Puntuaciones del Getafe CF 2011/2012

Atípica temporada getafense, con la llegada de un cuerpo técnico nuevo y media plantilla renovada, con numerosas oscilaciones de fútbol y sensaciones y el objetivo, la salvación, cumplido con creces. Muchas dudas y nervios al principio, un gran ecuador de campeonato y un final excesivamente relajado ha sido la trayectoria de un Getafe notable en resultado que volverá, por noveno curso consecutivo, a luchar con los grandes en la élite del fútbol español.

Puntuaciones del Getafe CF 2011/2012
Puntuaciones del Getafe 2011/2012

(0 = Muy mal; 1 = Mal; 2 = Regular; 3 = Bien; 4 = Muy bien; 5 = Excelente; S.C. = Sin calificar)

Muchos altibajos han protagonizado la temporada 2011/2012 del Getafe. El inicio destacó por la tardía aclimatación del nuevo entrenador, Luis García, y una plantilla con hasta 13 nombres nuevos (sin contar la incorporación de Alexis en febrero). En el partido de la jornada 11, al que llegó como colista, cambió el rumbo de un Geta que en los siguientes 19 encuentros firmó números de Champions, permitiendo salvarse a falta de 7 jornadas para el final de Liga. De ahí que, en esa recta final, el equipo tuviera la gran oportunidad de pelear por puestos europeos, pero finalmente se relajó tanto que acabó firmando un epílogo triste, con una falta de actitud y una lamentable imagen que dejan mal sabor de boca en una temporada que, por objetivos, puede considerarse como notable. Destacable labor de Luis García, que a falta de gran fútbol logró inyectar oficio a una plantilla falta de él; de Moyá, el salvador; de Valera, incansable luchador; de Cata Díaz, amo y señor de la defensa; de Míchel, eje del centro del campo; de Barrada, la sensación marroquí de la temporada y esperanza del futuro; y de Miku, que a falta de deslumbrar ha sido el pichichi del equipo con 12 goles.

LUIS GARCÍA

4 | Desembarcó en Getafe con un proyecto nuevo y tuvo que arrancar la temporada con una plantilla sin terminar de confeccionar. Cuando por fin se cerró, el equipo contaba con 13 caras nuevas, una renovación revolucionaria que perjudicó seriamente la arrancada en Liga. Tanta novedad influyó en el mal inicio de campeonato, en el que se coqueteó demasiado con el descenso, llegando incluso a ocupar plaza de colista en la clasificación. Finalmente, poco a poco, el proyecto del entrenador madrileño fue cuajando y cogiendo forma al tiempo que el equipo enderezaba su dirección subiendo en puntos y confianza, hasta que se consiguió la ansiada permanencia restando 7 jornadas. Lo cual, analizándolo fríamente, lleva al notable al entrenador madrileño.

Se le fichó para salvar al equipo sin el sufrimiento de otros años, y lo ha conseguido. Ahora, con el bloque ya formado y el proyecto en marcha, debe despegar sobre todo en cuanto a sensaciones: el Getafe no ha firmado buen fútbol en casi ningún tramo de campeonato, aburriendo más que divirtiendo. Si bien es cierto que, con dicho déficit, Luis García ha sido capaz de darle al equipo ese plus de oficio y seriedad que tanto se echaba en falta. La pésima despedida en el último tramo de competición, en el que no consiguió imprimir a los jugadores las ganas y el hambre necesarias para ‘asaltar’ Europa, le privan del excelente en su primera temporada al frente del banquillo azulón.

MOYÁ

5 | La gran sorpresa de la temporada lleva guantes y nombre de tenista. Miguel Ángel Moyá llegó cedido del Valencia, club con el que ahora se quiere negociar para ejecutar la opción de compra, merced a la grandísima temporada del meta mallorquín en Getafe. Con el ‘síndrome de la portería’ reinante en el Coliseum, el guardameta azulón ha conseguido, después de bastante tiempo, volver a imprimir seguridad a la portería getafense. Siempre presente, no ha habido partido en el que no haya destacado, convirtiéndose en el salvador del equipo en más de una ocasión. En las grandes victorias, en las peores derrotas, en los encuentros más aburridos, no ha dejado de parar y salvar. Sobresaliente.

CODINA

1 | A la sombra de Moyá durante toda la temporada, solo ha disputado 4 encuentros. De ellos, tres fueron frente al Málaga (dos en la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey), en los que con su nivel demostró el motivo por el cual no ha tenido más protagonismo.

VALERA

4 | El lateral, llegado este año al Coliseum, se ha hecho dueño de la banda derecha con su garra y recorrido. Pronto disipó las dudas con las que venía del Atlético de Madrid para convertirse en referente en defensa y ataque. Lucha y velocidad, ha dejado grandes galopadas por su carril, tornándose en protagonista en el área rival. Incansable, se ha convertido en el pulmón derecho del Getafe. Su excelencia llegando al ataque ha contrastado con algunas lagunas en defensa.

MIGUEL TORRES

2 | Comodín en la maltrecha zaga azulona por culpa de las lesiones, el madrileño ha sido usado en todas las posiciones defensivas, rindiendo de forma muy distinta según el puesto. Cumplidor de central, aunque sin destacar excesivamente, cuando jugó de lateral se le notó más perdido, en especial por banda izquierda. En definitiva, ha bajado su nivel con respeto al curso pasado.

ARROYO

4 | Una de las grandes noticias del año para el Getafe ha sido el debut en Primera de este lateral derecho, fijo en el filial azulón. Apenas ha jugado cuatro partidos, en los que le ha dado tiempo para convencer a Luis García: hará la pretemporada con el primer equipo. Debutó por todo lo alto saliendo en el descuento en un escenario como el Camp Nou, y en los tres encuentros que disputó después demostró que ha de ser tenido en cuenta de cara al futuro, brillando especialmente en la goleada frente al Sevilla. Muy válido.

CATA DÍAZ

5 | Una temporada más, el auténtico baluarte de la defensa getafense. A pesar de ser, por momentos, una zaga no muy sólida, el de Catamarca siempre ha destacado con un nivel espectacular al corte, la contundencia que le caracteriza y su gran toque para sacar el balón. Además de su excelente rendimiento, ha destacado por su incombustible continuidad: llegó a marzo siendo el único jugador de la Liga en haber disputado todos los minutos hasta el momento. Tan regular como imprescindible en el centro de la defensa del Geta, de no ser por él y Moyá, el equipo habría pasado bastantes más apuros. Capaz, incluso, de levantar al Coliseum con un caño o un regate imprescindible. El jefe azulón en el campo, Mariscal de Campo y Capitán General de Defensa. Imperial.

LOPO

2 | Hasta que se lesionara en febrero rompiéndose el húmero, era el habitual acompañante de Cata en el centro de la zaga. Al lado del argentino siempre es más fácil, pero lo cierto es que el nivel del central catalán no ha sido tan destacado como ha venido demostrando años atrás. La temporada, con la lesión, ha supuesto un pequeño bajón en su nivel. Menos contundente de los que se le presuponía, descolocado. Tampoco ha ayudado con su gran juego aéreo en ataque, algo típico de su juego. Necesita mejorar.

RAFA

3 | Siempre lastrado por las lesiones, el defensa vallisoletano no ha tenido la continuidad suficiente para demostrar su gran nivel. A excepción de un fallo garrafal en El Sardinero, en los pocos minutos que ha disputado siempre ha rendido. Cumplidor vitalicio, sin excesos, con gran velocidad y constantemente colocado y atento al peligro. Sería difícilmente discutible si las lesiones le respetaran y pudiera tener regularidad.

ALEXIS

3 | Llegó desde Sevilla cedido a mitad de competición, en febrero, para suplir la baja prolongada de Lopo. Desde entonces, ha sido fijo en el centro de la defensa junto a Cata Díaz. Se le acogió con cierta sensación de dudas sobre su estado físico, pero demostró estar en forma y rindió a gran nivel. No seguirá la próxima temporada.

ÁLEX PÉREZ

3 | Otro de los canteranos debutantes en Primera División esta temporada. Tuvo su oportunidad en los dos últimos partidos de Liga, en los que aprovechó las numerosas bajas para irrumpir en el primer equipo. Debutó en otro campo emblemático, San Mamés, donde él cumplió y el equipo no recibió ningún gol. Al margen de suponer una gran noticia para un club tan poco dado a subir jugadores del equipo filial, sus pocos minutos hace que sea complicado vislumbrar su nivel.

MANÉ

1 | El lateral izquierdo ha sido, posiblemente, el peor puesto del Getafe en cuanto a rendimiento en esta temporada. Personalmente, la campaña de Mané ha sido la peor desde que llegó al club azulón. Mucho menos suelto en ataque, en defensa ha demostrado estar en baja forma con un nivel francamente mejorable. También lastrado por las lesiones, debe aplicarse para recuperar su mejor nivel de cara a la próxima temporada. En esta ha hecho aguas.

MASILELA

2 | El otro lateral izquierdo tampoco ha destacado mucho. El sudafricano tardó en adaptarse, pero mejoró el nivel de Mané cuando se asentó en el equipo, presente en ataque y rápido en defensa. En su mejor momento se lesionó, frente al Real Madrid, y desapareció del equipo, al que no volvería más que en tres partidos, en los que mostró un rendimiento muy inferior al anterior. Cedido, tampoco continuará.

CASQUERO

2 | El capitán ha cerrado una campaña gris en la que ha llegado a la meritoria cifra de 300 partidos en Primera División. Al margen de eso, sus 36 años se notan: ya no está tan fresco como antes y su nivel ha bajado. Su utilidad en el equipo se reduce a ofrecer intensidad, a veces confundida con agresividad, en una posición en la que ya no crea tanto juego ni tanto peligro como años atrás. Luis García le ha utilizado habitualmente de revulsivo para imprimir carácter al equipo.

LACEN

3 | Empezó la temporada siendo el más destacado en el mediocentro azulón, y poco a poco se fue diluyendo. Su labor se basa, más que en construir, en destruir, y no lo ha hecho mal. También intenso, no tan agresivo como Casquero, ha aportado más que el capitán en la contención y el robo, y ha ayudado, más al principio que al final, a la fluidez del juego. Ha sido el mediocentro más constante del equipo, con 33 encuentros de Liga disputados.

MÍCHEL

4 | Al contrario que Lacen, ha ido de menos a más. Empezó el campeonato casi sin presencia en el equipo, y con el paso de los partidos ha ido creciendo su peso hasta hacerse indispensable para el equilibrio y el juego getafense. Muy presente y protagonista en el gran ecuador de Liga en el que el Geta dio un importante salto adelante en resultados y clasificación. Ha sabido llevar al equipo y se ha fajado en la media, destruyendo, construyendo y vaciándose. Quita y da, roba y ofrece soluciones.

JUAN RODRÍGUEZ

1 | Poco o nada ha ofrecido otro de los fichajes de la temporada. Nulo en la creación, con el balón en los pies se nubla. Su trabajo oscuro es sin él, pero tampoco ha destacado mucho en ello. También utilizado por Luis García de central, en ninguna de las posiciones ocupadas ha rendido.

RUBÉN PÉREZ

0 | Cuando llegó se tenía la idea de que sería el organizador que le faltaba al equipo y, 38 jornadas después, nada más lejos de la realidad. Solo ha disfrutado de minutos en el inicio de Liga, en el que fue el mediocentro titular hasta que desapareció en la jornada 10. Solo volvería a jugar en la 32, en el Camp Nou, donde Luis García reservó a parte de sus habituales. En esas pocas oportunidades no demostró gran cosa; buen trato del balón, pero todavía ‘verde’ y escaso de implicación.

 PEDRO RÍOS

2 | Tras una brillante temporada pasada, en esta el extremo jerezano ha bajado su nivel. Mucho menos acertado y peligros que hace un año, ha alternado grandes actuaciones, como el espectáculo que ofreció en la goleada ante el Sevilla, con partidos verdaderamente mediocres. Termina contrato y su continuidad peligra seriamente.

PEDRO LEÓN

2 | A pesar de jugar menos de la mitad de minutos que su tocayo y compañero de banda derecha, sus rendimientos han sido muy parejos: por debajo de lo esperado. En este caso, el muleño ha tenido su gran enemigo en una rodilla que le ha apartado de los terrenos la mayor parte del curso. Llegó en baja forma de su ‘pesadilla’ por el Madrid y, cuando por fin iba recuperando ritmo, llegaron las lesiones. Cuando ha podido disfrutar de minutos ha sido lastrado físicamente y, aun así, ha sido importante para el equipo en algún partido, como en el empate en Zaragoza, la victoria en El Sardinero o en Málaga, donde dejó un golazo para las hemerotecas. La mejor noticia para el Getafe sería que ejecutaran la opción de compra sobre su cesión y le respetaran las lesiones.

BARRADA

5 | Sensación y sorpresa de la temporada a partes iguales. El marroquí se ganó un puesto en el primer equipo durante la pretemporada y desde entonces no ha parado de crecer. Desparpajo, clase, velocidad y talento. No solo ha cumplido con creces lo que se puede esperar de un debutante en Primera, sino que ha sido capaz de echarse el equipo a la espalda en más de una ocasión. Aunque se fue apagando con el paso de las jornadas, su gran temporada le permite oír cantos de sirena de los grandes clubes europeos. Futuro prometedor: si sigue así, poco tiempo le va a durar al Getafe.

DIEGO CASTRO

3 | El centrocampista gallego fue uno de los fichajes más ilusionantes del verano pasado, en el que llegaba con la vitola de ‘jugón’ y estandarte del Sporting. No obstante, sus inicios en el Getafe no fueron fáciles: tardó demasiado tiempo en aparecer, con un primer tramo de campeonato muy malo. Pero poco a poco se fue soltando y aportando su gran clase y visión de juego. Aun así, da la sensación de que le sigue faltando chispa. Puede dar más de sí la temporada que viene.

SARABIA

0 | Su temporada se puede definir en una sola palabra: lamentable. El club pagó la nada desdeñable cifra de 3 millones de euros por el traspaso de la promesa de la cantera blanda. Finalmente, resulto ser eso: una promesa sin experiencia en la élite y con falta de madurez y tablas para competir en Primera. A la triste temporada le puso la guinda en el último partido con una estúpida autoexpulsión. Por cosas como esas debe cambiar para poder triunfar. Para brillar, la joya antes ha de pulirse.  

GAVILÁN

3 | Entre tantas lesiones y recaídas, el valenciano siempre lo tiene complicado y, también siempre, cumple cuando puede disfrutar de minutos. Su irregularidad y sus problemas físicos le han permitido jugar pocos partidos, pero su zurda sigue siendo la mejor del equipo, y sus veloces internadas por banda y centros al área nunca dejan de estar presentes. Si el físico le respeta volverá a su mejor nivel.

HUGO Y SAMUEL SÁIZ

S.C. | Los dos canteranos son los dos jugadores que menos han participado, con 13 y 14 minutos disputados en la temporada respectivamente. Por tanto, imposible calificar su rendimiento. Sin embargo, merecen un lugar privilegiado aquí, por el mérito de cumplir el sueño de debutar en Primera División.

ARIZMENDI

S.C. | Caso similar al anterior, ya que solo ha jugado 54 minutos en el curso. Pero la sensación es totalmente opuesta: mientras Hugo y Samuel suponen la esperanza del futuro, Arizmendi  proyecta los errores y las vergüenzas del pasado.

COLUNGA

0 | 111 minutos disputados en lo que duró en el equipo, hasta que fue cedido al Sporting en el mercado de invierno. Ni Luis García confió en él ni él hizo nada por merecerse dicha confianza. Su distante relación dificulta su vuelta para la próxima temporada.

MIKU

3 | El pichichi del equipo, con 12 goles. En el extremo opuesto que Colunga, ha contado con toda la confianza del entrenador, que le ha hecho participar en las 38 jornadas, siendo el tercero del equipo con más minutos jugados, tras Cata y Moyá. Discutido por la afición en parte del campeonato, pronto tornó los pitos por aplausos cuando cambió su actitud y empezó a meter goles. Al margen de su faceta goleadora, no ha mostrado un nivel brillante y ha dejado claro que no es un delantero centro nato, dada su incapacidad para desmarcarse y definir de forma óptima. Sin embargo, cuando notó la desaprobación del público pasó a vaciarse en el campo para suplir sus carencias. Con un ‘nueve’ por delante de él rendiría mucho más.

GÜIZA

1 | De su anterior época azulona solo queda su imagen de ídolo. Las condiciones físicas parece que le han abandonado, aunque no ha dejado de intentarlo durante todos los minutos que ha disputado. Con menos chispa y velocidad, ha tenido ocasiones claras para acabar con muchos más goles que los 3 que ha firmado. Quiere una segunda oportunidad, y la temporada que viene podrá aprovecharla si hace una buena ‘puesta a punto’ y recupera el olfato goleador.