El Levante, como en los mejores tiempos en Copa

El decano de la Comunidad Valenciana atraviesa uno de sus años más dulces en la competición copera. Volvemos atrás en el tiempo y repasamos en la historia los otros grandes momentos vividos por el Levante.

El Levante, como en los mejores tiempos en Copa
Levante FC

El Levante es un equipo humilde, de trabajadores. El Levante es un club con 103 años de historia, de los cuales tan solo ha vivido 7 de ellos en la máxima categoría del futbol español. El Levante no es un conjunto copero, ni mucho menos, pero en los años 30 y en esta temporada está brillando en dicha competición.

Antes del comienzo de la Guerra Civil española, cuando el Gimnástico FC y Levante FC todavía no se habían fusionado (dicha fusión se produjo en 1939), el conjunto de la zona marítima comenzaba a hacer historia. En la temporada 1934/35, los blanquinegros se quedaron a las puertas de la final y con un cuadro del torneo muy similar al que tiene actualmente. Una vez concluida la Liga y clasificados para la fase final de Copa, en la ronda de 1/8 de final también hubo derbi valenciano. En el duelo de ida, los levantinistas golearon por 4-1 al Valencia CF, dejando casi resuelto el enfrentamiento. La vuelta, disputada en Mestalla, dejó el marcador final de 1-1, por lo que el decano seguía adelante y dejaba fuera al "equipo noble" de la ciudad.

El rival de 1/4 de final sería un duro hueso de roer: Sporting de Gijón o FC Barcelona. El conjunto catalán se impuso al asturiano. El Levante, una vez más, recurrió a la épica. Se plantó en el estadio de Les Corts y consiguió un meritorio empate a dos, dejando todo para la vuelta. En el estadio de El Grau, muy aguerridamente, luchó con todas sus armas y la afición propició un gran ambiente. Sin embargo, el 1-1 final causó un partido de desempate, ya que por entonces no existía el valor doble de los goles anotados fuera de casa en caso de empate. La batalla final se disputó en Zaragoza. En el estadio de Torrero, los valencianos aplastaron a su rival, al que vencieron por 3-0 y consiguieron de esta manera el pase a semifinales.

En la antesala de la final tocó verse las caras contra otro equipo catalán: el Sabadell. Aquí se acabó el sueño, ya que en el partido de ida disputado en la capital del Túria se caía derrotado por 1-2 y a domicilio se sumaba una nueva derrota por 2-0. El equipo formado por los Vidal, Calpe, Puig, Dolz, Aparicio,... se quedaba sin la ansiada final.

A pesar de todo y una vez iniciada la guerra, dos años después de estos meritorios resultados, es decir, en 1936/37, el Levante conseguía hacer historia. Una historia que a día de hoy no está oficialmente reconocida y por la que toda la afición granota lucha por ella. Un título que siendo el único conseguido en estos más de 100 años de historia pertenece al Levante y se lo niegan.

Debido a los conflictos de la guerra, la actividad deportiva no pudo desarrollarse con normalidad. Aun así, el deporte no desapareció durante este tiempo, al igual que tampoco lo hizo el futbol. Desde la zona republicana, los equipos del Mediterráneo concretaron la disputa de una competición: La Copa de la España Libre. Dicha Copa contó con la ausencias de FC Barcelona, Hércules y Murcia, pero reunió a cuatro equipos que la disputaron: Valencia CF, Espanyol, Levante FC y Girona. Tras la disputa de los encuentros entre estos equipos, los dos primeros clasificados se enfrentarían en la gran final. Levante (como primer clasificado) y Valencia (como segundo) se disputarían por el título.

El escenario elegido para decidir al campeón de entre estos dos valencianos fue el mítico Sarrià. Un único gol de Nieto para los blanquinegros daba al Levante su primer trofeo importante, además ante el máximo rival. La alineación compuesta por Valero; Olivares, Calpe; Calero, Dolz, J.Rubio; Gaspar Rubio, Nieto, Puig II, Martínez Català y Fraisón es recitada de carrerilla por los levantinistas. Un once histórico imposible de olvidar.

Este año hay nuevas posibilidades de volver a hacer historia. También se tiene al alcance de la mano. Tras la eliminación de Deportivo de la Coruña y Alcorcón en las dos rondas anteriores, el camino final hacia el título comienza nuevamente y en casa del mayor enemigo. El próximo jueves, en el estadio de Mestalla, el conjunto dirigido por JIM buscará hacerse grande ante el Valencia CF. Por delante, 180 minutos de constante lucha, tensión y rivalidad que para los actualmente vestidos de blaugrana no será fácil, pero que han demostrado que no hay adversario imposible. El último enfrentamiento en Copa entre ambos fue en 1999, año en que los ché levantaron el trofeo tras vencer por 3-0 en la final al Atlético de Madrid.

Si el Levante superara los cuartos de final, Real Madrid o FC Barcelona esperarían a las puertas de la final. Los dos mejores equipos de España -y posiblemente del mundo- se las tendrían que ver con el humilde Levante. Aunque para eso hay que esperar. Primero hay que superar al Valencia, y el Levante no estará solo. Aproximadamente unos 700 aficionados granotas respaldarán a su equipo, con una previa quedada a las 20 horas en la "Fuente Cuatro Estaciones". Muchos sueñan con que la alineación compuesta por los Ballesteros, Juanfran, Xavi Torres, Barkero, Koné,... también pase a los anales del Levante y todos tengan que recordarla. La historia debe una Copa al Levante; nada es imposible.