Manuel Pellegrini: reinventarse para resolver las adversidades

A lo largo de la competición, la plantilla de un equipo de fútbol puede sufrir multitud de contratiempos que deben ser solventados por el entrenador. Lesiones, ventas o jugadores cuyo rendimiento está por debajo del esperado, suelen ser habituales. Dependiendo del porvenir de las decisiones del técnico, la balanza puede decantarse hacia el éxito o el fracaso.

Manuel Pellegrini: reinventarse para resolver las adversidades
Manuel Pellegrini: reinventarse para resolver las adversidades

El Málaga de Manuel Pellegrini ha sufrido varios problemas a lo largo del curso. Desde la lesión de Julio Baptista o la cesión de Apoño, hasta las bajas de Toulalan o Willy Caballero. No obstante, el equipo ha sabido sobreponerse a las dificultades y ha finalizado la mejor temporada de la historia del club, culminada con la clasificación para la previa de la Liga de Campeones.

Baptista se ha perdido toda la temporada Julo Baptista celebra su mejor gol esta temporada. |Foto: malagacf.com

Uno de los primeros reveses que afectaron a la situación del equipo fue la lesión de Julio Baptista. El brasileño ha sufrido un auténtico calvario durante esta temporada, en la que tan sólo ha podido disputar cuatro partidos. El ex del Sevilla y Real Madrid, entre otros, se lesionó de gravedad al sufrir una fractura en el sesamoideo interno del pie derecho y fue intervenido el pasado siete de diciembre. Tras varios meses de rehabilitación, y cuando ya encaraba la última fase de recuperación, el delantero sufrió una rotura fibrilar en el sóleo derecho, que lo dejaría en el dique seco para lo que restaba de temporada. 

Tras esta noticia, Pellegrini tuvo que ‘tirar’ de jugadores como Rondón, Isco, Cazorla, Seba Fernández o Joaquín. Ellos serían los encargados de asumir la responsabilidad ofensiva durante el largo periodo de competición que quedaba por delante.

La lesión de Toulalan obliga a recomponer el once Toulalan

Jérémy Toulalan ha sido, probablemente, el mejor centrocampista defensivo de la liga. Muchos eran los que creían que venía a retirarse a la Costa del Sol, pero la temporada del francés ha sido espectacular. Además, se ha prodigado en la faceta ofensiva, contribuyendo con tres goles importantes.

Lamentablemente para el Málaga, el 21 de marzo saltaba la noticia: Toulalan sufría una lesión en el quinto metatarsiano de su pie derecho y se perdía el resto de la competición. En ese momento sonaron todas las alarmas y Pellegrini debía decidir cómo reemplazar al francés. 

Muchos se acordaron de la cesión de Apoño al Real Zaragoza. El malagueño hubiese encajado perfectamente en la demarcación, pero su mala relación con Pellegrini no lo permitió. 

La primera opción del chileno fue Martin Demichelis. El argentino se destapó como un gran centrocampista a la hora de recuperar balones y tocar rápido, además de contar con un gran poderío físico. El ‘jugar fácil’ daba resultado, sin embargo, cuando aguantaba el balón en exceso, surgían los problemas. El argentino se posicionó como el sustituto ideal y Weligton ocupó su lugar en el centro de la zaga junto a Mathijsen.

Sin embargo, Pellegrini ha optado por diferentes jugadores para ocupar el doble pivote. Camacho ha sido uno de los beneficiados, ya que desde entonces lo ha jugado casi todo. Además, Recio, Duda o Maresca han ido apareciendo paulatinamente en las alineaciones del chileno.

Las expuestas anteriormente, han sido las opciones más defensivas por las que optó el técnico de Santiago. Pero no hay que olvidarse de jugadores más ofensivos como Cazorla e Isco, que han retrasado su posición para realizar labores de organización. Cuando el equipo ha necesitado más presencia arriba, uno de los dos ha sido el encargado de sacar el balón desde atrás, mientras que el otro ejercía de mediapunta. Esta variante ha sido la más utilizada por Pellegrini en los últimos partidos de liga.

Kameni recoge el guante de Willy Caballero 

Carlos Kameni durante su presentación con el Málaga. |Foto: malagacf.com

Willy Caballero ha sido fundamental en la portería del Málaga durante la mayor parte del campeonato. A pesar de algún error puntual, el rendimiento del cancerbero argentino ha sido de sobresaliente (28 jornadas, 35 goles encajados). Aún así, una lesión en el segundo metacarpiano de su mano izquierda le hizo perderse el tramo final del la liga.

En su lugar, ha emergido la figura de Kameni. Olvidado en el Espanyol, llegó al Málaga en el mercado de invierno y se posicionó por delante del guardameta Rubén, ex del Cartagena. No obstante, alguna actuación discreta del camerunés, acompañada por buenas apariciones del gallego, hizo que se abriera el debate sobre quién debía de ser el sustituto. Pellegrini lo tuvo claro y siguió apostando por el futbolista de Douala.

Jugadores por debajo de su rendimiento

Entretanto, el Málaga también ha sufrido el bajo rendimiento de varios jugadores durante la temporada. Han sido casos distintos, por diversos motivos y con finales opuestos:

Uno de ellos ha sido Rondón. El venezolano, tras un inicio dubitativo, pudo redirigir su situación y se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de la clasificación para la previa de la Champions.

Por otra parte, está el caso del holandés Van Nistelrooy. El ex del Real Madrid acaba de anunciar su retirada, consciente de que su físico no daba para la competición de primer nivel.

Otro caso distinto sería el de Joaquín, puesto que las lesiones le han lastrado a lo largo de la temporada. Estas circunstancias no le han permitido rendir al máximo de sus posibilidades, sin embargo, el gaditano ha cuajado grandes partidos en La Rosaleda y se espera que sea un hombre importante de cara a la próxima temporada. Cuando se ausentó Joaquín, Seba Fernández pasó a tener un papel principal en el once de Pellegrini. Celebrando

Por último, cabe mencionar al argentino Buonanotte o Sergio Sánchez. El de Santa Fe no ha contado para el técnico y no ha gozado de demasiadas oportunidades. En cambio, el ex del Sevilla se ha disputado el puesto de lateral derecho con Jesús Gámez, hasta que éste se lo ha arrebatado. Sin embargo, después de los cambios tras la lesión de Toulalan, el catalán ha ocupado la demarcación de central en varias ocasiones.

Tal y como se ha podido apreciar, la temporada de un equipo de fútbol es muy exigente y hay que estar preparado para hacer frente a las distintas adversidades que puedan surgir. Cuando se logra superar los contratiempos, la victoria saber mejor. Como decía Mark Twain: Los obstáculos no son más que un condimento del triunfo.