La mala imagen en Huelva siembra las dudas en el Hércules

Corren tiempos difíciles en el club alicantino, y es que el pésimo partido realizado ante el Recreativo parece haber dejado secuelas. Todas las partes buscan culpables, sin embargo nadie hace autocrítica y de no ganar en Barcelona el viernes ante el filial la crisis se puede apoderar del Rico Pérez.

La mala imagen en Huelva siembra las dudas en el Hércules
Mandia, que atraviesa un momento difícil, en una imagen de archivo. Fuente diario Información.

Han sentado muy mal las críticas realizadas al equipo tras el descalabro del Colombino. Si tiempo atrás el entrenador Juan Carlos Mandiá venía insistiendo en que no se está valorando el buen hacer de su equipo, esta semana han sido unas declaraciones del capitán Paco Peña las que han sacado a la palestra el estado de nerviosismo por el atraviesa la plantilla. Y es que hasta el Director Deportivo, Sergio Fernández, ha expresado su malestar por la falta de actitud y compromiso de los jugadores en el último partido, y él es la voz más respetada y autorizada por parte del club en estos momentos.

En las declaraciones de Paco Peña, el extremeño criticaba que "estando primeros nos dabais palos" en alusión a la prensa y que "parece que se está esperando que el equipo salga de puestos de play off para darnos más" . En cualquier caso, el capitán también mandaba un mensaje de tranquilidad al decir que el equipo dará la cara en los próximos partidos. Y es que parece que la plantilla y el cuerpo técnico están molestos por las contínuas críticas al juego. Tras un buen comienzo de liga en el que se llegó a ganar siete partidos seguidos y se consiguió situarse líder, en Alicante se decía que el equipo no era muy vistoso. Y al haber llegado la mala racha, las declaraciones negativas se han disparado.

Lo que parece claro es que el Hércules está en un punto de inflexión. Tras el descenso traumático de primera división, con ley concursal incluída, y un verano más que tormentoso, nadie pensaba que un equipo con tantos jugadores nuevos tuviera un comienzo tan bueno de liga. Tal vez esas primeras jornadas en la que se veía un bloque sólido y sin fisuras hicieron pensar que con el margen de mejora que había en los jugadores ésta sería una temporada de éxitos. Sin embargo el juego no ha mejorado y la solidez ya no lo es tanto.

A los malos resultados hay que sumar el enfado del míster Mandiá ante la no llegada de un "9" en el mercado invernal. Y es que con la prolongada ausencia de David Aganzo, la única referencia arriba es el joven Urko Vera y se antoja poco para un equipo que quiere estar arriba. Y las estadísticas del vasco son buenísimas en cuanto a minutos y goles, pero viendo las parejas goleadoras de los de arriba (Riki y Lassad, Guerra y Bueno, Ulloa y Goitom, Bermejo y David Rodríguez) parece que hace falta más para competir por un puesto en primera.

Con la permanencia casi asegurada, faltan 8 puntos, y si el veterano Aganzo aparece en escena, nadie puede descartar al Hércules de la pelea. La segunda división es tan larga que todos los equipos atraviesan buenos y malos momentos. El Hércules está en el malo. pero de llegar al final con posibilidades y con lo picado que está el vestuario y las ganas que tienen de demostrar su valía a buen seguro que será un rival temible para los adversarios. El final de la liga Adelante se presenta apasionante.