El último Guerrero

Es el cuarto año de Javi Guerrero en la isla y parece estar viviendo una segunda juventud a sus 36 años.

El último Guerrero
Javi Guerrero celebrando uno de los goles anotados esta temporada (MARCA)

Está claro que la condición física del madrileño se ha visto mermada a lo largo de su carrera, aunque es evidente que esas carencias las suple con la pelota en los pies cada vez que sale a la cancha. Delantero técnico y listo donde los haya, ha tenido un largo recorrido por los campos de España durante su dilatada carrera profesional que se alarga hasta los 19 años, (coincidiendo con su dorsal esta temporada) vistiendo durante la misma 8 camisetas distintas, siendo la de la UD Las Palmas la que más tiempo ha llevado junto a la del Racing de Santander ya que, hasta el momento ha permanecido cuatro temporadas en ambas escuadras.

Durante su estancia en el club, ha sido pieza clave para los entrenadores que han dirigido la entidad de Pío XII, asegurando goles en cada una de las temporadas precedentes, fuera quien fuera su competidor en la punta del ataque de la UD. En su primera temporada, en la que el objetivo marcado era el ascenso, convirtió 11 tantos jugando 30 encuentros, que le valieron para ser el máximo goleador del equipo superando por un tanto a Salomón Rondón y casi cuadruplicando a un Marcos Márquez que estaba metiendo sus últimos goles de amarillo. En la temporada siguiente, y ya formando parte de la terna de capitanes del equipo (elegido por sus propios compañeros) disfruta de una mayor continuidad durante el trancurso de la misma siendo, aún habiendo cambio de entrenador, el máximo anotador del equipo con 12 tantos repartidos en 34 encuentros. En su tercera temporada “El profesor”, pese a ser indiscutible para Juan Manuel Rodríguez, no gozó de la continuidad deseada por sus problemas físicos durante el año y debido a eso rebajó prácticamente a la mitad su aportación en la faceta goleadora, quedándose solamente en 7 goles.

Llegó la presente pretemporada con la anunciada renovación del madrileño por una temporada más sumado a las bajas en ataque de Quiroga y Portillo y sin visos de encontrar sustitutos fiables en la delantera. Los comentarios en foros y redes sociales de los aficionados amarillos no tardaron en llegar, la inmensa mayoría eran legión en contra de la figura del jugador argumentando que el bajo estado de forma que presumiblemente ofrecería durante la presente era evidente, viendo cómo se desenvolvió la campaña anterior y por consiguiente, que un equipo con aspiraciones a luchar por clasificarse para jugar la promoción de ascenso a la Liga de las Estrellas no podía permitirse contar con un solo delantero, y además tratándose de un “casi retirado”. El refuerzo llega, se llama Macauley Chrisantus. Es la antítesis de Guerrero, es joven, posee un gran físico y viene para ser el punto de referencia de la vanguardia amarilla. Con todos estos datos y las buenas actuaciones del nigeriano contra el Marino y el Tenerife en pretemporada, se presumía que este iba a ser de la partida en el primer encuentro de la temporada.

Y así fue, Javi Guerrero no jugó este primer encuentro de la 12/13 contra el Racing de Santander, y visto que Chrisantus anotó un tanto en su estreno, precisamente el que dio la victoria a Las Palmas, pocos o casi ninguno esperaban cambios en el once de Sergio Lobera para el próximo partido contra el recién ascendido Lugo. Las cosas marcharon según lo previsto, otro rosco en el casillero de minutos para él. Y justo cuando todos creían que no llegaría ningún delantero más, en las últimas horas del mercado Thievy Bifouma, procedente del Espanyol, es cedido al club grancanario durante esta temporada.

Entonces llegó el partido contra el hasta ahora intratable líder de la categoría: El Elche. Transcurría el minuto 54 cuando Fidel anotaba el segundo gol para los ilicitanos, la UD no conseguía reaccionar y el entrenador aragonés decide, 10 minutos después dar entrada a Javi Guerrero, que disputaría sus primeros minutos de la temporada. Primer balón que toca. Gol. Así Javi Guerrero demuestra que puede estar ahí, que puede ser útil para el equipo, y así lo hace ver Lobera que en los dos siguientes partidos le da minutos hasta conseguir la titularidad en detrimento de Chrisantus. Las Palmas no consigue remontar el vuelo, ya son 7 partidos sin ganar y el fantasma del descenso acecha peligrosamente. La reacción se hace necesaria y el Sabadell iba a ser testigo de la incipiente racha de 6 goles de manera consecutiva de Guerrero que comenzaría por batir al ex-amarillo Nauzet Pérez qué realizó el partido de su vida. En cinco de esos seis partidos consecutivos goleando, anotó el primer gol; se encargó de abrir la lata; de hacer lo más difícil.

Santiago Bernabéu: “No hay jugadores jóvenes o viejos. Los hay buenos y malos”Esos seis goles (cinco en competición liguera) reportaron 13 puntos de 15 posibles y el pase a octavos de final de la Copa del Rey. La racha del jugador se vio cortada hace un mes, no así la del equipo que sigue imparable sumando ya 13 partidos sin ver la derrota. Y ese partido en el que las cosas no salgan y el equipo pierda, llegará. Y ahí se echará de menos el gol de Don Francisco Javier García Guerrero, si es que no anota, y posiblemente llegarán las críticas, diran que debe retirarse... Pero como dijo una vez Santiago Bernabéu: “No hay jugadores jóvenes o viejos. Los hay buenos y malos”.