El nuevo Barcelona de Vilanova se estrena con victoria

El FC Barcelona ganó por la mínima en el Imtech Arena al Hamburgo en el estreno de Tito Vilanova como entrenador azulgrana. Dani Alves y Gerard Deulofeu fueron los autores de los goles.

El nuevo Barcelona de Vilanova se estrena con victoria
Hamburgo
1 2
Barcelona
Hamburgo: Adler, Diekmeier (Besic, min. 45), Bruma (Norgard, min. 75), Mancienne (Chrisantus, min. 87), Aogo (Ilicevic, min. 45), Westermann (Steinmann, min. 45), Skjelbred (Sala, min. 45), Jansen, Son (Beister, min. 45), Arslan (Tesche, min. 45) y Marcus Berg (Rudnevs, min. 45).
Barcelona: Pinto (Oier, min. 70), Alves (Balliu, min. 45), Bartra (Muniesa, min. 45 - Bartra, min. 63), Mascherano (Sergi Gómez, min. 45), Adriano (Planas, min. 45), Jonathan Dos Santos (Ilie, min. 45), Sergi Roberto, Espinosa (Patric, min. 45), Afellay (Lobato, min. 45), Deulofeu (Joan Ángel Román, min. 45) y Alexis Sánchez (Rafinha, min. 45).
MARCADOR: 0-1, min. 4, Dani Alves. 1-1, min. 19, Arslan. 1-2, min. 37, Deulofeu.
ÁRBITRO: Peter Gagelmann (ALE).
INCIDENCIAS: Estadio Imtech Arena. Primer partido de pretemporada del FC Barcelona ante el Hamburgo.

La era Vilanova ha empezado de la mejor forma posible, con una victoria en Alemania ante un Hamburgo que no había perdido ninguno de los siete partidos de pretemporada que había disputado hasta ahora y con un equipo en el que solo han podido estar ocho jugadores de la primera plantilla.

Tito sacó un once inicial con los ocho jugadores disponibles del primer equipo más tres futbolistas del filial. El clásico 4-3-3 con Pinto bajo palos, línea de cuatro con Alves, Marc Bartra, Mascherano y Adriano, centro del campo con Jonathan Dos Santos, Sergi Roberto y Espinosa y en la delantera, Afellay, Deulofeu y Alexis Sánchez.

El equipo azulgrana comenzó el partido presionando muy arriba la salida de balón germana, con los tres delanteros y casi siempre con la ayuda de un cuarto jugador llegado desde el centro del campo. Casi sin apenas poder vislumbrar los primeros trazos de este nuevo equipo, llegó el primer gol en un lanzamiento de esquina. Jonathan Dos Santos lo botó desde la izquierda al segundo palo, Alexis aprovechó la indecisión defensiva para hacerse con el esférico y retrasar atrás para la llegada de Dani Alves, que sin pensárselo dos veces conectó un buen disparo que no encontró oposición y besó las redes de la portería defendida por Adler.

Intercambio de golpes de los dos equipos

Los dos conjuntos intentaban mimar el balón y mantenerlo en su poder el mayor tiempo posible, buscando tímidamente el área rival con combinaciones rápidas y sin abusar de los desplazamientos largos. El Hamburgo tuvo cerca el empate en dos ocasiones tras el tanto inicial de Dani Alves. Primero con un cabezazo de Mancienne a la salida de un córner botado por Aogo, en el que no encontró oposición pero tampoco pudo encontrar los tres palos de la portería azulgrana. Posteriormente fue el coreano Son el que pudo empatar, con un disparo raso dentro del área tras controlar con el pecho un envío de Westermann, pero Pinto se lanzó seguro al césped para blocar el esférico.

Posteriormente fue el Barcelona el que rozó el segundo tanto tras un fallo defensivo del Hamburgo que sirvió para que los pupilos de Vilanova montasen el contragolpe. Westermann la perdió en el centro del campo y se la regaló a Alexis Sánchez, el chileno la jugó con Afellay, el holandés progresó unos metros y la abrió a la derecha para la llegada al área de Deulofeu, que en una posición forzada sacó un disparo raso y cruzado con su pie derecho que un gran Adler despejó con el pie.

Empate del Hamburgo y gol de Deulofeu antes del descanso

Y en otro error, esta vez azulgrana, llegó el empate alemán. El conjunto catalán intentaba montar un contragolpe tras robar el balón cuando el equipo germano merodeaba en las inmediaciones de la portería de Pinto. El esférico llegó a Afellay en el centro del campo pero el holandés no pudo controlar bien el cuero y lo perdió ante Arslan, que corrió hacia la frontal y allí la abrió a la derecha para Berg, el sueco disparó alto dentro del área y el balón pegó en el larguero, pero el rechace cayó en los pies de Arslan que de primeras la enganchó y la colocó entre las piernas de Pinto.

En ese momento el equipo dirigido por Tito Vilanova tomó el mando y se lanzó hacia la portería germana. Alexis Sánchez tuvo el segundo gol en sus botas hasta en tres ocasiones, primero probó con un lanzamiento lejano que atrapó Adler, minutos más tarde consiguió perforar la portería del Hamburgo tras regatear al portero, pero el colegiado señaló posición antirreglamentaria y anuló el tanto, y poco después fue Adler el que de nuevo desbarataría otra ocasión despejando el esférico con su pie derecho ante el tiro cruzado del chileno.

Pero antes del descanso el conjunto culé se volvió a poner por delante en el marcador. Alves robó un balón en el centro del campo y éste llegó a Afellay, el holandés arrancó con la portería en su punto de mira y tras marcharse en velocidad de Mancienne se sacó un latigazo con su pie derecho que tuvo que despejar de nuevo Adler, pero esta vez con la mala fortuna de que el esférico cayó en los pies de Deulofeu, que de primeras con la zurda puso de nuevo a su equipo por delante en el marcador.

Aburrida segunda parte y lesión de Muniesa

En el descanso los dos equipos cambiaron prácticamente a todos sus jugadores y se vio una segunda parte más aburrida.

El Hamburgo solo pudo inquietar la portería de Pinto con algun disparo lejano y desviado o en varios lanzamientos de esquina sin mayor peligro. En el Barcelona los jugadores más participativos y con más peligro en la segunda mitad fueron Rafinha y Lobato, éste último estuvo a punto de marcar en dos ocasiones pero Adler siguió como héroe de su equipo esta tarde.

La mala noticia la protagonizó Marc Muniesa, tras entrar en el descanso y cuando llevaba apenas diez minutos sobre el campo, se tuvo que retirar lesionado en una acción fortuita en la que se quejó de su rodilla derecha. Las primeras informaciones apuntan a que podría tener roto el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y seguramente mañana tendrán que hacer pruebas al futbolista. Marc Bartra tuvo que volver al terreno de juego para sustituirle, ya que Oier era el único jugador que estaba en el banquillo y que no había entrado aún en juego.