El falso nueve llegó al “Geta”… pero con mal resultado

Luis García sorprendió usando un estilo novedoso en el Calderón.

El falso nueve llegó al “Geta”… pero con mal resultado
Lafita pelea un balón con Miranda (Foto: As)

Los de Luis García planteaban estos octavos de final contra el Atlético de Madrid, como el partido que marcaría la continuidad de una gran racha (cuatro partidos sin perder) o el declive de la misma.

El técnico azulón sorprendió con una convocatoria en la que se reflejaba la presencia de un único delantero, el catalán Álvaro Vázquez. Pero aún sorprendió más  a sus aficionados con un once novedoso en su punta de ataque, el falso nueve llegó a filas azulonas.

Lafita se encargó de llevar a cabo esta posición, con un resultado bastante pobre, todo es decir, acompañado del resto de sus compañeros.

Lafita fue el hombre que más estuvo situado como delantero.

El “Geta” quiso apuntarse a esta moda del “falso nueve” que se inició en liga con el antiguo Barça de Pep. El cuadro azulón llegó al Calderón a disputar la bola y aprovecharse de la gran calidad que tienen sus media puntas, y fluir con rápidas contras gracias a la velocidad de Barrada o Lafita.

La disputa de los puestos a lo largo del partido tuvo bastante variedad. Desde el inicio, se vio a Pedro León en su posición natural como extremo diestro, pero la continuidad en el resto de posiciones de ataque no fue tan estandarizada, variaba según la jugada, lo que provocó importantes fisuras en el juego, y huecos que aprovecharon los rojiblancos.

 Lafita fue el hombre que más estuvo situado como delantero. Aprovechando el buen estado de forma que gozaba durante los últimos partidos, Luis García quiso seguir explotándolo y romper el encuentro.  Pero ni el Atleti quiso que fuese así, ni los azulones contribuyeron en ello. El bajo estado de forma de Barrada, y la falta de presencia de jugadores importantes como Pedro León, propiciaron en un desajuste estructural que poco ayudaba a la nueva fórmula experimental.

No tardó en darse cuenta el técnico getafense de la falta de una referencia en ataque, por lo que decidió dar entrada en la segunda parte, al único delantero convocado (Álvaro) y prescindir en el campo del joven marroquí.

No todos los equipos triunfan con las fórmulas de los “grandes”, el Getafe quiso dar la sorpresa emulando un esquema usado por la “Roja” y pocos afortunados más, y no obtuvo el resultado deseado, aun así, quien no arriesga, no gana.