Exclusiva. Txomin Nagore: "Mi decisión depende de que el club me haga una oferta"

El veterano centrocampista del Numancia, Txomin Nagore, ha atendido en exclusiva a VAVEL para hablar del pasado, presente y futuro de su carrera como futbolista. Sus experiencias pasadas, las opciones del equipo de cara a la promoción y su interés por continuar en el Numancia, son tan sólo algunos de los temas que ha tratado el jugador navarro.

Exclusiva. Txomin Nagore: "Mi decisión depende de que el club me haga una oferta"
Exclusiva. Txomin Nagore: "Mi decisión depende de que el club me haga una oferta"

Txomin Nagore Arbizu (Irurzun, Navarra. 1974) es un futbolista profesional que representa el sacrificio y la entrega. Hasta llegar al Numancia en 2006 (equipo donde milita actualmente), el mediocentro ha vivido grandes etapas y experiencias en el mundo del fútbol. Ahora, cerca de cumplir 39 años, asegura estar más centrado que nunca en la profesión. La ilusión y su excepcional forma física provocan que siga teniendo ganas de jugar al fútbol. Además, cuenta en exclusiva a VAVEL, que estaría encantado de continuar en el Numancia, un club donde ya se ha convertido en todo un ídolo.

P. Después de estar desde los ocho años en la cantera de Osasuna, debutas en el primer equipo. 

R. Empecé a los ocho años en los benjamines. Hasta debutar con el primer equipo he ido recorriendo categorías. Para un jugador Navarro como yo, debutar con el primer equipo de Osasuna fue un sueño cumplido.  De ese sueño te das cuenta cuanto más arriba vas llegando. Para mí, supuso muchísimo sacrificio el llegar hasta el primer equipo.

P. ¿Desde pequeño ya pensabas en dedicarte profesionalmente al fútbol? ¿A quién has idolatrado?

R. No. Desde pequeño lo que menos pensaba era dedicarme al fútbol. En esos momentos piensas en jugar, en pasarlo bien y sobre todo en estudiar.

Futbolísticamente he idolatrado a Guardiola.

P. Continúas dando pasos en tu carrera y pones rumbo a Bilbao. ¿Fue difícil abandonar el club de toda tu vida o era un tren que no podías dejar pasar?

R. En aquel momento era un tren que no se debía dejar pasar. Osasuna estaba atravesando muchos problemas económicos y deportivos. Estuvimos a punto de bajar a 2ºB, pero gracias en primer lugar a Enrique Martín, como gestor, logramos la permanencia. Se me presentó la oportunidad de fichar por el Athletic, y Osasuna no puso ninguna pega, sino facilidades. Pude ir allí y cumplir otro sueño que era poder debutar en Primera División

P. Tras ver lo bien que lo hiciste en el Numancia, ¿podrías decir que el salir del Athletic fue más un paso hacia delante que hacia atrás?

R. Por supuesto que yo no lo considero un paso atrás. Jugar en el Athletic era muy difícil por la calidad de los jugadores que estaban en ese momento. Por desgracia en dos temporadas no jugué demasiado. Aquellas dos temporadas en el Numancia fueron quizás las dos más importantes de mi carrera deportiva Me surgió la idea de jugar en el Numancia en primera división y no me lo pensé en ningún momento. Sabía que era un club recién ascendido, pero un club también en el que podría relanzar mi carrera futbolística. Y así fue. El primer año en primera división jugué prácticamente todo y en el segundo también, lo que me sirvió para firmar por otro gran club. Aquellas dos temporadas en el Numancia fueron quizás las dos más importantes de mi carrera deportiva.

P. Cuando el Atlético de Madrid decide contar contigo para formar parte del proyecto que pretendía ascender a Primera, ¿cuáles fueron tus sensaciones?

R. Estaba un poco extrañado. Que un equipo como el Atlético de Madrid, con todos los ojeadores y posibles fichajes que puede hacer, se interese por ti, quiere decir que por lo menos lo has hecho bien. Que un equipo como el Átletico se fije en tí, quiere decir que lo has hecho bien Cuando se me presentó la oferta en ningún momento dudé. No firmaba por un club de Segunda, sino por el Atlético de Madrid, con todo lo que conlleva para lo bueno y para lo malo. Es el club más grande en el que he estado, porque si visto desde fuera es muy grande, por dentro no lo puedes ni imaginar. Es un club grandioso en todos los aspectos.

P. Allí juegas dos campañas, siendo un hombre muy importante para el ascenso. ¿Qué recuerdos guardas de esta travesía?

R. El primer año fue el año del ascenso, jugué prácticamente todos los partidos. Fue una alegría inmensa, porque al final la Segunda División es un lugar que no corresponde al Atlético de Madrid. Ese año tuve la suerte de participar en el ascenso contribuyendo en muchos partidos. Era el objetivo que se planteaba y se cumplió. Contento porque pude volver a jugar en Primera División.

P. Después de una segunda campaña no tan exitosa, recalas en las filas del Mallorca, después vas a Vigo y más tarde al Levante. Tres años y tres equipos. ¿Fueron momentos difíciles?

R. Nunca es fácil ni bonito estar cambiando de equipo cada año. Las circunstancias son como son. En el mundo del fútbol te tienes que acostumbrar a ello. En unos equipos encajas mejor que en otros. Guardo un gran recuerdo de estos tres equipos.Hay futbolistas que llevan toda la vida en un equipo y otros que nos hemos tenido que mover por varios equipos. ¿Bueno, malo?, según cómo cada uno lo quiera ver. A mí me llegó esa etapa de en esos tres años pasar por tres equipos diferentes, y de todos ellos guardo un gran recuerdo. En el Mallorca jugué UEFA, al año siguiente firme por el Celta y ascendimos. Después firme por el Levante y también logramos el ascenso. Fueron tres experiencias bonitas porque se cumplieron muchos objetivos.

P. En el año 2006, pones rumbo de nuevo a Soria. ¿Influyó en tu decisión el ya haber estado anteriormente en el Numancia?

R. Por supuesto que sí.  Además surgió que unos días antes de finalizar el plazo en el mes de agosto para poder firmar por otros equipos, me comunicaron en el Levante que no contaban conmigo. Tengo mucho que agradecerle al NumanciaTenía muy pocos días para buscar un equipo y para que se interesarán por mí. Apareció el Numancia y por suerte tengo mucho que agradecerle, tanto por la primera etapa, como sobre todo por la segunda. Si en aquel agosto del 2006 el Numancia no me hubiera llamado, no sé qué hubiese pasado.

P. Han pasado seis años y sigues en el Numancia. ¿Qué te ha hecho encontrar la continuidad que no tenías en otros equipos?

R. Al final cuando juegas asiduamente en un equipo y los entrenadores que pasan confían plenamente en ti, un futbolista saca todo lo que tiene. Un jugador necesita continuidad. Está claro que el entrenador tiene que ver algo en el futbolista porque los entrenadores no son tontos y no se tiran piedras sobre su propio tejado.Todos los entrenadores que pasaron confiaron en mí, cosa que agradezco enormemente. Yo tuve que poner muchas cosas de mi parte para que esa confianza fuese recíproca.

P. Con qué momento de los vividos en el Numancia te quedas? ¿Qué sientes cuando corean tu nombre?

R. Los años jugados en Primera División, que para un futbolista lo es todo. La ilusión de Soria por ver que tiene un equipo serio, humilde y muy cumplidor. Un aspecto muy importante fue el último ascenso. La que se formó por las calles de Soria cuando acabó el partido del ascenso fue algo inolvidable.

Cuando corean el nombre de un futbolista es porque estás haciendo las cosas bien. Yo simplemente agradezco ese tipo de cosas, porque a un futbolista le gusta escuchar corear su nombre. Se siente mucha alegría.

P. Has pasado por muchos equipos, y los aficionados de todos ellos te recuerdan como un gran profesional. ¿Cuál es el secreto para ser tan querido por la afición?

R. Trabajo, trabajo y trabajo. Ese es el único secreto. Por mi forma de ser y por lo que me enseñaron mis padres de pequeño, soy un chico humilde y trabajador. Cuando eres futbolista te tienes que dedicar 100% al fútbol. Por circunstancias he llegado a estar donde estoy. También hay que ser muy, muy profesional. Yo pienso que cuando eres futbolista te tienes que dedicar 100% al fútbol, así sabrás hasta donde puedes llegar o hasta dónde has llegado.

P. Tocando el presente, ¿qué balance harías de la actual temporada?

R. El balance es súper positivo. Para un equipo como el Numancia estar a día de hoy prácticamente salvado, por no decir salvado ya, faltando once jornadas para acabar la temporada y con opciones matemáticas y grandes de meternos en play-offs, es algo increíble. Pienso que hasta ahora la temporada ha sido muy, pero que muy buena.

P. Más mérito sabiendo que el Numancia no es ni mucho menos un equipo de los que más presupuesto tiene, ¿no?

R. Al contrario. Si una cosa buena tiene el Numancia, entre todas las que tiene, una es la seriedad con la que tratan aquí a los futbolistas. Somos casi como una familia. En un club como el Numancia y en una ciudad como Soria, y cómo está el mundo del fútbol, no se puede luchar contra muchos equipos que están en ley concursal y es la pena del fútbol actual, no todos los equipos luchan en las mismas condiciones. Y eso, al fin y al cabo, se nota muchísimo.

P. ¿Crees que todavía puede entrar el equipo en la promoción?

R. Entrar en promoción es una cosa complicada. Queremos entrar, pero también los equipos que están arriba. Vamos a intentarlo. Vamos a poner todo lo posible para lograrlo, pero sabiendo que es muy difícil. Deportivo, Celta, Valladolid, Almería, Hércules… todos están arriba por algo. La suerte es que de aquí a final de temporada vamos a tener ese aliciente de luchar por alcanzar la promoción

P. Si el club te pusiera encima de la mesa un contrato en el que te ofreciera estar un año más con el equipo, ¿lo firmarías? ¿Depende tu decisión de si asciende o no el equipo?

R. Por supuesto que sí. Yo lo dos últimos años estoy renovando año a año según mi rendimiento. Cuanta más edad tienes, más profesional eres y más ilusión tienes por seguir jugando Hace dos años jugué mucho, el año pasado también y este año no me quejo de los partidos que estoy jugando. Esto es lo que tiene un poco el tema de la edad. La renovación es en función del rendimiento que tengas durante la temporada. Estoy jugando asiduamente y me encuentro bien tanto física como psicológicamente. Cuanta más edad tienes, más profesional eres y más ilusión tienes por seguir jugando. El ser futbolista en activo es una cosa que me encanta.

No, ni muchísimo menos. Mi decisión depende de que el club me haga una oferta Mi decisión depende de que el club me haga una oferta, si es que están contentos conmigo. Yo físicamente estoy bien. Ilusión no me falta en absoluto. El club decidirá. Yo pongo mi parte. El club tendrá que poner su parte si quiere.

P. Si el Numancia no te renueva, ¿pondrías rumbo a otro equipo o tienes la ilusión de acabar aquí tu carrera?

R. Nunca se sabe. Yo solamente pienso a día de hoy. Lo que suceda mañana me interesa, pero le doy más importancia a lo que sucede hoy.

P. Estando en tus últimos años como profesional, ¿crees que puedes decir a día de hoy que has cumplido los sueños y objetivos que te planteaste cuando comenzaste tu trayectoria?

R. Cuando comencé mi trayectoria, lo que nunca imaginé es que sería profesional. Son muchos los llamados y muy pocos los elegidos. Tuve la fortuna de debutar con Osasuna. Después de ese debut ya había cumplido mi sueño. Estoy súper satisfecho de la carrera que he hecho También cuando jugué en Primera, porque no todos los jugadores pueden conseguirlo. Desde que comencé en el mundo profesinoal en sí, hasta hoy, he cumplido muchos de los sueños que tenía. Estoy súper satisfecho de la carrera que he hecho. No puedo tener ninguna queja, llevo muchos años como profesional y hasta el momento las cosas, mejor o peor me han ido bien. En el mundo del fútbol siempre tienes momentos muy duros, de los cuales aprendes mucho, y momentos buenos, que te quitan la amargura de los malos.

P. ¿A qué te dedicarás cuando acabe tu carrera cómo futbolista?

R. De momento sólo quiero pensar en hoy. Tengo pensamientos para el futuro, porque sé que el fútbol tiene fecha de caducidad. A mí, por suerte o por desgracia, se me acerca la fecha de caducidad. Pero de momento, mientras siga siendo jugador en activo, sólo quiero pensar en seguir como futbolista.