Ali recupera el control del Racing

Ali recupera el control del Racing

La titular del Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Cantabria, Mar Hernández, ha decidido cesar a los administradores concursales Alejandro Alvargonzález, Santiago Ruiz Asenjo y Ramón Camarena, que han estado gestionando el Racing durante el periodo de sometimiento a la Ley Concursal

En un primer momento, la junta directiva, compuesta por José Campos, Ángel Lavín y Manolo Saiz,pidió a la jueza la prórroga de la estancia de los administradores, para poder poner en orden la inscripción del nuevo Consejo avalado por el máximo propietario, Ahsan Alí Syed, en la última junta de accionistas. Sin embargo, una vez ampliado el periodo de tutela ejercida por Camarena, Ruiz Asenjo y Alvargonzález, las discrepancias entre estos y el consejo de administración sobre la validación del contrato del entrenador, Juan Carlos Unzué, precipitaron la exigencia de cese. La respuesta se ha demorado varias semanas, hasta el día de hoy.

No se podía demorar mucho más en el tiempo el dictamen de la juez. A julio tan sólo le quedaban dos días y el mes de agosto se considera inhábil judicialmente. En esta situación, y tras más de un año de gestión concursal, el Racing pasará a ser controlado por el Consejo, a pesar de que aún no se ha registrado formalmente. Ese trámite, que sus integrantes intentan cerrar desde hace meses, es necesario para que el máximo órgano de administración del club tenga firma y poder para funcionar en todos los aspectos. Hasta que esto no se produzca, todo hace indicar que las tres personas que lo componen, en especial Ángel Lavín, presidente, trabajará por medio de poderes notariales. Es decir, para tomar cualquier decisión requerirá de la firma del notario para que tenga validez.
Al margen de otras valoraciones,la decisión judicial permite que se puedan resolver asuntos que aún están en el aire, como el contrato del entrenador, Juan Carlos Unzué, todavía sin firmar.
 
Acuerdo sobre el ERE
 
El expediente de regulación de empleo (ERE) aprobado y al que se había acogido el Racing también ha llegado a su fin. Hoy mismo el club ha conseguido un acuerdo con los tres futbolistas que se encontraban inscritos en él y a los que el club debe indemnizar. La entidad cántabra abonará 27 días por año trabajado a Cisma, Arana y Torrejón, y con dicho pago quedarán desvinculados del club los tres jugadores.