Olympiakos, próximo escollo europeo

El azar ha entrelazado los futuros cercanos de estas dos instituciones, que se verán las caras en los dieciseisavos de la Europa League y que tratarán de darlo todo por no mostrar una mala imagen y pasar a la siguiente fase.

Olympiakos, próximo escollo europeo
Olympiakos. Foto: Louisa Gouliamaki | AFP | Getty Images |

Las varillas del reloj marcaron la hora acordada para el comienzo de una velada en la que los “granotas” conocerían el siguiente equipo que se adentraría en la escueta historia europea de estos. Se dieron a conocer las dos primeras confrontaciones y la bola del Levante salió. Una preocupación intensa recorrió el interior de todos aquellos simpatizantes del club de Orriols y, tras una excitante espera, el Levante quedó emparejado con el Olympiakos.

La garra helena como principal arma

El equipo del Pireo es actualmente el líder de la Superliga griega y, de completar la campaña como primer clasificado, enlazará su cuarto campeonato consecutivo. Con unos números envidiables, el equipo de Leonardo Jardim aventaja en nueve puntos al PAOK, segundo clasificado. El conjunto rojiblanco no conoce la derrota en el campeonato local en las catorce jornadas disputadas, habiendo logrado la victoria en once de ellas.

En la segunda competición doméstica, el Olympiakos tiene el pase a la siguiente ronda encarrilado, gozando de una ventaja de dos goles ante el modesto Panahaiki de cuarta división griega.

El Olympiakos es otro de los equipos que procede del grupo de los terceros clasificados de la Champions League, aunque estuvo muy cerca de clasificarse en la mencionada competición. Firmando una de las mejores ediciones de su historia, el Olympiakos sumó nueve puntos y se quedó a tan solo uno del Arsenal.

Contando con caras conocidas en sus filas, sobre todo del fútbol heleno, los resultados del Olympiakos son innegables. Comandados por el ex del Atlético de Madrid y Villarreal, Ariel Ibagaza, secundado por Modesto, Avraam Papadopoulos, Machado, Torosidis u Holevas, encuentran en Mitroglou y Djebbour sus referencias ofensivas.

Análisis de: Fernando Beltrán