, incluido un mano a mano con Casillas, aunque fue importante para aguantar el resultado al final del choque.

Madrid 0-2 Barcelona

Nuevo Clásico en el Bernabéu y nuevo partido para lucirse. El ‘10’ azulgrana volvió a ser el de siempre y a desequilibrar el encuentro ante los de Pellegrini. Con una participación sublime, el delantero fue, además, quien inauguró el luminoso. Tras un pase de su mejor socio, Xavi, por encima de la zaga, Leo controló el cuero con el pecho, se pegó el esférico a las botas, se libró de Albiol, recortó a Casillas y puso el primero del partido. El de Terrassa le brindó dos balones más de gol en la segunda parte que el delantero no pudo aprovechar.

La puntilla la puso Pedro en la segunda mitad, dando no solo los tres puntos al Barcelona sino también el liderato de la que sería la segunda Liga de Guardiola. Además, con esta victoria el conjunto catalán logró, por primera vez, vencer dos veces consecutivas al Madrid en su estadio (el 2-6 y esta).

Temporada 2010/11. Solidario y determinante

Barcelona 5-0 Madrid

Sin duda, otro de los mejores partidos que se recuerdan del Pep Team. Un abultado resultado en el que Messi no participó de forma directa, ya que no vio puerta, pero sí en forma de asistencias de gol.

El argentino se empeñó primero en marcar él, y casi lo logra de no ser por el balón que envió al poste de Casillas. Más tarde optó por el juego colectivo y ceder la gloria a otros. Tras las dianas de Xavi y Pedro llegó el doblete de Villa, gracias a dos pases al espacio de Messi, casi calcados. La guinda la puso Jeffren en el minuto 90.

Este supuso el quinto Clásico ganado por Guardiola, el liderato del Barcelona y el fin de una racha de 10 partidos de Messi viendo puerta. A pesar de ello, realizó un buen encuentro, solidario, ayudando al equipo a crear espacios y a jugar asociándose.

Madrid 1-1 Barcelona

Único Clásico en el que han marcado los dos astros de ambos equipos, los dos, curiosamente, de penalti. Ronaldo y Messi rescataron un punto en un choque que acabó valiendo una Liga, la tercera de Pep.

El marcador del coliseo blanco no se movió hasta la segunda mitad, cuando Albiol cometió penalti sobre Villa. Messi se colocó sobre el punto de los 11 metros y centró el esférico sin que Casillas, una de sus víctimas preferidas, pudiese hacer nada. Esta diana suponía la primera del ‘10’ azulgrana a un equipo entrenado por Mourinho.

Antes del penalti, Leo tuvo dos claras ocasiones que fueron atajadas por Iker, pero no pudo evitar que el crack marcase en el estadio blanco por tercera vez consecutiva, convirtiéndose, además, en el azulgrana que más tantos ha marcado en el Bernabéu.

Temporada 2011/12. Persistente

Madrid 1-3 Barcelona

Último precedente liguero entre ambos equipos. El Barcelona llegaba con la presión de ir por detrás, pero convencido de sus posibilidades. Sin embargo, aún no se habían sentado los espectadores del Bernabéu cuando Benzema adelantó a su equipo, con el que fue el gol más rápido de un Clásico.

Como de costumbre, Leo volvió a ser decisivo, esta vez en el empate. El azulgrana metió un balón para Alexis, quien, con un disparo cruzado, estableció la igualada. Antes, el ‘10’ tuvo una clara ocasión tras robarle el cuero a Ramos, pero su chut lo despejó Casillas.

Xavi puso el segundo y Messi volvió a estar presente en la elaboración del tercero, al dar un pase a Alves que este colocó para que Cesc rematase de cabeza y pusiese el 1-3 final.

Decisivo y participativo

En el global de Clásicos ligueros, Leo ha sabido marcar diferencias y ser determinante para su equipo, y es que no hay mayor motivación que la de ganar a tu más acérrimo rival. El argentino siempre busca la portería contraria, se ha convertido en una pesadilla para Casillas y nunca se ha arrugado ante el reto de enfrentarse al Madrid.

De los 11 Clásicos disputados, solo en dos se quedó sin marcar ni asistir: en el Madrid-Barça de la 06/07, en el que su equipo no vio puerta, y en el Barça 1-0 Madrid de la 09/10, que se saldó con la diana de Ibra.

Por otra parte, desde la llegada de Cristiano Ronaldo al Real Madrid, no hay duelo en el que no se compare a ambos cracks, siempre mirados con lupa y de los que se espera lo máximo. Esta noche, a las 20 h., el Camp Nou volverá a ver a los dos en acción.

Clásicos de Messi en Liga

Total

11 (7 victorias, 2 empates y 2 derrotas)

Minutos

970

Titular

11

Sustituciones

1 (temp. 05/06, Madrid 0-3 Barça, min. 70)

Goles

8

Asistencias

6

Amarillas

4

Rojas

0