El Celta mete el miedo en el cuerpo al Sabadell

El Celta ganó en la Nova Creu Alta y dejó al Sabadell con la mirada puesta a la zona baja de la tabla, donde se acerca peligrosamente. El conjunto celeste se adelantó dos veces en el marcador y consiguió una importante victoria que le permite seguir soñando con el ascenso directo.

El Celta mete el miedo en el cuerpo al Sabadell
Sabadell
1
2
Celta de Vigo
Sabadell: De Navas; Toni Lao, Agustín, Olmo (Oscar Ramírez, min.68), Bermudo, Juanjo, Puigdollers, Hidalgo (Juvenal, min.62), Lanza, Luna y Florian (Baha, min.77).
Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Oier Sanjurjo, Túñez, Roberto Lago, Bustos, Alex López, Toni (De Lucas, min.65), Natxo Insa (Joan Tomás, min.72), Orellana y Iago Aspas (Bellvis, min.81).
MARCADOR: 0-1, min.30, Alex López. 1-1, min.50, Agustín. 1-2, min.76, Orellana.
ÁRBITRO: Martínez Munuera (Colegio Valenciano). Amonestó con amarilla a los locales Olmo y Luna y al visitante Natxo Insa.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 37ª jornada de la Liga Adelante, disputado en el estadio Nova Creu Alta de Sabadell.

Partido clave el que jugaban hoy Sabadell y Celta en la Nova Creu Alta. Ambos conjuntos necesitaban los tres puntos para acercarse a sus objetivos, por parte de los catalanes la permanencia y por los vigueses el ascenso.

Pero los celestes demostraron el motivo por el cual van delante del equipo arlequín en la tabla dominando el encuentro en sus inicios, dónde tuvieron infinidad de ocasiones para ponerse por delante en la primera parte hasta que  Álex López a la media hora de juego y tras un gran pase de Iago Aspas anotó el 1-0.

El Sabadell no cambió con este gol su actitud de equipo atípico de toda la primera parte, y se veía superado hasta el descanso en todos los aspectos por un fantástico Celta. Por lo que la llegada al entre tiempo fue la mejor noticia para el equipo de Lluís Carreras, ya que a pesar del mal encuentro realizado todavía quedaba la segunda parte para arreglar el resultado.

Y esa buena noticia llegó justo en la reanudación cuando Agustín remató un córner de cabeza y puso el empate para el equipo arlequín en el marcador. No lo merecía el Sabadell pero estaba sacan petróleo de un encuentro muy flojo. El Celta en cambio creía que con la insistencia llegarían los resultados y continuaba su línea de todo el partido.

Pues cuando juegas tanto con fuego al final te quemas, y esto le pasó al equipo de Lluís Carreras que se volvió a ver por detrás en el marcador cuando solo quedaban quince minutos. Fue por culpa de Orellana, quien devolvió la ventaja al equipo vigués tras una gran acción personal.

El Sabadell no pudo llegar a la meta de Sergio en los últimos minutos, y el conjunto de Paco Herrera durmió el partido para que finalizase sin más problemas. El Celta con esta victoria continua en la pelea por el ascenso directo con un ojo en el Deportivo-Valladolid de mañana, y el Sabadell mira hacia abajo viendo como equipos como el Girona o el Alcoyano le van recortando el colchón de puntos peligrosamente.