CE Sabadell 2011/12: de más a menos para acabar jugando con fuego

Temporada descendente del CE Sabadell, el cual pasó del coliderato en las tres primeras jornadas a acabar en 19ª plaza, a un paso de la 2ªB.

CE Sabadell 2011/12: de más a menos para acabar jugando con fuego
Jugadores del Sabadell celebrando un gol ante el Recreativo.

Tras el ascenso conseguido en Eibar el año anterior, el Sabadell retornaba a la categoría de plata del fútbol español tras 18 años fuera del fútbol profesional. El objetivo era claro, la permanencia y consolidarse en la Liga Adelante.

Para esto el presidente Juan Soteras Vigo decidió dar la confianza al técnico que consiguió subir, Lluís Carreras. El entrenador dio confianza a la columna vertebral del ascenso pero también reforzó la plantilla para tener más profundidad de banquillo y más alternativas que escoger tanto con hombres con experiencia en segunda como Arteaga, Samuel o Alex Cruz; como con jugadores que destacaron en la 2ªB por ejemplo Lanzarote, Florian o Aarón Bueno.

ESPECTACULAR COMIENZO

No tardó nada el club en adaptarse a la nueva categoría y se convirtió en la revelación del torneo en sus inicios. Los arlequines consiguieron vencer en sus primeros tres partidos alzándose en el coliderato de la Liga Adelante junto al Elche, en posición de ascenso directo.

Después le tocó jugar contra dos cocos como son el Deportivo y el Hércules con los cuales nada más obtuvo un punto. Pero tras este mínimo desliz volvió a la senda del triunfo ganando a Barcelona B, Recreativo y Alcorcón, victorias que le volvieron a aupar al coliderato (esta vez junto al Hércules) y que hacía despertar la ilusión en la grada de la Nova Creu Alta.

"Jugadores celebrando un gol en el primer partido ante el Huesca".

TRECE PARTIDOS SIN GANAR

Después de este fantástico inicio el club catalán pegó un bajón en cuanto a resultados y rendimiento. Tras empatar con Xerez y Alcorcón, además de perder en su visita al Pedro Escartín de Guadalajara, el Sabadell acabó definitivamente de mantenerse en el tren de cabeza de la Liga Adelante con las goleadas recibidas por el Nástic (5-0) y el Córdoba (0-3) que comenzaba a cuestionar el rendimiento del equipo.

La mala racha continuó hasta acabar la primera vuelta. El equipo de Lluís Carreras no pudo ganar ninguno de los encuentro desde aquí hasta el final de la primera mitad del campeonato. En esta fase se juntaron goleadas recibidas por Valladolid, Almería o Celta; con empates ante rivales que parecían directos como Las Palmas, Girona o Murcia entre otros marcadores. Con estos resultados el Sabadell terminó en 15ª posición la primera vuelta pero con el miedo en sus aficionados ya que el equipo se encontraba en una racha muy negativa que hacía pensar  lo peor.

"El Celta venció sin muchos problemas al Sabadell".

TRANQUILO INICIO DE LA SEGUNDA VUELTA 

Pero la mejor manera de quitarse los fantasmas es sumando puntos. Esto hizo el equipo en el comienzo de la segunda vuelta donde en tres partidos sacó siete puntos, ganando al Xerez y Villarreal B además de empatar en el difícil campo del Huesca. Incluso después de una derrota en Cartagena consiguió romper una fantástica racha del Deportivo venciéndole en la Nova Creu Alta por 1-0. El equipo había lavado su imagen y estaba en una situación tranquila en la clasificación.

Parecía que no habría problemas para certificar la salvación, pero de nuevo otra mala racha asomaba por el equipo arlequín. Tras la victoria ante el Deportivo no pudo sacar una victoria en las siguientes jornadas. Con derrotas fuera de casa a excepción del empate con el Recre, y solo quedando tablas en casa ante rivales como Barcelona B o Guadalajara  volvía  a desestabilizar un poco al Sabadell. La parte positiva era que los equipos en zona de descenso no ganaban tampoco por lo que seguía manteniendo las distancias.

"El Sabadell cortó la fantástica racha del Deportivo de la Coruña".

EL VILLARREAL EVITÓ EL SUFRIMIENTO

Otra derrota ante el Alcoyano hacía despertar a un rival directo. Pero el equipo de Lluís Carreras venció en casa ante el Nástic y puntuó en su visita al Nuevo Arcángel de Córdoba. Y cuando de nuevo parecía tenerlo en la mano, perdió en casa ante el Girona y fuera ante el Murcia. Unos resultados que volvían a darle vida a rivales directas y de nuevo traer el miedo a los aficionados arlequines que aunque la distancia con el descenso era de nueve puntos, al Sabadell le quedaba un calendario temible jugando la mayoría de partidos contra equipos que se jugaban el ascenso.

Pero después de perder en casa con el Celta y sacar un punto en su visita a Elche al Sabadell le llegó la mejor noticia, que casi cerraba de forma matemática la permanencia. Era el descenso del Villarreal de primera división, el cual descendía también a su filial y reducía en una plaza menos el descenso. La escalada del Girona ya no preocupaba, pues ni Alcoyano ni Cartagena ni Nástic parecían que fueran a remontar la diferencia de puntos.

PÉSIMA IMAGEN AL FINAL

El triunfo ante el Almería terminó de cerrar la salvación de manera matemática, pero esto no hizo que la afición acabase muy quemada con su equipo. El cual se relajó en los últimos cuatro partidos dando una imagen bochornosa y viéndose superado en los cuatro encuentros por sus rivales.

Finalmente el Sabadell terminó 19º posición que inicialmente le enviaba a 2ªB pero el ya comentado descenso del Villarreal B permitirá a los aficionados arlequines ver un año más fútbol de plata en la Nova Creu Alta.

"El Numancia ahogó la fiesta de la salvación en la Nova Creu Alta".

LO MEJOR, LO PEOR Y EL MOMENTO CLAVE

Lo mejor: El comienzo de la temporada donde se llegó a colocar colíder.

Lo peor: El final de la primera y segunda vuelta donde el equipo se mostró muy inferior a sus rivales.

Momento clave: El descenso del Villarreal que obligó a descender a su filial y dejó una plaza de descenso menos, lo cual prácticamente certificó la permanencia del Sabadell.