JIM, tenemos dos problemas

El Levante comienza la temporada con varios problemas en la plantilla y en el juego mostrado. Todavía gozan de tiempo para solucionarlos, pero a día de hoy hay varios frentes abiertos.

JIM, tenemos dos problemas
Ángel Rodríguez lamentándose. Foto: Jorge Ramírez.

Al técnico de Rabasa se le acumulan los problemas y tras ya varias batallas oficiales libradas, sus hombres empiezan a caer poco a poco. La institución de Orriols necesita mínimo contratar a dos futbolistas más y mientras tanto van perdiendo los que ya tenían en sus filas. En la conquista por Italia perdieron a Juanfran, en el asedio al Madrigal Pedro Ríos salió lastimado, en la épica disputa frente al Motherwell Nikos salió malherido y en la última contienda de los de Juan Ignacio Martínez David Navarro fue desterrado del terreno de juego y se perderá también, a priori, la próxima jornada. Este cúmulo  de problemas complican, por momentos, el presente y el futuro cercano de los “granotas”.

 “JIM, tenemos dos problemas”

El primer obstáculo reside en la delantera del conjunto azulgrana. Ángel no es un “tanque” y sus cualidades se alejan de este tipo de delanteros que se encargan de bajar y aguantar los balones.

Ángel no es un “tanque” 

Gekas con un poco más de habilidad en esta faceta y mayor corpulencia puede acercarse a cumplir, en parte, esta función; pero tampoco es un especialista en esto. El Levante necesita un delantero que se adapte plenamente a las necesidades del equipo y por ahora no lo ha encontrado. 

Otra de las trabas está en la línea defensiva. La muralla de contención del Levante se desmorona y cada vez es menos sólida. El flanco izquierdo de esta ha quedado mermado por las bajas y las reparaciones que intentaron hacer no funcionaron; ya que Ebert desbordó continuamente por este costado. 

La muralla de contención del Levante se desmorona

Además la expulsión de David Navarro deja desamparada, de momento, a la zona central de la defensa, que por ahora solo cuenta con dos hombres del primer equipo.

También cabe destacar que la pareja Iborra-Diop  no está dando, de momento, el rendimiento esperado y por ahora están demostrando menos pegada que la dupla Iborra-Xavi Torres. Aunque los inicios del segundo dúo tampoco fueron fáciles y el valenciano y el senegalés todavía tienen tiempo de demostrar lo que valen.

El entrenador azulgrana y sus pupilos tienen tiempo de corregir los errores, pero actualmente estos son los principales problemas que afectan al centenario conjunto de Orriols.