El Alcorcón cae por la mínima en Elche en un partido muy igualado

El equipo amarillo no ha podido sacar ningún punto de su visita al Martínez Valero tras encajar su quinta derrota de la temporada, todas ellas fuera de casa. El gol de Powel a la salida de un corner supuso un duro castigo a un equipo que mereció como mínimo el empate. Los alfareros se quedan quintos con 25 puntos y los ilicitanos recuperan el liderato. (Foto: Marca)

Elche
1 0
Alcorcón
El Alcorcón cae por la mínima en Elche en un partido muy igualado
Elche: Manu Herrera; Damián, Etxeita, Pelegrín, Albacar; Rivera, Mantecón (Generelo, 85’); Palanca (Powel, 62’), Carles Gil, Fidel (Pelayo, 79’) y Coro.
Alcorcón: Manu; Nagore, Babin, Laguardia, Ángel; Camille (Morán, 69’), Sergio Mora; Sales (Miguélez, 75’), Abraham (Dani Nieto, 75’) , Juli y Oriol Riera.
MARCADOR: 1-0, min 68, Powel.
ÁRBITRO: Ocón Arraiz (Colegio riojano). Amonestó a Mantecón, Oriol Riera, Rivera, Miguélez, Edu Albacar y Juli.
INCIDENCIAS: Partido de la decimocuarta jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio Martínez Valero ante unos 13.000 espectadores.

La Agrupación Deportiva Alcorcón ha perdido esta mañana por un gol a cero ante el líder de la competición, el Elche, que recupera la primera posición tras la victoria de ayer del Girona. En un partido más que igualado, y en el que primaron el gran hacer defensivo de ambos conjuntos, el único fallo en todo el choque de la zaga amarillo propició que Powel marcará a la salida de un corner. Era el minuto 68 y el primer tiro a puerta de los locales. En el típico partido en el que el primer conjunto fallara, se cumplió la regla en contra de los visitantes, que se van de vacío en su visita al estadio Martínez Valero.

Primera parte intensa

El encuentro comenzó con el Alcorcón dominando ofensivamente, presionando en el centro del campo y mordiendo en cada balón disputado. Los hombres de José Bordalás tenían bien aprendida la lección y salieron a por todas. Esa intensidad, a veces un poco desmurada, se convertía en un factor negativo para los visitantes, ya que el Elche empezó a coger las riendas del choque, sobre todo con acciones a balón parado. Babin y Laguardia parecían un muro por arriba y despejaban todo balón que se acercaba a la portería defendida por Manu Fernánadez.

En un primer tiempo falto de ocasiones pero no de intensidad, el colegiado supo cumplir bien su labor para que no perdiera el control de la situación. Amonestó a Mantecón por una dura entrada a Abraham, a Oriol Riera por un agarrón y a Rivera por cortar un centro peligroso de Juli por la banda, que luego supuso una de las mejores ocasiones para los alfareros. Precisamente el ex jugador del Elche fue el mejor de su equipo, siendo un verdadero incordio para los laterales locales. Suyos fueron varios de los disparos a puerta del Alcorcón en la primera mitad, algo que no consiguió el conjunto de Fran Escrivá, que sólo dispuso de un remate fuera de Carles Gil, algo insuficiente debido al mayor dominio en el centro del campo.

Powel no perdona

Tras el paso por los vestuarios, los jugadores visitantes salieron de la misma forma al terreno de juego. Sabiendo de la importancia de estos tres puntos, la escuadra madrileña salía a por todas y dejaba atrás a su rival. Un gran Oriol Riera, bajando cada balón aéreo que le llegaba, y la insistencia de Juli una y otra vez por banda hacía que el gol estuviera más cerca del lado amarillo. Después de una jugada impresionante de equipo, el pase picado de Abraham no lo supo rematar con certeza Nagore, que llegando desde atrás y estirando el pie, mando el balón rozando el palo. Y de lo que pudo ser, a lo que realmente fue. En un saque de esquina botado perfectamente por Albacar, Powel aprovechaba su emvergadura para peinar en el primer palo y poner el primer gol en el luminoso. El delantero, que minutos antes había entrado por Palanca, inauguraba su cuenta particular con el Elche, y daba ventaja a su equipo.

Bordalás introducio en el campo a Morán, Miguélez y Dani Nieto, y su equipo marchó arriba buscando el empate. Tras Buenas ocasiones de Juli y Miguélez, despejadas con solvencia por Manu Herrera, los alfareros encerraban a su rival atrás, que buscaba una contra que significará la sentencia. Y a punto estuvo Pelayo de poner el segundo en el marcador con una media chilena desde el suelo que tocó en el larguero. Sin casi tiempo y en la última jugada del encuentro, el Alcorcón pidió penalti por manos dentro del área ilicitana. Tras la repetición, la acción deja muchas dudas ya que aunque parece que el balón lo toca en el brazo al jugador, la intencionalidad o no es decisiva para juzgar este tipo de polémicas. El árbitro pitó el final justo después.

El Alcorcón se queda quinto en la clasificación con 25 puntos, a siete del Elche, que ha recuperado el liderato.