El Hércules gana en Huesca el derecho a luchar por volver a primera

Venció el Hércules por un gol a dos. Un flojo inicio oscense propició que el Hércules se adelantara por partida doble. Tras los goles, el encuentro fue un monólogo local, y aunque el Huesca solo pudo recortar distancias de penalti, puso en serios apuros a los blanquiazules pese a estar 30 minutos con un jugador menos. El Hércules supo sufrir y superó la plaga de bajas para terminar consiguiendo el ansiado pase al playoff.

El Hércules gana en Huesca el derecho a luchar por volver a primera
Huesca
1
2
Hércules
Huesca: Luis García; Rafel Sastre, Corona (Mario Rosas, min.66), Helguera, Camacho; Lluis Sastre; Núñez, Larena (Vázquez, min.46), Carlos Lázaro (Tariq, min.46), Omar; y Roberto.
Hércules: Juan Carlos; Arbilla, Mora, Sergio Alejandro Díaz, Peña; Diego Rivas, Escassi; Sardinero (Calvo, min.69), Míchel (Tote, min.93), Gilvan (Felipe, min.86); y Urko Vera.
MARCADOR: 0-1 Sardinero min.6. 0-2 Urko Vera min. 23. 1-2 Núñez min.45 (p)
ÁRBITRO: Pino Zamorano. Amonestó a los locales Luis García, Corona y Núñez; y a los visitantes Juan Carlos y Mora. Expulso por doble amarilla a Omar, del Huesca.
INCIDENCIAS: Partido correspondinete a la jornada 42 de la Liga Adelante, en el estadio El Alcoraz de Huesca. Alrededor de 3800 espectadores en una tarde soleada, de los cuales trescientos seguidores del Hércules.

Se jugaba el Hércules toda la temporada en un partido, y lo cierto es que el inicio, si no vistoso, sí fue el que reclamaba la ocasión. Un equipo serio y bien asentado en el campo. El Huesca, que comenzó algo perdido, hizo sudar de lo lindo al Hércules para clasificarse en el playoff.

El primer aviso lo dio Gilvan, el ex del Huesca que en el mercado invernal hizo el trasvase a Alicante, con un zurdazo raso que salió fuera de la meta de Luis García. En el minuto 6, llegó el primer gol, el que persuadió los fantasmas. Urko Vera se revolvía dentro del área y rodeado de defensas se abría el hueco para disparar, entonces Sardinero en postura más cómoda se apoderaba del balón de su compañero para fusilar la red local. El madrileño cierra así la temporada regular con la curiosa circunstancia de haber conseguido gol en la primera y en la última jornada.

La replica no se hizo esperar, y Roberto cabeceó al centro un buen pase desde la banda. El Hércules se mostraba serio, pero las noticias del gol del Almería que ya vencía al Alcoyano, dejaban fuera del ascenso a los pupilos de Juan Carlos Mandía en caso de no vencer. Pero la tranquilidad llegaría pronto, aunque momentánea.Urko apareció para poner la calma. Tras una jugada de Gilvan, ni Míchel ni Escassi acertaban a rematar, pero con algo de fortuna el balón caía al delantero vasco que fusilaba con la zurda a Luis García. Era el 0-2 en el minuto 23, algo inesperado tras una semana cargada de tensión, y ademá el Huesca parecía dormido.

Pero los locales no habían dicho la última palabra. Comenzó a carburar el equipo de Quique Hernández y las ocasiones no se hicieron esperar. Primero Juan Carlos hacía la parada de la noche tras atajar un cabezazo a la cepa del palo en una buena jugada de Nuñez. Y en el 45, otra vez Nuñez ganaba la espalda a la defensa herculana y era derribado dentro del área por Sergio Díaz. Penalti claro que el mismo Nuñez se encargaba de transformar para poner el 1-2 . Así llegó el descanso, con un gol que disparaba a los locales y hacía aparecer las dudas en el Hércules.

Tras la reanudación, el Huesca puso muchísima intensidad, mostrando síntomas de buscar el empate desde el primer momento. Si bien no pudo materializar su control en ocasiones claras, sí desplegó un juego de toque que hizo atrincherarse al Hércules en su campo. Ni tras la expulsión del canario Omar Ramos, que estuvo muy incisivo toda la tarde, los locales bajaron el pistón.

Quique Hernández, aún con un jugador menos fue muy valiente y retiró a un defensa como Corona para dar entrada a un mediapunta, Mario Rosas. El cambio surtió efecto y llegaron las mejores ocasiones Camacho avisaba de falta directa, y Roberto hacía lucirse a Juan Carlos por segunda vez con un duro disparo al primer palo. Muy grande fue el esfuerzo oscense, al que la gasolina se le fue apagando, y es que el ritmo de partido impuesto había sido frenético para estas alturas de temporada.

Solo así pudo respirar el Hércules, que pudo poner la sentencia en los minutos finales. Primero Luis García salvaba un mano a mano con el brasileño Gilvan. Más tarde Míchel recibía un pase de Urko Vera y chutaba flojo. Y por último el propio Urko casi hacía su segundo tanto particular tras buena jugada entre Tote -que en su primer balón tocado casi crea un gol- y Carlos Calvo. Con toques y toques el Hércules quiso dormir el encuentro. El Huesca no obtuvo premio en forma de gol, y el Hércules fue un bloque sólido y aunque jugó con fuego durante muchos minutos, no llegó a quemarse.

Así los alicantinos hicieron inservible la victoria almeriense, que queda fuera del playoff. Ambos equipos rindieron homenaje a sus respectivas aficiones, el Huesca con una pancarta agradeciendo el apoyo de su parroquia durante la temporada, y el Hércules con la entrega de camisetas conmemorativas de la fase de ascenso a los trescientos valientes desplazados a El Alcoraz. Así despide el Huesca la temporada, con una buena imagen ante su afición pese a la derrota, y tras haber realizado una segunda vuelta espectacular con números de ascenso y salvar la categoría con holgura cuando por momentos pareció imposible. Y el Hércules llega al playoff, y aunque con claros signos de cansancio recupera a Falcón, Tiago y Aganzo, circunstancia que puede suponer una inyección de moral. Se medirá al Alcorcón, la revelación de la temporada. Por el otro cruce, Valladolid -el claro favorito- y Córdoba. Uno de estos cuatro acompañará a Depor y Celta a primera. El Hércules no parte como favorito, pero en el papel de tapado podría ser un duro rival. En dos semanas se sabrá el desenlace.