Un débil Mirandés pierde ante un Villarreal de Primera

Uche, autor de los dos goles en el Madrigal, ha sido una pesadilla para la defensa rojilla. Las bajas, la falta de pegada en ataque y la debilidad defensiva, hacen que el equipo de Miranda se mantenga una semana más en puestos de descenso.

Un débil Mirandés pierde ante un Villarreal de Primera
VILLARREAL
2
0
MIRANDÉS
VILLARREAL: Mariño, Mussacchio, Mellberg (Truyols min.59), Javi Venta, Costa, Bruno, Senna, Moi Gómez, Cani (Trigueros min. 74), Uche y Pandiani (Cavenaghi min.83).
MIRANDÉS: Goitia, Caneda, Blanco, Iribas, Raúl García, Javi Soria, Rayco (Alain min. 57), Iván Agustín (Martins min.45), Cases (Goiria min.72), Muneta y Díaz de Cerio.
MARCADOR: 1-0 min.11, Uche. 2-0 min. 49, Uche.
ÁRBITRO: Lesma López (comité madrileño) Mostró tarjeta a Caneda, Iribas, Blanco, Raul Garcia y Alain por parte del Mirandés y a Cani y Costa por parte del Villarreal.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio de El Madrigal.

Las necesidades que persiguen a ambos equipos han estado presentes en los primeros minutos en forma de nervios. El Villarreal por mantenerse en puestos de play-off y el Mirandés por salir del descenso. Los rojillos, con un once marcado por las bajas de Infante, Colsa y Mujika, han salido a jugar fiel a su estilo, compacto y rápido a las contras.

Pero la idea de Pouso se desvaneció rápido, cuando en el minuto 11, el equipo castellonense se ha adelantado gracias al gol del nigeriano Uche. El susto ha seguido en el cuerpo de los mirandesistas porque en el minuto 15, Pandiani volvía a batir a Goitia pero esta vez en fuera de juego.

El Mirandés ha intentado reponerse rápido y llegar más al área de Mariño, pero el Villarreal ha dominado todas las facetas del juego y sólo Diaz de Cerio ha causado algún problema en la zaga local. Centrocampistas consagrados como Cani, Senna y Bruno Soriano han sido superiores a Muneta e Iván Agustín que no eran capaces de crear jugadas de peligro.

La primera parte ha terminado con el Mirandés volcado sobre el área del submarino amarillo. Rayco, con un tiro raso, ha tenido la ocasión más clara en un equipo que demuestra jornada tras jornada la falta de pegada.

El comienzo del segundo tiempo ha supuesto otro mazazo para el equipo de Miranda. Una falta lanzada por Senna al borde del área ha sido mal despejada por Goitia, dejando a los pies de Uche el segundo gol de los locales.

La respuesta de Pouso ha sido dar salida al delantero Alain con la idea de conseguir mayor movilidad y presencia en ataque, pero el Villarreal ha ido durmiendo el partido con el paso de los minutos. Con veinte minutos por delante, el siguiente en entrar ha sido Goiria como medida desesperada y última opción para remontar el partido.

A falta de ocho minutos para el final, Caneda ha evitado el hat-trick de Uche, cuando el delantero había superado de nuevo a Goitia en el mano a mano. La ocasión más clara de la segunda parte para los rojillos ha sido un disparo de Muneta tras una falta que él mismo había lanzado.

Al final, nueva derrota del Mirandés que ha demostrado falta de pegada y cierta inocencia defensiva. El equipo de Pouso continuará en puestos de descenso  una jornada más y en la próxima jornada recibirá la difícil visita del F.C. Barcelona B.