Messi y Ronaldo mantienen la igualdad

Messi y Ronaldo mantienen la igualdad

Barcelona 2-2 Real Madrid // El primer Clásico liguero se cierra con empate a dos. Encuentro trepidante e igualado en el que se adelantaron los de Mourinho por mediación de Cristiano. Messi empató antes del descanso. En la segunda mitad, los mismos goleadores pondrían la igualada definitiva.

Barcelona
2 2
Madrid

Camp Nou. 21:40 h. La batalla entre los dos mastodontes del fútbol mundial, el primer Clásico liguero de la temporada, se salda con un un empate a dos dirigido por los dos mejores jugadores del mundo, Messi y Cristiano, que hicieron del encuentro su duelo particular.

La victoria, como en todo Clásico, se antojaba necesaria para ambos. Para los azulgrana, porque aún tenían en mente la derrota en la Supercopa y querían poner tierra de por medio en Liga, y para los blancos, porque necesitaban reducir la desventaja de ocho puntos.

La sorpresa en el once del Barcelona la dio Adriano, al que Tito colocó como central, acompañando a Mascherano. El resto, el mismo que ganó al Benfica, con la diferencia de que Iniesta entró de inicio, colocándose como falso extremo por la izquierda, la banda que mejor aprovecharon en el inicio de la primera mitad. Valdés en portería, Alves y Alba en los laterales, Busquets, Xavi y Cesc en la zona ancha, y Pedro y Messi arriba completaron el once blaugrana.

Por su parte, Mourinho introdujo tres cambios con respecto al once que goleó al Ajax el pasado miércoles: Khedira por Essien, Di María por Callejón y Özil por Kaká. Casillas salió bajo palos, Arbeloa, Pepe, Ramos y Marcelo formaron en defensa, con Alonso acompañando a Khedira, una línea de tres compuesta por Di María, Özil y Cristiano, y Benzema en punta de ataque, que volvió a ganarle la partida a Higuaín.

Con el Camp Nou lleno hasta la bandera y un ambiente inmejorable saltaron ambos equipos al verde. Desde los primeros minutos se vio a un Madrid presionando para evitar la circulación de balón de un Barcelona que, con paciencia, no renunciaba a salir con el esférico jugado, fiel a su estilo.

Los de Mourinho, como de costumbre, no dejaban escapar las oportunidades. Los blancos, que necesitan muy poco para crear peligro, tuvieron las primeras ocasiones del encuentro. Ya en el minuto cinco, y tras una pérdida del Barcelona, Benzema la dejó para Di María, que, sin pensárselo, chutó y envió el esférico por encima del travesaño.

El francés desaprovechó una buena ocasión en el 12’, al no finalizar bien después de encontrarse solo ante la portería culé. Poco antes lo había intentando el Barcelona, que, tras madurar una jugada, el centro no llegó a Messi al anticiparse la defensa madridista.

Precisamente la defensa fue la que no estuvo para nada acertada en el bando azulgrana. Las ausencias de Piqué y Puyol se notaron y los huecos fueron una constante que acabaron por castigar a los locales.

El Madrid golpea primero

Primero dio el aviso Sergio Ramos, que a punto estuvo de abrir la lata tras el primer córner, con un buen remate de cabeza que salió lamiendo el palo izquierdo de Valdés. Pero en la siguiente no perdonaron los blancos. Después de que el Barcelona se mostrase incapaz de quitarle el balón a los madridistas, de nuevo el activo Benzema dejó el cuero para que Ronaldo entrase solo y chutase con la izquierda ajustado al primer palo. Valdés, que llegó a rozar el cuero, no pudo hacer nada para evitar el primer tanto, y séptimo gol del portugués en los tres últimos partidos.

Jarro de agua fría para los locales, que antes lo habían intentado por mediación de Iniesta, quien, a pase de Cesc, envió el cuero a la grada. Malas noticias para los azulgrana, que no solo apenas habían logrado crear peligro desde el inicio del encuentro, sino que se encontraban por debajo del marcador.

El gol dio más fuerza al Madrid, que perdonó el 0-2 tras una doble ocasión de Benzema y Di María, que estrellaron el balón en el palo. Mal inicio de los de Tito, que recibieron su segundo mazazo en forma de lesión. Corría el minuto 27 cuando Alves, que no se había mostrado muy acertado anteriormente, se echó al suelo tocándose el muslo, lo que provocó el primer cambio forzado en las filas blaugranas: el canterano Montoya, que saltó al césped sin apenas haber calentado.

Vuelta a empezar

No era una situación nueva para los culés el verse por debajo en el marcador contra el eterno rival. Así, con la paciencia que acostumbra a tener el conjunto azulgrana, llegó la igualada pasada la media hora del inicio.

En una jugada un tanto enrevesada apareció Messi. Centro de Pedro que despejó mal la zaga madridista, le pelota quedó suelta y llegó Messi al interior del área chica para poner la igualada.

Vuelta a empezar en el Camp Nou, donde seguía vivo el duelo entre los equipos, y el duelo entre Messi y Cristiano, que no solo empataban en el campo, sino en la tabla de goleadores, ambos con siete.

El tanto local cambió de nuevo la dinámica del encuentro. Si antes era el conjunto azulgrana el que más incómodo se estaba encontrando, ahora eran los “merengues” los que habían perdido fuerza. Así se llegó al descanso, con un Barcelona impreciso y blando en defensa, que “mareó” demasiado el balón antes de tirar a portería y una gran actuación de Busquets; y con un Madrid voraz al contragolpe y dispuesto a aprovechar los espacios en la zaga culé.

Tras la reanudación salió el Madrid hambriento. Se coló Özil dentro del área con Mascherano. Cayó el madridista y pidieron penalti los blancos, pero no concedió nada el colegiado, y replicó el Barcelona con una contra que no tuvo mayores consecuencias para el bando rival.

Salieron enchufados los equipos, con gran intensidad, propia de los Clásicos. Si antes se pedía penalti en el área azulgrana, en esta ocasión ocurría lo propio en la blanca, tras la caída de Iniesta. Tampoco vio nada el árbitro de la contienda.

Duelo Messi - Cristiano

Los de Tito salieron más pragmáticos, con más llegada, pero aún daba la sensación de que les faltaba una marcha más. Sí mejoró la defensa, con un Mascherano que arriesgó para cortar varios balones peligrosos de Cristiano, que, con su velocidad, lograba marcharse con cierta facilidad por su carril.

Se rozaba la hora de partido cuando el Camp Nou estallaba de júbilo. Falta sobre la frontal que Messi ejecuta de forma magistral para hacer el segundo tanto. Magnífica la trayectoria del balón, que se coló por la escuadra izquierda de Casillas.

Tras el gol siguieron los cambios. Mourinho dio entrada a Higuaín por Benzema y Tito, a Alexis por Cesc. Había conseguido remontar el Barcelona el resultado adverso, pero aún quedaba mucho encuentro por delante y mucho por decidir.

Así, el Madrid no había dicho, ni mucho menos, su última palabra.  Nuevo fallo en la defensa azulgrana: Adriano rompe el fuera de juego y un buen pase de Özil llega a Cristiano, que no perdona y pone de nuevo el empate en el marcador del estadio catalán. El duelo Messi-Cristiano seguía más vivo que nunca y ambos parecían retarse en un pulso sin fin. Un Ronaldo que tuvo problemas físicos en su hombro, causados tras una mala caída al intentar una chilena, pero que no impidieron al luso continuar.

Vuelta a empezar para ambos equipos y ocasiones para el Barcelona. Jugada de Jordi Alba que acaba en un centro de Messi al que no llega Alexis, y centro de Iniesta que despeja Marcelo. Apretaban ambos conjuntos, conscientes de que el tiempo corría en su contra y los dos ansiaban la victoria.

Respondió el Madrid con un balón de Higuaín que acabó sacando Valdés en el mano a mano. Pero el encuentro no se paraba. El balón corría de un campo hacia el otro sin pausa y los jugadores daban todo ante un Camp Nou que no dejaba de animar.

Movió de nuevo el banquillo Mourinho, esta vez dando entrada al resucitado Kaká por Özil, cuando quedaban apenas 10 minutos para el final. El siguiente fue Essien por Di María, y cuando ya se llegaba casi al final del tiempo reglamentario, tuvo el Barcelona su oportunidad de adelantarse, después de que Montoya enviase el cuero al larguero, tras un pase de tacón de Pedro.

Apretó más el Barcelona en los últimos minutos, pero ni el disparo de Xavi ni la arrancada de Pedro hicieron moverse el marcador, por lo que todo se quedó en empate a dos en un encuentro trepidante, con mucha igualdad y con ocasiones para ambos conjuntos, que finalmente se van al parón liguero con ocho puntos de por medio. Todo sigue igual.

Así lo vivimos en VAVEL.com

Foto: Miguel Ruiz (FCB).

Ficha técnica:
Barcelona: Valdés, Alves (Montoya, min. 27), Mascherano, Adriano, J. Alba, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, Messi y Cesc (Alexis, min. 61).
Madrid: Casillas, Arbeloa, Pepe, Ramos, Marcelo, Alonso, Khedira, Di María (Essien, min. 87), Özil (Kaká, min. 80), Cristiano y Benzema (Higuaín, min. 61).
MARCADOR: 0-1 Cristiano (min. 22), 1-1 Messi (min. 30), 2-1 Messi (min. 60), 2-2 Cristiano (min. 65).
ÁRBITRO: Delgado Ferreiro (comité vasco). Amonestó a los locales Pedro (min. 39), Busquets (min. 53), así como a los visitantes Xabi Alonso (min. 43), Özil (min. 56), Pepe (min. 77), Arbeloa (min. 89).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga BBVA. Camp Nou.