Momentazos históricos de Osasuna

92 años lleva el equipo navarro recorriendo los diferentes estadios de España y de Europa. Durante este tiempo, el club no ha conseguido ganar ningún título, pero sí que se ha ganado el respeto y admiración allá donde ha ido, propio de un humilde equipo. No son muchas las portadas ocupadas, pero hay momentos que son inolvidables, que se han quedado grabados en las retinas de los miles de aficionados, tanto navarros como fuera de las fronteras. Estos son algunos de los recuerdos (de los últimos quince años) que todo rojillo guarda en su corazón.

Momentazos históricos de Osasuna
Foto de archivo de Diario de Navarra

Comencemos por la última alegría que se puede escribir con mayúsculas: EL ÚLTIMO ASCENSO. Después de seis temporadas consecutivas en Segunda División, el equipo regresó a Primera, y por todo lo alto. En la última jornada del campeonato, Osasuna venció en su estadio al Recreativo de Huelva (2-1) con un agónico gol de Treziak. El momento fue mágico, ya que antes de la finalización del encuentro, gran parte de la grada saltó al terreno de juego, transmitiendo así, la ilusión, esperanza y alegría a los jugadores y cuerpo técnico. Desde aquel día, el equipo no ha vuelto a pisar la División de plata. (Momento sugerido por @Mori9514, @Ja_Ancin y @SergioHuarte10).

La próxima parada en la memoria osasunista es el día que los rojillos asaltaron el Santiago Bernabéu. Era el 11 de abril de 2004 cuando los míticos Valdo, Pablo García y Moha, jugadores que dejaron huella, conseguían abatir en tres ocasiones la portería protegida por Iker Casillas. El resultado de 0-3 fue tan inesperado como satisfactorio para los navarros. Tal vez, haya partidos más espectaculares que este, pero el acontecido aquella noche fue una lección de humildad de un humilde equipo a uno que estaba plagado de estrellas como Beckam, Raúl, Figo o Zidane. (Momento sugerido por @Ja_Ancin).

La temporada 2004/05 fue histórica para el C.A. Osasuna. Los rojillos, de la mano del técnico mexicano Javier Aguirre, lograron salvar la categoría a falta de cuatro jornadas para el final de la temporada y se clasificaron, por tercera vez en su historia, para jugar la Copa de la UEFA. Esta clasificación para competiciones europeas fue gracias a que los rojillos disputaron por primera vez en su historia la final de la Copa de S.M. El Rey ante el Real Betis, en el estadio Vicente Calderón. El 11 de junio de 2005, unos 25.000 seguidores navarros se dieron cita en Madrid para acompañar al equipo. El C.A. Osasuna perdió el partido por dos goles a uno, después de que el tiempo reglamentario hubiese finalizado con empate a un gol, con goles de Oliveira y Aloisi. En la prórroga, Dani marcó el definitivo tanto de los béticos dando el triunfo a los sevillanos y dejando a los rojillos con el subcampeonato de esta competición, que no obstante les supuso la clasificación para la Copa de la UEFA. (Momento sugerido por @Armeteo, @skapa_81 y @AsunAndueza).

La culminación de un Osasuna consolidado en la élite del fútbol llegó al año siguiente, en la temporada 2005/2006, pese al efímero paso por la Copa de la UEFA donde el Stade Rennais FC francés eliminó a los navarros (con un 3-1 en el partido de ida y 0-0 en el de vuelta), cuando los rojillos realizan uno de sus mejores campeonato de Liga. Después de 38 jornadas de competición, el equipo que entrenaba Javier Aguirre finalizó en el cuarto lugar de la clasificación, igualando su mejor clasificación histórica, sólo superado por el FC Barcelona, Real Madrid y Valencia. Esta posición posibilitó que el equipo disputara por primera vez en su historia en la fase previa de la Liga de Campeones, la competición más grande del fútbol europeo. (Momento sugerido por @Graci1981 y @Fehnsaorin).

Las siguientes temporadas fueron de infarto. Los corazones rojillos tuvieron que pasar por el cardiólogo en varias ocasiones, ya que las últimas salvaciones se lograron en el último suspiro del último encuentro de la temporada. La salvación más especial fue la vivida aquel 31 de mayo de 2009 ante el Real Madrid. Veinte mil almas eran las que estaban animando a los rojillos, ya que con el empate, Osasuna bajaría a Segunda División. El encuentro no empezó de la mejor manera, pero el desenlace fue de infarto. Juafran, que había sido expulsado en el partido jugado en el Bernabéu por Pérez Burrull, fue el verdugo del equipo blanco. A falta de quince minutos para el final, y tras una falta despejada por Metzelder, el jugador alicantino enganchó una volea que fue directa al fondo de la red, por la escuadra. Fue el golazo de la jornada, un golazo que retumbó por el mundo entero y el que sirvió para la salvación. (Momento sugerido por @KepaBebia y @ArkaitzNene).

La temporada 2010/2011 estuvo marcada por la agonía del equipo en la salvación. Un partido que tuvo mucho que ver en la permanencia, fue el jugado ante el Sevilla en el antiguo Sadar. Negredo adelantó a los andaluces por dos ocasiones, por lo que los rojillos se fueron en inferioridad al descanso. No obstante, la situación era la que era y solo valía la victoria. Kike Sola se consagró como jugador rojillo, al ser uno de los pilares esa mágica noche, al marcar dos goles. Finalmente, corría el minuto 90 de encuentro cuando Camuñas, de cabeza y con una herida en el ojo, logró batir la portería contraria, haciendo así el tercero para Osasuna y poniendo el marcador a su favor. La grada estallaba de alegría y las piernas de muchos aficionados dejaron de funcionar. (Momento sugerido por @A_NOSTI y @Armeteo).

Durante la pasada temporada se vivieron muchos momentos de infarto. Uno de ellos fue clave en la historia del club y en la historia de la afición rojilla, probablemente, una de las más fieles que hay. Se vivió contra el Real Madrid en el antiguo Sadar. El partido no pasó a la posterioridad, pero el alma de la afición, perdurará en los archivos históricos. Los madrileños iban ganando por cero goles a cinco a falta de veinte minutos para la conclusión del partido, cuando todo el estadio al unísono empezó a entonar el clásico “Alé Osasuna Alé”. Fueron 20 minutos de intensa emoción, dando una vez más, una lección de apoyo, algo que no se había visto en ningún campo de fútbol en España. 20 minutos cantando a pleno pulmón, cuando el equipo estaba siendo derrotado muy dolorosamente. Histórico. (Momento sugerido por @AsunAndueza).

Andanzas por Europa

En la memoria osasunista hay un especial hueco para los momentos europeos, ya que aunque es un equipo humilde con un ajustadísimo presupuesto, son muy grandes sus hazañas. Una de las que dejan huella tuvo lugar en su propio estadio, en un encuentro de octavos de final ante el Girondins de Burdeos. En el partido de ida, habían cosechado un empate sin goles, por lo que el pase se decidiría en tierras navarras. Corría el minuto 119 de juego y el marcador todavía no se había movido, cuando el primer iraní en jugar en la Liga española, mediante un perfecto cabezazo, conseguía fulminar la defensa contraria metiendo así el primer y último gol del encuentro. Eso suponía el pase a cuartos de final de la UEFA, algo muy deseado en Pamplona, otro ‘momentico’ que pasará a la historia y que sigue guardado en la memoria de muchos. (Momento sugerido por @Javitosenosiain y @mariavff).

Después del Girondins, los cuartos los jugaron ante nada más y nada menos que el Bayer Leverkusen, uno de los grandes europeos. El partido de ida, jugado en tierras alemanas, es otro de los momentos especiales que tienen los rojillos por europa. No había pasado ni un minuto cuando Osasuna se adelantaba en el marcador. El resto del partido fue una auténtica fiesta, en el que el marcador se volvió a alterar en dos ocasiones más, terminando con un interesante 0-3. Los aficionados no olvidarán nunca aquel encuentro. (Momento sugerido por @IbaiZabaleta).

No obstante, el momento cumbre del club, tuvo lugar al disputarse la previa de la CHAMPIONS LEAGUE ante el Hamburgo alemán, tras quedar en cuarta posición de la liga. El resultado no fue el esperado, ya que en el partido de ida, el árbitro anuló un gol a los rojillos por posible fuera de juego, que a la postre se demostró que no lo fue. El resultado final fue de empate a cero. En el partido de vuelta, disputado en el Sadar, acabó con empate a uno, por lo que los navarros quedaron fuera de la máxima competición por el valor de los goles fuera de casa. Osasuna puede presumir de haber jugado la fase previa de la Champions en su historia, competición en la que nunca ha perdido. Sin duda alguna, este es uno de los máximos, algo que muy pocos clubes humildes han conseguido. Un premio al esfuerzo, la ilusión y la esperanza nunca perdida de un equipo destinado únicamente por luchar por la salvación. (Momento sugerido por @Armeteo y @Fehnsaorin).

Estos son varios momentos. Como se ha mencionado anteriormente, es una pequeña parte de la historia, ya que cada uno de los instantes sería imposible de plasmar. Por otro lado, esto es un homenaje a todos los rojillos del mundo, un reportaje para que disfruten recordando maravillosos momentos, y se conciencien de que es posible salir de la difícil situación actual. Es también una clase de afición para muchos otros equipos, porque ser rojillo es cantar en alto lo que otros quieren callar.