Toulalan: equilibrio y compromiso de Champions

Jérémy Toulalan llegaba hace un año a la Costa del Sol convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia del Málaga CF. El futbolista, jefe del centro del campo del Olympique de Lyon durante cinco temporadas, se sumaba a una larga lista de incorporaciones que aterrizaban en el club para conformar el ambicioso proyecto del jeque Abdullah Al-Thani. Pocos partidos fueron necesarios para ver las principales virtudes de un jugador que conectó con la grada de forma inmediata. El internacional francés no sólo justificó su fichaje sino que terminó por hacerse con los mandos del centro del campo malagueño. Ni siquiera una lesión que le impidió participar en el tramo final del campeonato ha podido empañar una primera temporada en el Málaga CF más que satisfactoria.

Toulalan: equilibrio y compromiso de Champions
Toulalan, celebrando el gol que le marcó al Villarreal. Imagen: Málaga CF.

Cuando Jérémy Toulalan llegó el pasado verano a Málaga a cambio de unos diez millones de euros, pocos aficionados podían pensar que se iba a convertir en una de las figuras del equipo. No porque el francés no sea un gran futbolista, que lo es, sino porque junto a él llegaron una serie de jugadores mucho más mediáticos como Van Nistelrooy, Cazorla o Joaquín.

Pese a ello, el jeque Abdullah Al-Thani no estaba dispuesto a escatimar esfuerzos y no se puede decir que su presentación no estuviera a la altura del resto. Más bien todo lo contrario. El centrocampista nacido en Nantes fue presentado en La Rosaleda ante más de 8.000 aficionados, aceptando el reto de ser la mayor inversión llevada a cabo por el club hasta el momento: “Ser el fichaje más caro es una prueba de confianza”, declaró. Toulalan se mostró convencido del nuevo proyecto y llegó a afirmar que su deseo es ganar una Champions con el Málaga. El idilio del internacional francés con la afición local ya había comenzado.

“Me gustaría participar en el reto de conseguir una Copa de Europa y jugar en uno de los mejores campeonatos como es el español”

El futbolista apenas sufrió problemas de adaptación y pronto se convirtió en imprescindible en el esquema del técnico Manuel Pellegrini. "Mi objetivo al llegar aquí es ayudar a construir un equipo. Un poco como lo que hizo Juninho en Lyon. Ayudar al Málaga a crecer y ser conocido a nivel de Europa”, explicó en la web del club.

Para la décima jornada de Liga, Toulalan ya era el máximo recuperador del campeonato. Sacrificio, colocación y concentración son algunas de las cualidades de un jugador que nunca ha dado un balón por perdido. Ubicado como pivote defensivo, ha sido el encargado de dotar equilibrio al centro del campo, permitiéndole al equipo jugar con mayor poder atacante.

Como dato curioso, hay que señalar que el jugador fue expulsado por primera vez en su carrera en liga en un partido frente al Villarreal. A pesar de abandonar el campo por doble amarilla, la segunda de las tarjetas terminó siendo anulada. Este hecho demuestra que dista mucho de ser un jugador sucio.

Una de sus mejores actuaciones llegó en el choque frente al Mallorca de la jornada 23ª. Toulalan fue el protagonista del encuentro al realizar un sensacional despliegue futbolístico y marcar uno de los goles de su equipo. El número 8 fue ovacionado por la grada al grito de: “Tou, Tou, Toulalan”, aumentado si cabe la complicidad existente entre la afición y el jugador.

Una lesión le obligó a decir adiós a la temporada

Su campaña iba para sobresaliente cuando una inoportuna lesión le apartó del equipo a mediados de marzo. Una fractura en el quinto metatarsiano del pie izquierdo le obligaba a pasar por el quirófano y a despedirse de la temporada. Las alarmas se encendieron en el equipo y Pellegrini se vio obligado a variar su esquema, adelantando la posición de Demichelis en muchas ocasiones. Finalmente, el Málaga CF supo sobreponerse a la baja del galo y alcanzó el objetivo de clasificarse para disputar la Liga de Campeones.

Quizá no haya sido el final de temporada más deseado por Jérémy Toulalan, pero por encima de cualquier contratiempo, el futbolista ya ha ganado algo muy importante: el cariño y el reconocimiento de toda una afición. En la Costa del Sol tienen 3 temporadas más para disfrutarlo.