Vilanova: "Mañana sólo se juega un partido de fútbol"

El técnico gerundense ha analizado ante los medios sus sensaciones ante el primer clásico liguero de la temporada.

Vilanova: "Mañana sólo se juega un partido de fútbol"
Foto: Llibert Teixido - La Vanguardia

Tito Vilanova ha analizado ante los medios el encuentro de mayor repercusión del fútbol mundial, el Barça-Madrid del Domingo.

Comenzó hablando sobre el estado en el que su equipo afronta el clásico. "No es nada fácil ganar todos los partidos. Durante la temporada tendremos momentos incluso mejores". Sobre el rival y su condición de enemigo deportivo íntimo, apuntó que "hemos jugado tantas veces y sabemos lo que van a hacer y ellos saben lo que haremos nosotros. No creo que nos sorprendamos".

"El Madrid ha planteado los partidos de una manera parecida. No creo que vayan a cambiar. Se sienten cómodos", añadió.

Una de las claves será el contragolpe blanco. "El peligro lo solemos tener con los balones a la espalda. Saben que tenemos una defensa muy alta. Es lógico que notemos las bajas de Puyol y Piqué".

Cuestionado sobre sus sensaciones ante su debut como primer entrenador en un clásico liguero, insiste: "Ya lo he comentado otras veces, como segundo me sentía como primero para ponerme en el lugar de Pep. Por tanto no lo viviré de forma distinta a como viví los anteriores. Estando a ocho puntos es una buena oportunidad de ponernos a once".

"Mañana decidiremos si juega Piqué"La baja de Puyol tras su lesión ante el Benfica ha provocado una lluvia de opiniones sobre la idoneidad de alinear a Gerard Piqué ante el Real Madrid. En este sentido, Tito comentó que "ha entrenado hoy aunque estos días atrás no lo hizo. Veremos cómo llega y lo decidiremos mañana. No contaremos con Puyol. Decidiremos si arriesgar o no. ¿De qué depende que juegue?. Si hubiera entrenado antes tendríamos más datos, pero muchas veces no soy partidario de infiltrar porque pueden implicar consecuencias y lo decidiremos con los médicos".Aclaró además que "depende de su pie, de sus ganas no hay duda. Se que hará el esfuerzo. Si no puede jugar lo hará otro. Con once saldremos". Se le preguntó también sobre las declaraciones de central azulgrana acerca de la rivalidad España-Catalunya. Vilanova no quiso entrar en cuestiones extradeportivas: "Mañana solo se juega un partido de fútbol. De temas políticos se discute en otro sitio. Es un partido de rivalidad, pero solo es deporte".

Cuestionado sobre el planteamiento con el que saldrá el Barcelona, apuntó que "acabaremos de decidirlo viendo como entrenan mañana". Habló también de la estrategia y del peso que sus futbolistas tienen en ese aspecto. "Son los jugadores los que acaban decidiendo cada saque. No ha habido tanto cambio con respecto a la etapa anterior. Me encargaba de la estrategia del año pasado y sigo siendo yo el que la superviso". Reconoce también la importancia de renovarse para seguir siendo competitivos: "Llevamos cuatro temporadas intentando jugar de la misma forma y todo el mundo lo tiene claro. Los últimos partidos los contrarios se cierran atrás y buscamos al contrario. Queremos enriquecer con nuevas variantes, con los extremos. Cada vez es más difícil ganar".

Otro nombre propio de la rueda de prensa fue Song, blanco de las críticas estas últimas semanas por sus dificultades para adaptarse al rol de central. El entrenador azulgrana estableció un paralelismo entre el camerunés y Mascherano, con matices: "Faltar le falta tiempo. Cuando Mascherano jugó de central ya llevaba mucho tiempo entrenando con nosotros. Lo traíamos para jugar en esa posición pero en momentos puntuales y ha tenido que hacer un curso intensivo".

Sobre Messi y la posible vigilancia a la que será sometido mañana, recordó que "Leo siempre está vigilado. Intentan ayudas para que no se sienta cómodo. Cuando tienes un jugador de este nivel intentas sacar el mayor provecho posible". De lo que no tiene dudas Vilanova es sobre la actitud de sus futbolistas: " Tenemos un ambiente de tranquilidad, de disfrutar. De saber que tenemos un partido importante. Estos jugadores afrontan los partidos con tranquilidad, minutos antes están de lo más distendidos".

Ante la insistencia de los medios sobre las connotaciones políticas que rodean el choque, el técnico blaugrana mantiene su discurso moderado. "Banderas catalanas en los partidos que juega el Barça en casa hay siempre. Ya he comentado que esto es un partido de fútbol". Si el Barcelona vence mañana ampliará a once la diferencia con su máximo rival. ¿Decisivo? Tito recuerda que "la primera temporada llegamos a tener doce puntos en la jornada quince y tuvimos que ir al Bernabéu a ganar para llevarnos la Liga".