Toni Moral llega al Girona FC

El jugador, que se desvinculó del Cartagena a finales de temporada, se compromete con el club rojiblanco. Aún no se ha anunciado la duración de su contrato, aunque se hará publico en breve.

Toni Moral llega al Girona FC
Toni Moral llega al Girona FC

Toni Moral es un jugador que  puede jugar en la media punta o en el extremo zurdo, se formó en el filial del Futbol Club Barcelona, hasta que en el año 2002 dejó la disciplina del club azulgrana para jugar dos temporadas (2002-2004) en el Real Madrid CF "B", club con el que disputó un total de 58 partidos, marcando un total de 6 goles. Después de demostrar unas grandes cualidades en el filial blanco, el Celta de Vigo llamó a su puerta y el jugador se incorporó a la disciplina celeste, donde estuvo una temporada no muy exitosa en su filial (2004-2005), jugando solo 6 partidos y anotando 1 gol con el primer equipo. Al ver que su sitio no era el Celta, el jugador fichó por el CD Tenerife (2005-2006), renaciendo así como futbolista. En su temporada con el club tinerfeño jugó 32 partidos, marcando 5 goles (unos números muy buenos para un extremo) y fichó por el Deportivo Alavés, jugando 88 partidos en tres temporadas (37//38//13) y cayendo lesionado en su última temporada (la 2008-2009), en su estancia de 3 años con los babazorros, el jugador fichó por el Racing de Santander, jugando 36 partidos en dos temporadas y marcando 2 goles. Al ver que estaba incomodo en el club cántabro, decidió rescindir su contrato y fichar por el FC Cartagena para encabezar un proyecto destinado al ascenso a 1a división. Con el club cartaginense consiguó una muy buena temporada tanto individual como colectivamente, jugando 37 partidos y anotando un total de 6 goles. En su segunda (y última) temporada en el FC Cartagena el jugador jugó 32 partidos marcando 3 goles, culminando una buena temporada individual, pero una triste temporada, en la que el Cartagena bajó a 2a B, consumando el fracaso del proyecto más caro de los clubes cartaginenses de la 2a división.

El compañero de la sección del Cartagena Damián Santos García nos destaca que ha dejado un gran recuerdo en Nuevo Cartagonova. Fue el único fichaje de la 2010-2011 que logró hacerse un hueco en el once inicial (sin contar a los cedidos), jugando por ambas bandas y ocasionalmente de enganche. Al contrario que los extremos a los que les disputaba el puesto (Lafuente y Botelho), Moral destacaba más por el regate que por la velocidad. En esta catastrófica temporada, comenzó también de titular, pero, como todo el equipo, no estaba atinado. Después de pasar una larga lesión (desde casi el final de la primera vuelta hasta mitad de la segunda), volvió demasiado impetuoso. Buscaba lanzamientos desde casi cualquier zona del campo y trataba de lograr regates imposibles. No obstante, la afición agradeció toda la entrega depositada. Cuando, una vez confirmado el descenso, el equipo jugó su último partido ante su afición, él fue uno de los pocos aplaudidos.

Este año hubiera seguido teniendo contrato en vigor con el club albinegro, pero el Cartagena no podía hacer frente a su ficha y él tuvo el gesto de perdonar su finiquito.

En definitiva, es un extremo muy técnico (le gusta mucho adornarse), con buen disparo (ha marcado algunos goles de falta directa) y ante todo comprometido con el club y la afición.