El regreso del capitán

El máximo estandarte del equipo navarro podrá volver a los terrenos de juego tras cumplir la rigurosa sanción de cuatro partidos. En la rueda de prensa ofrecida hoy en las instalaciones de Tajonar, el de Huarte ha sido claro.

El regreso del capitán
Patxi Puñal ofreciendo una rueda de prensa. Imágenes de archivo. Foto: Diario de Navarra.

Era el segundo partido de liga, el primero que disputaba Osasuna en el Reyno de Navarra esta temporada, y nada menos que ante todo un FC Barcelona. El marcador, inesperado para mucha gente, era favorable a los rojillos. Hasta que una serie de catastróficas desdichas sacudieron el fantástico ambiente de las gradas. El colegiado, Muñiz Fernández, estorbaba con su presencia al jugador, haciendo que el balón lo pudiera recuperar el Barça, consiguiendo por consecuencia, el gol del empate. Esta jugada, tajo de cabeza a todo el mundo, aunque el más perjudicado, fue el capitán, Patxi Puñal.

El colegiado mostró la roja directa, por lo que todo el mundo esperaba que estaría entre dos y tres partidos sancionado. Pero la sorpresa fue cuando la Federación anunció, días después del partido, que estaría durante cuatro jornadas sin pisar los terrenos. La decisión cayó como un jarro de agua fría en tierras navarras, considerando desmesurada la sanción.

Puñal es uno de los ejes del centro del campo de Osasuna. En su ausencia, muchas son las combinaciones que ha probado el técnico rojillo, Mendilibar, para intentar dar con la clave de reforzar la gran labor del capitán. Los números no han acompañado al equipo durante este largo mes, pero todos los osasunistas, ya pueden respirar tranquilos. Puñal ya está de vuelta para ayudar al equipo, y así, intentar conseguir una nueva victoria que saque a los rojillos de la zona de descenso.

Patxi Puñal ha pasado por rueda de prensa para analizar la suspensión y hablar del próximo rival: el Athletic de Bilbao, así como de la actuación de su compañero Timor, en el pasado partido contra el Levante. Sobre esto último, el centrocampista navarro ha defendido tanto el comportamiento de su compañero como el de la afición: "Creo que estuvo muy bien todo; a mi me gustó mucho lo que vi, en todos los aspectos. Cuando empezaron los nervios en el campo, empezaron también en la grada y cierta parte de la grada supo callar todo este tipo de nerviosismo con gritos de ánimo. Luego, David (Timor), los jugadores sabemos lo que es David y necesitamos gente de carácter en el equipo, pero hay que saber encauzar ese carácter. El chico puso la mano en la oreja y pienso que rápido vio que se había equivocado. La gente supo ponerle un poco ahí en su sitio. De todo se aprende”.

Sobre la sanción, el de Huarte ha reconocido que la ausencia de los terrenos de juego le ha resultado larga: "Ha sido mucho tiempo. Cuatro partidos de sanción, que es un mes, más la semana de descanso y otra hasta que llega el partido, al final mes y medio... Además, como la cosa no terminaba de arrancar, estaba ya loco por volver, participar y poder sumar", ha explicado.

El capitán también ha hablado sobre el Athletic, contra el que Osasuna jugará el domingo, y se ha mostrado sorprendido por los problemas extradeportivos que están afectado al club bilbaíno esta temporada: "Me ha extrañado, no pensaba que el Athletic en lo que llevamos de temporada iba a tener tan pocos días buenos. Empezaron con la bronca de las obras, siguieron con Javi (Martínez) y con Llorente, que si la valla, que ahora otra vez la bronca... todas esas cosas no ayudan", ha subrayado.

Relaciones

Últimamente las relaciones entre Osasuna y Athletic no estaban en su punto más alto. Las cláusulas anti-athletic y el “robo de cantera” son temas que traen de cabeza a los aficionados de ambos clubs. Ante esto, el presidente rojillo, Archanco, ha declarado que las relaciones con el Athletic "son estupendas".

"Iremos a comer y seguro que nos ponen una comida espléndida como todos los años. Las relaciones son fantásticas", ha señalado Archanco, quien ha augurado: "Nos haremos nuestras bromas. Luego empezará el partido y querrán machacarnos y nosotros a ellos. Luego las aficiones tienen otro nivel y los ojeadores tienen otro comportamiento, pero nos llevamos estupendamente”.