Benítez: "Favorecen siempre a los más grandes"

Benítez: "Favorecen siempre a los más grandes"

El programa 'Más ESports' de COMRadio ha emitido unas declaraciones en las que el futbolista mallorquín del Granada CF, Dani Benítez, se muestra descontento por el indulto de la RFEF a los técnicos José Mourinho y Tito Vilanova, no sin excusar que su acción merece ser sancionada y no esperaba recibir el mismo trato que los entrenadores ya citados. Europa Press y el diario Marca también han recogido estas declaraciones.

Dani Benítez ha comentado que no está de acuerdo con el indulto de la RFEF a los entrenadores de Real Madrid y Barça, José Mourinho y Tito Vilanova. El descontento del extremo mallorquín ha sido recogido por la agencia Europa Press, que a su vez  se hizo eco de lo que publicó el programa 'Mas Esports' de COMRadio. El diario nacional Marca también ha sido uno de los principales medios de comunicación que han expuesto la noticia sobre el balear. Benítez dice que "está molesto porque, aún reconociendo que su acción y gesto ante el colegiado aragonés Clos Gómez fue muy grave, lo de Mourinho también fue grave" comenta en cuanto a su acción de meterle el dedo en el ojo al técnico culé durante el segundo partido de la Supercopa de España del pasado año.

El futbolista del Granada, cedido por Udinese Calcio, insiste en que "siempre se tiende a favorecer a los equipos más grandes.y en contraposición a los clubes pequeños". Recalca que está "muy arrepentido" y que "merezco cumplir la sanción impuesta por el Comité de tres meses de suspensión. Nunca esperé que me indultasen". El jugador granadinista no regresará a los terrenos de juego hasta mediados de noviembre, iniciando la pretemporada junto al resto de sus compañeros y disputando los partidos de preparación con el club de Recogidas 35. De momento están fijados los encuentros ante el Córdoba el día veinticinco de julio; Jaén el veintiocho del mismo mes y Motril Club de Fútbol, el veintidós de agosto. Será el único sancionado que no recibirá amnistía alguna, ya que, según el presidente Villar, "las medidas de gracia excluyen las agresiones a los árbitros".