El Girona gana al Real Murcia, y evita ser cuarto por la cola

El Girona ganó en la Nueva Condomina en un duelo en el que los dos equipos buscaban evitar ser el cuarto equipo, estando las salvaciones certificadas

El Girona gana al Real Murcia, y evita ser cuarto por la cola
Real Murcia
1
2
Girona
Real Murcia : Javi Jimenez, Molinero, Luciano, Jorge Garcia, Oscar Sanchez, Emilio Sanchez (Cerrajeria min. 50), Richi, Miguel Albiol (Isaac Jové min. 62), Sutil, Chando, Cristian Garcia (Borja min. 45).
Girona : Dani Mallo, David Garcia, Tortolero, Migue, Luso, Dorca, Garmendia, Moha (Acuña min. 69), Jandro (Ballini min. 86), Corominas, Benja (Nieto min. 73).
MARCADOR: 0-1 min. 25, Luso. 1-1 min. 52, Sutil. 1-2 min. 84, Acuña
ÁRBITRO: Pedro Sureda Cuenca (Comite Balear) Amonestó a Molinero(min. 56), Oscar Sanchez (min. 61), David García (min. 72) y Luso (min. 87)
INCIDENCIAS: La expulsión de Luso por doble amarilla y los dos penaltis pitados para cada equipo.

El último partido de la temporada, disputado en la Nueva Condomina, acabó con la victoria de un Girona que supo marcar el juego principal, dentro de un partido en el que el equipo murciano ni reaccionó ni tuvo alma en el campo. Los catalanes tuvieron más certeza de cara a gol, además de más oportunidades, mientras que el Real Murcia intentó la remontada al principio de la segunda parte, siendo sus intentos por levantar el partido no muy peligrosos.

La Nueva Condomina esperaba llevarse una última alegría en una temporada que ha tenido una cara y una cruz, pero el equipo local no supo darle lo que pedía y la grada reaccionó pitando y quejándose al término del partido. El Girona estuvo dominando toda la primera parte tirando pases en profundidad debido a la defensa adelantada del equipo grana. Con las varias llegadas del equipo visitante, acabó viniendo el primer gol después de que Moha sacara un córner que empujó, en el segundo palo, el lateral derecho Luso fuera de marca, dentro de la portería. Si el Murcia tras el gol debía haber salido al ataque, ocurrió todo lo contrario ya que el equipo siguió relajado sin llegar mucho a portería.

La segunda parte comenzó muy igualada pero poco a poco el Real Murcia fue metiendo al Girona en su área, aunque no acabó consiguiendo chutar con decisión a portería. En el minuto 53, un agarrón en el área a Paco Sutil, el árbitro lo entendió como penalti, y el propio jugador jienense lo transformó, reactivando la posibilidad de remontar el partido. La ilusión pareció disiparse cuando el árbitro pitó otro penalti, esta vez a favor del equipo catalán, pero Javi Jiménez adivinó perfectamente el tiro de Jandro y dejaba el partido abierto por un tiempo. El choque fue empeorando cada vez más, ninguno de los dos equipos mostraba mucho peligro de cara a gol, aunque el Real Murcia lo llegara a intentar de la mano de un no muy acertado Borja Bastón, titular de nuevo esta tarde en Nueva Condonima. Cuando todo parecía que el partido iba a acabar con este soso empate, Acuña, delantero que salió en la segunda parte, se saco un disparo desde varios metros, potente, por la escuadra de la portería, haciendo que la estirada de Javi Jiménez fuese inútil. Sentenciaba así definitivamente el partido a favor del equipo rojiblanco.

El Girona con este victoria logró evitar quedar cuarto por la cola. La afición de la Nueva Condomina expresó el malestar de toda la temporada, y sobre todo de esta segunda vuelta del equipo grana que fue calificada en rueda de prensa por el propio entrenador murcianista Iñaki Alonso de “ridícula”.