Historia de unas señas de identidad

El RCD Espanyol nació a través de la iniciativa de un conjunto de jóvenes universitarios de Barcelona. El primer color que vistió el equipo en los partidos fue el amarillo que finalmente se cambiaría por el blanquiazul. El siguiente reportaje te permite descubrir los detalles de algunos de los elementos que definen a este club, sexto más antiguo de la historia del fútbol español.

Historia de unas señas de identidad
Ángel Rodríguez, fundador del RCD Espanyol (Fuente: http://hallofameperico.wordpress.com)

El equipo conocido actualmente como RCD Espanyol nació el 28 de octubre de 1900 y en sus orígenes fue denominado  Sociedad Española de Football. La fundación del club se produjo en las aulas de la Universidad de Barcelona y Ángel Rodríguez fue su creador, junto con otros jóvenes universitarios, y primer presidente. El propio Ángel Rodríguez decidió crear el club tras ver un partido entre marineros ingleses y catalanes. En sus inicios, el equipo se afilió a la Sociedad Gimnástica Española, que tenía como presidente al padre de Ángel Rodríguez, Rafael Rodríguez Méndez. El nacimiento del equipo tuvo como seña de identidad el hecho de que todos sus componentes eran personas nacidas en el estado español. Esta decisión provocaba una evidente diferenciación con el resto de equipos existentes ya que éstos estaban formados principalmente por jugadores ingleses.

El 25 de abril del año 1912, el Rey Alfonso XIII concede el título de Real al equipo. Dicho título permite al club utilizar la corona en su escudo. Tras este hecho, el conjunto creado por universitarios de Barcelona fue renombrado como Real Club Deportivo Español. En 1995, se aprueba mediante el consejo de administración el cambio de nombre del equipo por el de R.C.D.Espanyol de Barcelona con el objetivo de catalanizar el nombre.

El color original del Espanyol fue el amarillo porque uno de los socios regaló al club tela amarilla para que elaborara las camisetas para los partidos. Posteriormente, el equipo vistió con camiseta blanca y pantalones azules y no sería hasta el año 1909 que el club adoptaría los colores blanco y azul como distintivos.

Los aficionados del Espanyol son apodados periquitos o “pericos”. Este hecho tiene su origen en los años veinte cuando los seguidores del club eran denominados “los cuatro gatos negros” en clave de humor por los pocos socios que tenía el conjunto durante aquellos años. Más tarde, en España se dio a conocer la creación televisiva de Félix el Gato, en catalán conocido como el “Gat Periquito” y se pasó a llamar a los aficionados del club “los cuatro gatos periquitos”. Tras el paso de los años, el Espanyol adoptó al periquito como mascota y en los noventa se realizó una campaña publicitaria en la que se veían periquitos reales jugando con un balón de fútbol.

El Espanyol actualmente tiene aproximadamente unas 200 peñas reconocidas por el club. Se pueden encontrar estas agrupaciones alrededor de todo el mundo, como por ejemplo en Uruguay, Japón, Francia o Australia. Es costumbre realizar cada año un encuentro de peñas en alguna localidad de Cataluña. Una muestra de la larga trayectoria que tiene el club es el hecho de que se trata del sexto equipo más antiguo de España.

El Espanyol ha tenido un total de tres himnos en toda su historia. El primero fue compuesto en 1975 por Ricardo Pastor y José Guardiola y se conocía con el nombre “Somos españolistas”. El himno consistía en un poema dedicado a los colores del Espanyol. El segundo himno se compuso en 1983 por Carlos Laporta e Isidro Sola. El actual himno blanquiazul nació a través del “Orfeó Català” y la “Orquestra Simfònica del Vallés”. La música estaba compuesta por Antoni Mas y la letra por el historiador Juan Segura Palomares.