El Málaga como 'cabeza de turco'

La UEFA ha sancionado de forma desproporcionada al equipo andaluz por sus deudas económicas. Curiosamente, el mismo estamento europeo es el que le ha tenido retenido el dinero que el equipo costasoleño se había ganado dando espectáculo en los estadios del Viejo Continente.

El Málaga como 'cabeza de turco'
Michel Platini, presidente de la UEFA | Foto: UEFA

El anuncio en la tarde de ayer por parte de la UEFA de la sanción al Málaga pilló totalmente desprevenida a la familia malaguista, que sólo tenía la mirada puesta en la visita del Real Madrid a La Rosaleda. Poco tacto el del estamento europeo que, a 24 horas de un partido trascendental para los intereses del cuadro costasoleño, soltaba la 'bomba' y desconcertaba a jugadores y cuerpo técnico, que difícilmente podrán tener el 100% de su cabeza en el partido de hoy. Y es que, además, la sanción por la cual se excluye al Málaga para el año próximo de todas las competiciones europeas para las que se clasifique, además de una multa de 300.000 euros y la posibilidad de alargar su exclusión europea si no cumple con sus deudas antes del 31 de marzo, es inusual y sin un precedente de tal calibre. 

Es una sanción desproporcionada ya que el equipo, que realmente lo pasó mal en pretemporada por el tema de los impagos y que ahora estaba saliendo a flote, está a punto de hacer oficial el acuerdo con la Hacienda española, según reza el comunicado que publicó la entidad nada más conocerse la sanción, está al corriente de pago tanto con los futbolistas como con todos los trabajadores, cuando el dueño del club acaba de hacer en días pasados una importante inversión económica y cuando no debe dinero a ningún club, tal y como confirmó ayer el propio Osasuna (al que le debía una parte del traspaso de Monreal). ¿Pueden decir lo mismo el resto de equipos de nuestro país de que están al corriente de pago con todos los clubes?

Es una sanción injusta ya que, un equipo que se ha ganado el respeto en toda Europa por si filosofía de juego, que ya quisieran la mayoría de los equipos de España y Europa, ha ganado dinero que la UEFA le ha retenido (y por lo que el Málaga no ha podido hacer antes frente a los diversos pagos que adeudaba). Es contradictorio que un equipo humilde, con problemas económicos, se gane sobre el césped un montante económico con el que puede afrontar ese 'Fair Play financiero' que la UEFA ha puesto de moda este año pero que no pueda recibir ni un euro. En otras temporadas se ha hecho la vista gorda y el Málaga, junto a Hajduk Split, Osijek, Rapid y Dinamo de Bucarest y Partizan de Belgrado, serán las 'Cabezas de turco' ejemplarizante para el resto de equipos. ¿Por qué otros años no se ha actuado con la misma dureza con equipos más grandes y de mayor prestigio?

Sin duda, la noticia de la UEFA puede cargarse definitivamente a un club que intenta crecer jugando un fútbol de calidad y que está dando categoría con su clase al propio deporte del fútbol. Esta exclusión de Europa el año próximo, cuando aún resta más de media temporada doméstica por jugarse, puede acabar con el equipo en Segunda División debido a la lógica desmotivación de una plantilla que no tendrá ningún reto deportivo por el que luchar. Estamos con la historia de siempre, cuando un equipo pequeño irrumpe en Europa se le ponen obstáculos para que sean los mismos de siempre, los grandes, los clubes elitistas, los que se repartan el prestigio, el dinero y el honor. La UEFA está jugando con las ilusiones de toda una familia, la blanquiazul, y ha desgarrado el corazón de todos aquellos que se refugian al abrigo del azul del mar y del blanco de la libertad