El Málaga, ya trabaja duro en Campoamor

Hasta 27 jugadores viajaron al hotel de concentración para afrontar la etapa más dura de la temporada. El cuerpo técnico ha programado tres sesiones diarias en los primeros días del "stage".

El Málaga, ya trabaja duro en Campoamor
Toulalan y Sergio Sánchez, llegando a Campoamor.

El Málaga CF se encuentra ya en las instalaciones de Campoamor, lugar donde llevará a cabo la primera fase de la pretemporada. La expedición blanquiazul llegó pasadas las 18:30 horas de la tarde de ayer, tras partir a mediodía en autobús desde La Rosaleda. 27 futbolistas, técnicos, médicos y miembros del club trabajan ya con el objetivo de preparar lo mejor posible una campaña que se presenta muy exigente.

Manuel Pellegrini no quiere perder tiempo y, al igual que el año pasado, ha planeado tres sesiones diarias de entrenamientos. A las 8:00 horas dará comienzo la primera sesión, la segunda se desarrollará a partir de las 11:30 y la tercera está prevista para las 19:00. Se busca evitar así las altas temperaturas veraniegas. El trabajo será fundamentalmente físico, aunque los entrenamientos serán diferentes. Los dos de la mañana serán más físicos, mientras que en el de la tarde entrará ya el balón de una forma más destacada.

La expedición malaguista está capitaneada por el consejero consultivo, Francisco Martín Aguilar, pero está compuesta por el personal habitual, que se ha reforzado de una forma importante. En relación a los jugadores, los siete canteranos que se han desplazado con el equipo son: Pol, Toni, Jurado, Cala, Adrián, Álex Portillo y Fabrice. En cuanto a la primera plantilla, con las ausencias de los internacionales que acudieron a la Eurocopa y Kameni, los convocados son: Caballero, Rubén, Jesús Gámez, Sergio Sánchez, Demichelis, Malagueño, Weligton, Eliseu, Monreal, Maresca, Camacho, Toulalan, Recio, Joaquín, Portillo, Duda, Buonanotte, Xavi Torres, Sebastián Fernández y Rondón.

Serán en total nueve días de trabajo en Campoamor, en los que se buscará una puesta a punto ideal para afrontar un campeonato largo y con muchos más partidos que otros años. Esta concentración será la fase más exigente de la pretemporada, pero no la única, ya que también habrá una gira americana y partidos amistosos que estarán acompañados de más sesiones preparatorias.