El Granada reacciona tarde en su 'duelo' ante el Dépor (1-1)

El Granada reacciona tarde en su 'duelo' ante el Dépor (1-1)

El Granada Club de Fútbol y el Deportivo de La Coruña empataron en el Estadio Nuevo Los Cármenes, en la cuarta jornada de liga. Los gallegos marcaron primero tras un error en defensa del conjunto local que aprovechó el luso Oliveira. Tras el descanso el Granada mejoró y logró crear más peligro, marcando inclusive el gol del empate por parte de Antonio Floro Flores. El técnico 'Anquela' acertó con los tres cambios de su equipo. (Foto: David Hidalgo).

Granada
1 1
Deportivo

El Granada comenzó más metido en el partido, acumulando más futbolistas en ataque y con la retórica puesta en el marroquí Youssef El-Arabi, que trabajó con peso aunque con poca movilidad dado el buen hacer de la zaga deportivista. El primer córner del partido lo propiciaría el internacional rumano Gabriel Torje, una de las principales novedades en la alineación del jienense Juan Antonio ‘Anquela’. Así como el zaguero Mainz, que volvía a salir desde el inicio con el Granada en partido oficial en detrimento del sancionado Borja Gómez. Los rojiblancos participaron más por ambas bandas, especialmente por la derecha en la que se pudo revalidar el gran estado de forma del franco-camerunés Allan Romeo Nyom, que encontró en Torje a un socio de garantías y posiblemente de futuro.

El veintidós rojiblanco se escoró más por el medio, habilitando el carril para el lateral dos que se encontró más cómodo y participativo en ataque. A favor, por su parte, del delantero napolitano Antonio Floro Flores. Guilherme Siqueira también se implicó más en las labores ofensivas de su equipo, consecuente al buen trabajo de su equipo en el centro del campo y el buen trabajo táctico del delantero Floro Flores. El Deportivo apenas llegó con contingencia a la portería del cancerbero Toño, relegado a un trabajo más férreo en defensa y con la benemérita clara en todas las parcelas del juego: evitar que el cuadro local llegase pese a la presión. Orellana también fue clave en el buen trabajo de su equipo hasta el ecuador del primer tiempo.

El internacional marroquí El-Arabi también lo intentó desde varias demarcaciones, iniciando las jugadas desde la banda izquierda y alternándose con el chileno Fabián Orellana. El primer lanzamiento del conjunto visitante sería del ex del Atlético del Madrid, Pizzi, que lo intentó desde lejos sin mayor peligro cerca de la primera media hora del partido. El segundo córner del partido llegaría en el minuto treinta y cinco, con Orellana de nuevo botándola desde la izquierda aunque sin mayor peligro para el cancerbero Aranzubia. Los de ‘Anquela’ continuaron dominando en cuanto a posesión y llegada, adelantando todas las líneas del juego para provocar una presión que no terminó siendo significativa por el momento. Atrás, Diego Mainz e Íñigo López regularon con pundonor el buen papel en defensa del equipo rojiblanco, evitando que los deportivistas llegasen con facilidad y quedaran mermados de cara a lograr el primer tanto del encuentro.

El Deportivo marca primero

En cuanto al cuadro gallego, el técnico Oltra tuvo que dar salida al delantero Oliveira a consecuencia de la lesión del delantero Riki. Sería precisamente el veinticinco deportivista el que lograría sumar el primer tanto tras aprovechar una mala cesión de Diego Mainz que dejaba a Toño expuesto ante el delantero rival. El Dépor había disparado una sola vez a puerta, el momento clave para sumar de nuevo en liga. El equipo local se levantó de inmediato para llegar de nuevo a la portería ‘galega’ y acechar cerca de Aranzubia. Los rojiblancos lo siguieron intentando más por el carril diestro, dejando patente el buen estado de forma físico y anímico del rumano Torje, que fue uno de los jugadores que llevó más peligro a lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos. El internacional lo intentaría de nuevo en el añadido, sin peligro para el guardameta rival. El Granada caía en los primeros cuarenta y cinco minutos ante un Deportivo oportuno e inferior que supo aprovechar su momento.

El Granada mejora tras el descanso

Tras el descanso, el técnico granadinista dio salida al galo Yacine Brahimi en detrimento del marroquí El-Arabi, buscando más combinación y elaboración por el centro del campo. La primera llegada llegaría por parte del chileno Orellana, que estuvo a punto de sorprender. También estuvo cerca de amarrar el balón el italiano Floro Flores de cabeza, aunque sin éxito. El Deportivo respondió de inmediato con el 'excolchonero' Pizzi, que lanzó al travesaño creando dudas sobre si el balón había botado dentro de la portería.

Eran los primeros cuatro minutos de la segunda parte cuando el equipo rival se posicionó con más elocuencia en el campo, mostrando una organización excelsa y notoria que dificultó alguna ocasión relevante por parte del Granada. Lo intentaría de nuevo el delantero portugués Oliveira al espacio, obligando a que el portero alicantino del Granada, Toño, tuviese que salir para enviar fuera el esférico. El equipo local estaba más adelantado, buscando tener más ocasiones y peligro ante la portería contraria. Sin embargo, el Dépor seguía muy confinado atrás, rocoso y con un estilo compacto muy bien definido. Matiz, éste último, que obligó a los dos centrocampistas rojiblancos, Iriney y Mikel Rico, a subir más en cuanto a presión y conectar más con los compañeros de arriba.

En la derecha también se halló el galo Brahimi, que cambió continuamente su posición en el terreno de juego, interviniendo en una jugada que estuvo muy cerca de convertir en buena el delantero Floro Flores, sin éxito final. Los locales comenzaron a entrar en un periodo de ansiedad que terminó siendo favorable para el equipo de José Luis Oltra. También apareció sobre la pista el exrojiblanco Álex Bergantiños. En el Granada volvería a aparecer el rumano Torje, que lo intentó desde lejos en el minuto sesenta y cuatro del partido. Precuela a la que sería una de las mejores jugadas del Granada en el encuentro, con una contra que dejó a Torje asistiendo desde la izquierda en busca del remate final de Antonio Floro Flores, aunque sin un fín más favorable.

Brahimi acabó siendo una de las mejores opciones de las que dispuso el técnico ‘Anquela’, ocupando ambos costados como interior y allanando el juego por el medio con tesón y elocuencia. Menos lúcido de lo posible debido a la falta de brío del ‘mago’ Orellana. Juan Antonio ‘Anquela’ movió en el banquillo pasados los setenta minutos con la salida del manchego Jaime Romero en lugar de Mikel Rico, dejando al galo Brahimi más atrasado junto al brasileño Iriney. En el Dépor también entraría Ayoze en lugar de Bruno Gama. Oliveira lo intentaría de nuevo, topándose con un Toño ágil para despejar el balón, así como al centrocampista Iriney, que terminó despejando el esférico con pundonor.

Gol de Floro Flores, empata el Granada

Sería de nuevo el ex del Rennes el que propiciase una nueva ocasión para el equipo local, agilizando el juego con finura y conectando con un participativo Torje que acabó  topándose contra la muralla del Deportivo. Jugada que terminaría el albaceteño Jaime Romero con un disparo manso que salió fuera sin mayor complicación para Aranzubia. El jienense ‘Anquela’ agotó su último cambio con la salida del delantero Darwin Machís en lugar del chileno Orellana, en el minuto setenta y uno de partido. El Granada reaccionó con la salida del Sub’20 venezolano, logrando una jugada contingente que dejaba a Jaime asistiendo para la principal referencia del equipo nazarí. El italiano Antonio Floro Flores lograba el gol del empate, su primer gol en liga en una posición óptima para la resolución.

Los locales cambiaron drásticamente la imagen ofrecida hasta el momento, subiendo más pero materializando las jugadas que iniciaban desde el medio. Pieza en la que pudo sonar también el instrumental de un ausentado Guilherme Siqueira, que tuvo en el extremo Jaime Romero al mejor socio para la posteridad. El de ‘Floripa’ se reencarnó en su misma persona de hace algunos meses para responder con fervor a la combinación que ofrecían por el medio Brahimi e Iriney. Jaime volvería a repetir protagonismo con una jugada botada desde el córner en el minuto ochenta y ocho que disparaba con fuerza por encima de la portería rival.

El Granada trabajó en los últimos compases del encuentro con más peligro, respaldándose en dos bandas sumamente versátiles y con la indiosincracia exuberante y pletórica en la combinación de ataque, zona muy reforzada con la salida del venezolano Machís. El Granada tuvo más peso en el partido, así como ocasiones para decantar un resultado que podría haber llevado consigo los primeros tres puntos, aunque faltó contundencia para finalizar las ocasiones de las que se dispuso. El Deportivo tan solo creó peligro en acciones muy puntuales del encuentro, valiéndose de un error defensivo del Granada para lograr un valioso punto que les sitúa en una zona cómoda de la tabla. Brahimi añadió definición al juego de su equipo desde que saltó al terreno de juego, una versión más elocuente para un equipo que sigue en construcción. Ahora toca pensar en el próximo duelo ante el Fútbol Club Barcelona, en el Camp Nou.

Ficha técnica:
Granada: Toño; Mainz, Íñigo, Nyom y Siqueira; Mikel (Jaime Romero, min.71), Iriney, Orellana (Darwin Machís, min. 78), Torje, El-Arabi (Brahimi, min. 45); Floro Flores.
Deportivo : Aranzubia; Manuel Pablo, Marchena, Aythami, Evaldo; Abel Aguilar, Juan Domínguez; Bruno Gama (Ayoze, min. , Camuñas, Pizzi; Riki (Oliveira, min. 40).
MARCADOR: -1, Oliveira (min. 41); 1-1, Floro Flores (min. 82).
ÁRBITRO: Jesús Gil Manzano (Colegio Extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a Evaldo, Manuel Pablo y Aranzubia para el Deportivo de La Coruña. Siqueira, Toño, y Jaime Romero para el Granada.
INCIDENCIAS: Partido disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 12.000 personas aproximadamente. Correspondiente a la cuarta jornada de liga.