Primer punto a domicilio con esfuerzo y sufrimiento

El Recreativo logra el primer empate de la temporada en Los Pajaritos en un partido marcado por la labor defensiva y la nula presencia ofensiva. Acabó el choque con nueve hombres tras sendas expulsiones por doble amarilla a Montoro y Fernando Vega.

Primer punto a domicilio con esfuerzo y sufrimiento
Numancia
0
0
Recreativo
Numancia: Herrerín, Malón, Jaio, Juanma, Satrústegui, Sunny, Nagore, Nieto (Del Pino, m. 30), Bedoya, Cedric y Airam (Bonilla, m. 68).
Recreativo: Alejandro; Córcoles, Manolo Martínez, Morcillo, Fernando Vega; Dimas, Montoro, Matamala; Alexander (Chuli, m. 89), Jonathan Valle (Zamora, m. 79) y Berrocal (Jesús Rubio, m. 60).
MARCADOR: No hubo goles.
ÁRBITRO: Sureda Cuenca (Colegio Balear). Expulsó a Montoro en el minuto 75 y a Fernando Vega en el minuto 91 por doble amarilla. Amonestó a los locales Cedric, Sunny y Malón; y en los visitantes a Dimas, Morcillo y Zamora.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada número 3 en la Liga Adelante, disputado en el estadio Los Pajaritos ante unos 4.000 espectadores.

El conjunto de Sergi Barjuan consumó el primer empate de la temporada en un partido insulso y sin frescura por parte de los jugadores de ataque. Para el partido, el técnico catalán introdujo un solo cambio con respecto a la semana pasada contra el Mirandés. Jordi Matamala volvía al once en detrimento de Ernesto, arrastrando de esta manera a Jonathan Valle a un costado.

El inicio del choque tuvo claro sabor rojillo, tanto que, en los primeros diez minutos, llegó a disponer de tres ocasiones de gol. Primero fue el jugador cedido por Osasuna, Satrústegui, el que, de fuerte zapatazo obligó a estirarse al guardameta onubense. Acto seguido, sería el delantero canario Airam, el que volvería a la carga con un disparo cruzado que pasó rozando el palo defendido por Alejandro. La tercera ocasión, y también, la más clara, llegó tras una pérdida de Montoro en el borde del área que aprovecharía Nieto para mandar el balón por encima del larguero cuando lo tenía todo a favor para adelantar a los de Machín.

Tras las ocasiones, quiso despertarse del letargo inicial el Recreativo, que comenzó a adueñarse de la pelota y salir al ataque con rapidez y fluidez. Dispuso de dos llegadas, pero ninguna de ellas reseñables. A partir de este momento, el Numancia aceleró en la presión y asfixio al Decano. Costaba sacar la bola jugada y los numantinos acecharon con contras peligrosas llevadas a cabo por hombres rápidos como Cedric y Nieto. Fue el propio Cedric, el que dispuso de una buena ocasión que finalmente volvería a abortar Alejandro, en una magnífica intervención.

Al filo del descanso, llegó la única oportunidad clara para el conjunto albiazul. Contragolpe letal de los onubenses que concluyó con un magnífico remate de volea de Jesús Berrocal a centro de Matamala. El guardameta local, Herrerín, tuvo que emplearse a fondo enviando el esférico a córner.

Tras el descanso, el choque prosiguió con la misma tónica dejada en el primer periodo, es decir, incansable presión de los sorianos que empezó a desquiciar a los hombes de Sergi Barjuan. Los cambios obligaron a restructurar el once del Recreativo. Esto lo aprovechó el conjunto soriano para amarrar la bola y salir a su antojo.

A falta de un cuarto de hora para la conclusión, el colegiado balear expulsó por doble amarilla a Montoro, que estuvo muy inquieto durante todo el choque. La expulsión obligó a Sergi a aguantar el empate y el Numancia afianzó el dominio que ya poseía. Balones al área llegaban desde ambos costados, pero tanto el exguargameta berciano Alejandro como la defensa albiazul, supieron controlar y contrarrestar los envites de Cedric y Bonilla, especialmente.

En el tiempo de prolongación, llegaría la segunda expulsión por doble amarilla del partido. Esta vez, fue el lateral sevillano, Fernando Vega, el que se marcharía a vestuarios antes de tiempo.

Javier Del Pino dispuso de la última oportunidad, pero el marcador finalmente no se movería.

Mal partido en ataque y meritorio en defensa del Recreativo que hace que se coloque en medio de la tabla con cuatro puntos.