El Girona recupera la tercera plaza en Chapín

El Girona se rencuentra con la victoria en Chapín y recupera el tercer puesto de la tabla clasificatoria gracias a dos goles de Jofre y Benja.

El Girona recupera la tercera plaza en Chapín
Xerez
0 2
Girona
Xerez: Chema, Mendoza, Iago, Cámara, Prieto, Álvaro Rey, Rueda (Bruno Herrero 45’), Tato (Adrian Ruiz 70’), J.Vega (Jose Mari 59’), Maldonado y Keita
Girona: Mallo, Jose, Migue, Chus Herrero, D.Garcia, Luso, Tebar, Felipe, Jandro (Ariday 81’), Jofre (Juanlu Hens 63’), Benja (Richy 70’)
MARCADOR: Jofre 7′ / Benja 63′

El Girona nunca había ganado en Chapín contra el Xerez y los de Rubí salieron dispuestos a derrotar esa histórica mala fortuna con el conjunto andaluz. Con ansia arrolladora por recuperar la senda de la victoria después de sus dos derrotas consecutivas, los catalanes salieron victoriosos de ese espectacular encuentro.

Los rojiblancos, con el guion aprendido, dominaron desde los primeros minutos a los de Esteban Vigo. Los de Rubi querían olvidar el mal sabor de boca y sólo como los grandes saben, marcaban y recuperaban el tercer puesto perdido la pasada jornada en Santo Domingo. A pesar de la mala fortuna, los azulinos no dejaron de luchar para obtener una plaza en los puestos de ascenso pero no se encontraron la suerte.

El técnico malagueño confió con Chema, Prieto, Bouzón, Cámara, Mendoza, Keita, Rueda, José Vega, Álvaro Rey, Maldonado y Tato para salir de la zona media de la tabla y luchar por conseguir una meta mayor.

Por su parte, Rubí confío en un ya habitual once. Dani Mallo, Jose, Luso, Migue, David García, Chus Herrero, Tébar, Felipe Sanchón, Jandro, Benja y Jofre fueron los protagonistas de la jornada.

Con aires victoriosos

Con la palabra victoria en mente, los gerundenses necesitaron siete minutos para demostrar que venían a ganar. Jofre estrenaba el marcador y saltaba la euforia entre el club gerundense. El joven de Alpicat realizaba una volea lejana que resultaba imposible de parar para el guardameta del Xerez. El guion parecía perfecto con ese gol temprano pero aún faltaban muchos minutos para finalizar.  

Tanta era la necesidad de los visitantes que pronto aparecía la segunda oportunidad pero por mala fortuna el esférico se iba lejos. De nuevo Jofre, completamente solo, desaprovechaba la ocasión de poder sentenciar en 17 minutos el partido.

Los xerecistas lo intentaban pero en ningún momento pusieron en peligro la portería de Mallo. Sin embargo, en un ataque de reacción más de corazón que de cabeza llegaba la primera ocasión de los locales. En el minuto 23 una centrada desde la banda derecha buscaba crear peligro pero no pudo llegar Maldonado.

El Girona podía haber ampliado las distancia antes de llegar al descanso con una centrada peligrosísima que se paseó por la meta de Chema. Sin embargo no hubo suerte para los de Rubí.

El Xerez parecía ir de menos a más pero no fue suficiente para que la ocasión del minuto 44 terminara en gol. Mendoza centraba hacía Tato pero por poco no puede rematar y dar la alegría necesaria a los locales. 

Con la falta de imaginación en ataque de los de Esteban Vigo y la fortaleza en defensa de los catalanes, llegaba el silbato de descanso en Chapín.

Billete al tercer puesto

El partido se reanudó bajo el mismo guion de la primera mitad. Un Xerez que luchaba y un Girona que ganaba.

A pesar que los locales buscaron mayor presencia ofensiva con la entrada de Bruno Herrero y con el cambio José Mari por José Vega en el minuto 59no fue suficiente para encontrarse con la suerte y estrenar el marcador. Apretaron y buscaron la mejor estrategia pero sin resultado.

En el 62 la sentencia del Girona reaparecía en forma de gol. Benja no desaprovechaba el fallo en defensa de los azulinos y marcaba su sexto gol de la temporada, después de cuatro partidos sin marcar. Con ese contragolpe letal del Girona la alegría invadía a los gerundenses.

Minutos después, Juanlu podía haber marcado el tercero con un disparo ajustado que se marchaba fuera por poco. Otro aviso para Chema.

A pesar de seguir los cambios organizativos en el Xerez con el cambio de Adrián por Tato a los locales no les salía nada.

Sin más ocasiones destacadas el partido llegaba a su fin con un control arrollador de los gerundenses y la perdida de fuerza de los locales. Un Xerez que abandonaba el terreno de juego con el enfado del público asistente.

Por su parte, el Girona salía victorioso con los tres puntos logrados y recuperaba el tercer puesto a sólo un punto del segundo. El sueño seguía siendo posible para los de Rubí.