Leo ya tiene su segunda Bota de Oro

El argentino recibió su trofeo como máximo goleador de la temporada pasada en un acto que se celebró en Barcelona. Sus 50 goles son un nuevo récord para el premio y desbancan al rumano Georgescu, que logró 47.

Leo ya tiene su segunda Bota de Oro
Foto: Marca.com

Leo Messi no deja de sumar premios. El argentino ha recibido hoy la Bota de Oro, el trofeo que le acredita como el máximo goleador de las ligas europeas de la temporada 2011/2012. Sus 50 goles en liga destrozaron todos los récords habidos y por haber, incluso el del propio premio que ha recibido hoy, que ostentaba desde el año 1977 el rumano Dudu Georgescu con 47 tantos, una cifra que parecía inalcanzable en el fútbol moderno, el que se jugaba antes de que llegaran Messi y Cristiano Ronaldo.

El acto de entrega se celebró en la sala de actos de la Antiga Fàbrica Estrella Damm, repleta de público para presenciar la ceremonia, que duró unos 15 minutos y que contó con la presencia de una nutrida representación del Barça, tanto del primer equipo de fútbol -se vio a Puyol y Xavi-, como de las secciones profesionales del club, representadas por Juan Carlos Navarro, Juanín García y Paco Sedano. 

La periodista Olga Viza fue la maestra de cerimonias de la entrega del trofeo junto al director del diario Marca, Óscar Campillo, y de Luis Suárez, el único futbolista español que ha ganado Balón de Oro. El ex del Barça y del Inter de Milán elogió profusamente a Leo en su discurso. El gallego señaló que Messi tiene "todo lo necesario" para triunfar en el fútbol. "Posee velocidad, técnica, domina los espacios reducidos donde otros no pueden jugar y encima ha mejorado marcando goles" sentenció Suárez, que aseguró que el argentino "ha cambiado la historia".

Entonces llegó la hora de que la estrella del día subiera al escenario. Una gran ovación acompañó a Leo en su camino hacia el estrado para recibir el preciado premio, el segundo que suma a su palmarés. Lo primero que hizo el astro argentino fue señalar que la Bota de Oro es un premio "grupal" y que sin la ayuda de los compañeros "no habría conseguido marcar tantos goles" durante la temporada pasada, en la que alcanzó 50, otro récord más para su colección. "Le encuentro sitio rápido a los premios", bromeó Leo.

En un acto muy distendido, llegó la inevitable hora de las preguntas sobre su imminente paternidad. Al argentino se le vio encantado con el próximo nacimiento de su hijo y recibió con una sonrisa los regalos que le dio el director de Marca: el patuco de oro, el chupete de oro y una pequeña bota de oro para su retoño. La 'Pulga' confesó que su primera celebración irá para su hijo cuando nazca y bromeó cuando le preguntaron cómo sería que el nacimiento del pequeño Thiago coincidiera con el cumpleaños de Diego Armando Maradona, mañana. "¡Qué quilombo sería!", respondió.