Isco: “Tras cinco años fuera, me siento arropado en casa”

El malagueño reconoce que por la calle la gente le pide que no se vaya del Málaga y asegura sentirse “feliz rodeado de familiares y amigos”.

Isco: “Tras cinco años fuera, me siento arropado en casa”
(Foto: EFE)

Isco Alarcón disfruta con la selección Sub-21 el mejor momento de su corta pero intensa carrera deportiva, de vuelta en Málaga y arropado por su entorno, el benalmadense confiesa que su sueño se ha hecho realidad: “Mi sueño se está cumpliendo y bastante rápido; no podía imaginar todo lo rápido que iba a ir todo esto. Estoy muy feliz”.

Estuve cinco años fuera y al volver a casa me siento arropado, mimado por la familia y amigos y eso ha hecho que siga siendo el mismo niño de siempre. Ahora me dicen que no me vaya del Málaga, pero lo llevo bastante bien” afirmó.

Respecto a su exequipo, el malagueño asegura que las heridas han cicatrizado: Veo al Valencia porque me gusta el fútbol, pero esa etapa de mi vida pasó. No guardo rencor. Tengo cariño hacia esa entidad que siempre me trató muy bien y en estos momentos estoy centrado en el Málaga”.

Un momento de forma envidiable lo convierten en el centro de atención de toda Europa, aspecto que afirma, no le distrae: Intento no hacer mucho caso porque en el fútbol haces dos partidos buenos y todo el mundo habla de ti, pero los haces malos y hablan también. Hay gente a la que el éxito le afecta más y otros a los que menos. Yo creo que sigo igual que siempre”.

Autocrítico, el jugador del Málaga ha asegurado que aún le queda mucho por mejorar: “Tengo que mejorar en todo. Con 20 años, acabo de empezar y sé que tengo que ser más constante, querer más la pelota, marcar más goles. Hay muchas facetas en las que debo progresar. No hay que conformarse y siempre aspirar a más”.

En cuanto a su proyección y ascenso a la selección absoluta, Isco se templa y respira hondo, sin prisas: “En mi posición hay superpoblación y está bastante caro entrar, pero yo estoy tranquilo, quiero ir a paso a paso porque tengo 20 años”.

 

Fuente: Marca