El Racing, al borde del abismo

No han pasado ni 24 horas desde la aprobación de la junta directiva cuando el primero de sus ocho miembros ha presentado su dimisión. Se trata de Toño Gorostegui. Con esta situación una nueva dimisión acabaría con la viabilidad del Consejo y dejaría al Racing al borde de la desaparición.

El Racing, al borde del abismo
Gorostegui primer miembro que dimite del consejo del Racing

Poco más de 24 horas. Ese es el tiempo que le ha durado al Racing de Alí Syed el consejo de administración diseñado desde la sombra por Francisco Pernía y aprobado en la junta general del domingo. El flamante consejo ha perdido ya a uno de sus rostros más emblemáticos: el de Toño Gorostegui. El regatista cántabro, reclutado para la causa en la noche del sábado pasado, a pocas horas de la asamblea de accionistas– ha comunicado su renuncia al puesto. Antes incluso de que legalmente fuera registrado el nuevo consejo. Y eso que había dado su consentimiento y estampado su firma ante notario. Gorostegui ha confirmado que no tomará posesión como consejero del club cántabro."Fue una propuesta precipitada y una respuesta igualmente precipitada. No había tiempo para pensarlo ni para meditar. Y dije que sí porque era ayudar al equipo de mi tierra. No pensé más. No había tiempo." "Tenía que ser rápido para desbloquear la situación; así me lo explicaron, y eso ha ocurrido. También es viable legalmente el club con siete miembros en el consejo. Creo que tras meditarlo estoy en mi derecho de decir que no quiero estar ahí y que deseo lo mejor para el Racing"

Situación límite

Con esta dimisión las dudas vuelven a multiplicarse en el futuro del Racing. Además, los otros tres miembros populares del consejo han mostrado ciertos signos de debilidad. Manolo Sainz y Jorge Campos podrían presentar su dimisión en las próximas horas. El popular creador de la vaca Tula ayer tenía previsto aparecer en El Larguero y dio plantón de última hora alegando que la dimisión de Gorostegui había sido un duro golpe para el grupo y que necesitaba meditar su situación. En estas circunstancias, una nueva dimisión llevaría al Racing a coquetar con la desaparición. Parece poco viable que la juez intervenga en la situación declarando nula la asamblea o que el Gobierno de Cantabria de un paso adelante. Sin la continuidad del Consejo la viabilidad del plan económico sería practicamente nula y la desaparición del centenario Racing podría estar más cerca.