Perdidos en un mar de buen fútbol

Perdidos en un mar de buen fútbol

El Málaga, más vistoso y decidido, venció en un encuentro donde el Levante no logró encontrar ni un ápice de su juego habitual. Saviola, Joaquín y Portillo anotaron los goles del Málaga, que practicó un buen fútbol. Míchel, con un gol al comienzo del segundo tiempo, alimentó las esperanzas de una remontada que no llegó.

Málaga
3 1
Levante

Como en una famosa obra de teatro del escritor escocés James Matthew Barrie, el Levante se pasó una tarde entera en busca de su sombra, o bien en este caso, de su juego. Al principio, careció de ella; luego la vio y la persiguió, fue en su búsqueda – por momentos, incluso parecía que la tenía –. Sin embargo, el Málaga le llenó el camino de obstáculos en forma de goles que hicieron que el Levante acabase perdido en un mar de buen fútbol malacitano. Una historia muy similar a la de hace una temporada en el mismo estadio. 

El encuentro, en general, volvió a recordar a algunas tardes ya vividas esta temporada. Y eso que esta todavía va "en pañales", como aquel que dice. El Levante y Málaga se conjuraron para ser cada uno la antítesis del otro. El toque y la conducción de balón se enfrentaban a la anarquía de fútbol, en todos los sentidos. Como en una mezcla de estilos artísticos, la vanguardia se medía al arte clásico del fútbol más complicado. El Málaga era esa belleza e innovación en el juego; el Levante todo lo contrario.
 
Joaquín, Isco, y Saviola conformaron, durante los primeros 45 minutos, el liderazgo de un equipo que buscaba crear buen fútbol frente al desdén con el que el Levante lo miraba a este. El gaditano se mostraba incisivo, con hambre de gol; Isco intentaba ponérselo todo más fácil; y Saviola aguardaba para finalizar la obra. Ni los atrevimientos esporádicos y estériles de Juanfran y de Chris Lell inquietaban al Málaga, que obtuvo su premio en el minuto 27. 
 
Ante la pasividad granota, Isco preparó, elaboró y entregó un balón en profundidad a Javier Saviola para hacer el primero de la tarde. El argentino, tras el magnífico pase al hueco de Isco, encaró a Munúa, que no pudo hacer nada para evitar el gol. 
 
El Levante intentó una tímida reacción, pero Gekas continuaba muy solo en tres cuartos de campo como para poder sacar petróleo de alguna jugada aislada antes del descanso. Descanso que vino bien para los de JIM.
 
Amago de recuperación en el segundo tiempo
 
Míchel, en una jugada  a la contra individual, daba un golpe inesperado, viendo el transcurso del partido, justo nada más empezar la segunda parte. Pero, no frenó el desorden. Era el minuto 46.
 
El gol de Míchel alteró el ritmo del encuentro. Algo que supo aprovechar 12 minutos después del Málaga, de nuevo, con un auténtico golazo, esta vez de Joaquín, precedido de una elaboración de Saviola. El encuentro volvía a manos del Málaga. Tocaba sobreponerse de nuevo.
 
Con la entrada de Pallardó por Barkero, y Pedro Ríos por El Zhar, el Levante dio atisbos de recuperación en jugadas sueltas. Se parecía más al estereotipo del Levante que se exhibe en el Ciutat de València,  pero la lucidez que se necesita para superar a un buen Málaga, hoy no llegaba.
 
El Levante lo intentó combinando algo más en campo contrario. Además, la expulsión en el minuto 85 de Sergio Sánchez por doble amarilla pudo alimentar la esperanza del empate, al menos.
 
El golpe definitivo
 
El Levante trataba de arreglar en los 15 minutos finales, los del definitvo despertar granota, un partido en el que apenas habían tenido protagonismo, salvo en el gol de Míchel. Rubén, que había entrado en la recta final del encuentro, aportaba esa frescura necesaria en esos instantes finales a la desesperada. Sin embargo, el Málaga volvió a hundir las aspiraciones levantinistas. Esta vez ya en el descuento.
 
Un disparo de volea de Portillo ponía el punto final a una tarde gris, que recordó más al partido de Valladolid que al segundo tiempo contra el Espanyol. Una vez más, el Levante perdía su sombra lejos del Ciutat. El partido de Europa League del jueves será el próximo reto del Levante UD.
 
Ficha técnica:
Málaga: Willy Caballero; Sergio Sánchez, Demichelis, Weligton, Monreal; Isco, Camacho, Portillo, Eliseu (Duda, min.82), Joaquín (Recio, min.74); Saviola (Santa Cruz, min.68)
Levante: Munúa; Navarro, Ballesteros, Lell, Juanfran; Michel, Diop (Rubén, min.75), Juanlu, Barkero (Pallardó, min.65), El Zhar (Pedro Ríos, min.62); Gekas.
MARCADOR: 1-0, min.27, Saviola; 1-1, min.46, Míchel; 2-1, min.59, Joaquín; 3-1, min.93, Portillo.
ÁRBITRO: Velasco Carballo (C. Madrileño). Amonestó a Sergio Sánchez (min.36 y min.87), Camacho (min.54), Willy (min.80), por parte del Málaga, y a Lell (min.22), Ballesteros (min.25), Diop (min.69), Míchel (min.86), por parte del Levante. Expulsó, por doble amonestación, a Sergio Sánchez (min.87), por parte del Málaga.
INCIDENCIAS: Partido disputado en el estadio de La Rosaleda. 4ª jornada de la Liga BBVA.