El nuevo proyecto de Rafa Berges no termina de carburar

El equipo blanquiverde ha hecho un inicio de temporada un poco dubitativo y se ha distanciado de los puestos que dan acceso al play-offs. Rafa Berges aún no ha conseguido hacer olvidar a Paco Jémez.

El  nuevo proyecto de Rafa Berges no termina de carburar
Los jugadores del Córdoba celebrando un gol la temporada pasada / Archivo Vavel

El aficionado cordobesista es consciente de que será muy complicado repetir la una hazaña como la de la temporada pasada. El equipo comandado por Paco Jémez,  jugó el play-offs por subir a la Liga BBVA y cayó derrotado en octavos de final de la Copa del Rey contra el Espanyol. Todo un éxito teniendo en cuenta que el Córdoba siempre ha estado los últimos años luchando por la permanencia. Tras la marcha de Paco Jémez al Rayo Vallecano,  Carlos González, presidente del Club, decidió apostar por un técnico de la casa para dar continuidad al proyecto y volver a codearse esta nueva temporada con los “gallitos” de la Liga Adelante. Rafael Berges, que hasta entonces entrenaba al filial cordobesista, fue el elegido para coger las riendas del equipo.

Transcurridas ya nueve jornadas de Liga Adelante, parece que a  este nuevo proyecto le está costando arrancar un poco más de lo esperado. Hasta el momento, se han notado demasiado las bajas de Borja García, Charles y Javi Hervás, piezas angulares del equipo la temporada pasada. El Córdoba ha ganado hasta el momento tres partidos, ha empatado dos y ha perdido cuatro. Entre las derrotas, destacar las cosechadas ante Elche, Almería y Villarreal, los tres primeros clasificados de la Liga y equipos que, a priori, deberían de ser de su liga. A estas alturas de campeonato, la temporada pasada el Córdoba llevaba 5 partidos ganados, 2 empatados, y solamente uno perdido, contra el Deportivo,  únicos tres puntos que cedió en el Nuevo Arcángel.

La diferencia principal con respecto al equipo de la temporada 2011/2012 es la defensa. El equipo ha encajado 10 goles en 9 partidos, mientras que la campaña pasada tan solo había encajado 4.  Esta fragilidad defensiva  hace que este nuevo Córdoba no se identifique con su  principal seña de identidad, la de ser un equipo sólido y bien plantado en defensa.

La falta de gol sigue siendo otro año más el principal defecto de este equipo. La llegada de Joselu, Rennella o Ayina  no ha sido la solución hasta el momento a un equipo que juega bien, toca la pelota,  tiene oportunidades, pero que le falta ese delantero que garantice 15 goles por temporada para poder luchar por los primeros puestos de la Liga.

Síntomas de mejoría

El pasado domingo contra el Almería se pudo ver al mejor Córdoba de lo que va de temporada, a pesar de la derrota por tres goles a cero. El equipo volvió a recuperar su identidad, la que le infundió Paco Jémez la pasada campaña y que hasta el momento, no se había visto más que pinceladas durante algunos minutos en algunos encuentros. El equipo volvió a tener el balón, a mantener la posesión, a hacer transiciones rápidas y  a crear peligro por banda con jugadores como Dubarbier o Pedro, pero otra vez más perdonó demasiado de cara a portería.

En cuanto a las críticas obtenidas por el equipo tras los últimos resultados, Rafa Berges ha comentado: “Tenemos plantilla suficiente para hacer bien las cosas”. En los próximos encuentros ante el Real Madrid Castilla, Sabadell y Guadalajara  se observará si lo visto en Almería ha sido solo un espejismo, o si se tiene que volver a tener en cuenta al Córdoba en la lucha por los puestos de play-offs.