El Levante paga la falta de concentración inicial

Las 'granotas' consiguen empatar un partido que se puso cuesta arriba con un penalti en el primer minuto. Gol mal anulado a Peque en los últimos minutos del encuentro, lo que hubiera supuesto la victoria para el Levante.

El Levante paga la falta de concentración inicial
Foto: FotografíasLUD
CD Transportes Alcaine
2 2
Levante UD Femenino
CD Transportes Alcaine: Jamila, Laura, Noelia, Lucía (Nelly, min. 57), María León, Clara (Cardona, min. 61), Nuria, Lara, Sara (Reyes, min. 85), Mariela, Bárbara.
Levante UD Femenino: Paños, Sonia, Ruth, Andrea, Mariajo, Alicia (Peque, min. 58), Alharilla, Alba, Mariví, Buceta (Neus, min. 77), Bernauer.
MARCADOR: 1-0, min.1, Bárbara. 1-1, min. 25, Buceta. 1-2, min. 60, Alba. 2-2, min. 75, Sara.
ÁRBITRO: Jesús Luis Medina amonestó a Bernauer (min. 1), Ruth (min. 44), Alharilla (min. 71) y Andrea (min. 92).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 16ª jornada de la Primera División Femenina que enfrentó al Transportes Alcaine contra el Levante UD en el estadio Pedro Sancho.

El Levante pretendía conseguir la victoria para acosar e intentar abordar la tercera posición de la tabla clasificatoria, en manos del Barcelona. Sin embargo, lo tendrían muy difícil desde el primer minuto, pues el partido comenzó con penalti claro de Bernauer por agarroón dentro del área. La encargada de transformarlo fue Bárbara, que no falló.

Pese a este contratiempo inicial, el Levante no se vino abajo y siguió jugando como su nada hubiera pasado, intentando meterse dentro del partido. Tanto es así que a los pocos minutos disfrutó de una ocasión clara para igualar el encuentro, pero la defensa maña logró despejar el peligro.

Las valencianas lo seguían intentando, pero no encontraban el ritmo correcto del partido, no estaban finas. Y esto demuestra lo poco que necesita este equipo para hacer gol pues, aun con el poco pulso que llevaban, momentos después consiguió la igualada tras una contra perfecta que culminó Buceta.

No obstante, las jugadoras del Prainsa tampoco bajaron los brazos y en la siguiente jugada obligaron a que Paños se luciera con un aunténtico paradón. El partido estaba muy abierto, continuas idas y venidas a ambas áreas sin un claro dominador del juego.

Tras la reanudación, el juego empezó más calmado. Los entrenadores hicieron las primeras sustituciones y, por parte de las visitantes, dio resultado. Justo cuando se alcanzaba la hora de partido Ruth metía un pase al hueco para Alba, que sin pensarselo cruzó el balón y batió a Jamila para adelantar al Levante en el marcador.

La reacción del Prainsa fue inmediata y el técnico local buscó un revulsivo con sus cambios. Fue Sara la que acabaría poniendo las tablas (que serían las definitivas) en el marcador. Tan sólo restaba un cuarto de hora para el final del encuentro y el Levante se vino arriba, atacando con todo y encerrando a las mañas en su propia área. El acoso era incesante.

Y en la última jugada llegó la polémica, donde un gol Peque habría dado la victoria a su equipo y, lo que es más importante, los tres puntos. Pero los colegiados entendieron, erróneamente, que fue fuera de juego. En fin, empate y a pensar en el próximo partido.