El Santo Domingo dictará sentencia

Empate a un gol en el Rico Pérez. Un tempranero gol de Ángel puso cómodo el partido para el Alcorcón y fue una losa para el Hércules. Los alicantinos se repusieron y llegaron a empatar, pero la machada no fue completa por la mala puntería y la gran actuación de Manu Herrera. El Alcorcón supo jugar con los tiempos del partido y demostró ser un experto en este tipo de eliminatorias. El pase a la final está abierto.

El Santo Domingo dictará sentencia
Hércules
1
1
Alcorcón
Hércules: Juan Carlos; Arbilla, Samuel, Mora, Peña, Escassi, Tiago Gomes, Sardinero (Carlos Calvo, m.61), Míchel, Gilvan (Sanchón, m.75) y Urko Vera (Aganzo, m.46).
Alcorcón: Manu Herrera; Nagore, Babin, Agus, Ángel, Mora, Rubén Sanz, Sales (Saúl, m.80), Montañés, Borja (Miguélez, m.77) y Quini (Riera, m.60).
MARCADOR: 0-1 min.1. Ángel. 1-1 min.51. Sardinero
ÁRBITRO: Ocón Arraíz, del colegio riojano. Amonestó a los locales Samuel, y Escassi y a los visitantes Manu Herrera y Oriol Riera.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera eliminatoria del playoff de ascenso de la Liga Adelante. Estadio José Rico Pérez, 10430 espectadores en una calurosa tarde.

Mucha tensión se vivió en el encuentro de fútbol disputado entre Hércules y Alcorcón. En la primera parte fueron los alfareros los que pudieron cerrar la eliminatoria, y en la segunda fue el Hércules el que dejó escapar muy vivo a su rival. El 0-1 marcado cuando todavía no se había llegado al primer minuto de juego fue fundamental en el devenir del partido. Los de Anquela estuvieron muy cómodos y no pasaron apuros en la primera mitad, llegando incluso a disponer de un mano a mano ante Juan Carlos que hubiera supuesto la sentencia. En la segunda parte el Hércules fue un vendaval, pero solo le alcanzó para empatar, ya que careció de fortuna de cara al marco de Manu Herrera.

Cuando no se había sentado aún el público asistente, sacó de centro el Alcorcón, Ángel cogió un balón en su banda izquierda, se internó al centro y efectuó un duro disparo. Aparentemente sin peligro, Juan Carlos se derrumbaba y el cuero se le escapaba de la mano para insertarse en la red. El gol en apenas treinta segundos hacía estallar de júbilo al los amarillos y hundía a los blanquiazules. El partido cambiaba antes de empezar.

Y el Hércules no reaccionó. Todo lo contrario, fue Fernado Sales el que recibía un pase del siempre peligroso Montañés y solo ante Juan Carlos perdonaba el segundo, Esta vez sí, el meta del Hércules adivinaba la intención y realizaba una gran parada. Corrían los minutos y el Hércules no aparecía. Solo, y debido a un remate en propia meta de Rubén Sanz, Manu Herrera se vio en apuros. A los treinta minutos llegó la primera clara ocasión local. Un potente disparo de Arbilla desde la frontal del área era bien interceptado por Manu Herrera. Siete minutos después, una acción similar, esta vez protagonizada por Escassi y con mismo final. Herrera paraba el chut dando muestras de gran seguridad. Con ese pobre bagaje local se llegó al descanso.

Tras la reanudación, el Alcorcón casi repite el tempranero gol del primer tiempo. Esta vez Juan Carlos paraba en el primer palo el chute de Montañés, que fue el jugador más peligroso de la tarde. Tras esto, comenzó el recital herculano. Conducidos por Aganzo, que había sustituído a Urko Vera, los Mandía se soltaron la tensión y tuvieron veinte minutos de buen juego y ocasiones que casi voltean la eliminatoria. En primer lugar, Samuel cabeceaba un córner y Manu Herrera hacía la parada de la tarde con una gran palomita.

En el minuto 50, Gilvan recibía un gran pase al espacio libre y solo ante Manu Herrera cruzaba el esférico en exceso. El portero alfarero les tenía comida la moral a los atacantes herculanos. Pero solo un minuto después, un balón colgado al área amarilla era mal despejado por los dos centrales y caía a los pies de Sardinero para fusilar la meta y establecer el empate. Esta vez el joven extremo si atinó al definir ante el meta visitante.

El Hércules rondaba el área una y otra vez. Borja, con un flojo disparo, daba aire a un Alcorcón que aguantaba las embestidas sin renunciar a cazar una contra. Cuando quedaba madia hora el técnico del Hércules, Juan Carlos Mandía,era expulsado. Una jugada polémica en área alfarera había disparo la tensión. Corría el minuto 70 cuando el Hércules perdonaba otra clara ocasión. Míchel llegaba al área pequeña para encarar a Manu, pero Babín desbarataba la ocasión llegando con rapidez desde atrás. Los últimos instantes fueron muy duros para ambos conjuntos. Los amarillos tomaban aire en cada acción y los de casa carecían de fuelle para rematar la faena. Los numerosos partidos acumulados a estas alturas se hacían notar.

En el minuto 88, llegó la oportunidad local más clara de la segunda mitad. Carlos Calvo botaba un córner corto, Mora prolongaba la segundo palo para que Escassi rematara en boca de gol, pero el remate se iba alto para deseperación de la grada. En la prolongación, cuando ya moría el partido, un triple saque de esquina puso contra las cuerdas al Alcorcón que pedía la hora con esmero. Los amarillos, firmes todo el partido, despejaban cada balón y evitaban toda posibilidad de triunfo local. Así llegó el final, con ambos conjuntos entregados a la causa.

Todo quedará para Santo Domingo. En un primer envite, parece que el Alcorcón toma ventaja y tiene la eliminatoria donde quería. Pero el Hércules puede sorprender en Alcorcón y tras haber estado ko gran parte del encuentro llegará con sensaciones positivas. El domingo, en horario aún sin confirmar, se decidirá todo. En el lugar ideal para los alfareros, donde equipos como el Real Madrid cayeron goleados, Alcorcón y Hércules lucharán por seguir soñando con la primera división. La balanza está inclinada hacia los de Anquela, pero el Hércules está vivo.