Él también jugó en el Racing: Sergio Daniel Orteman

Continuamos con el repaso de los jugadores más decepcionantes y problemáticos del Racing de Santander en los últimos tiempos. Desgraciadamente, muchos son los jugadores de este estilo que han pasado por el club cántabro en tiempos recientes por lo que tenemos una gran lista para elegir. Hoy hemos escogido a Sergio Daniel Orteman.

Él también jugó en el Racing: Sergio Daniel Orteman
Orteman pasó en 2008 por el Racing de Santander (Imagen de www.realracingclub.es)

Sergio Daniel Orteman tuvo la suerte de jugar en el mejor Racing de la historia. Aquel Racing de la temporada 2007-2008 que, de la mano de Marcelino, consiguió llegar a semifinales de Copa del Rey por primera vez en su historia y a ocupar puestos UEFA también por primera vez. Si no llegar a ser por esto, el uruguayo habría recibido muchas más críticas en Santander.

Sergio Daniel Orteman Rodríguez nació en Montevideo el 29 de septiembre de 1978. Como profesional, comenzó a despuntar en la temporada 2000-2001 en el Central Europeo de Uruguay para fichar, posteriomente, por el Olimpia de Asunción paraguayo, con quien conquistó la Copa Libertadores de 2002, siendo nombrado mejor jugador del torneo. En el equipo paraguayo, Orteman fue despuntando, jugando con regularidad y anotando algún que otro gol, por lo que enseguida obtuvo su pasaporte hacia un grande del fútbol sudamericano, el Independiente de Avellaneda. Ese fichaje, según se pudo saber años más tarde, tuvo connotaciones fraudulentas por parte del propio Orteman, por lo que estuvo en busca y captura por la Interpol, por lo que fue detenido en 2008, tras marcharse del Racing

En Independiente no logró triunfar y se marchó cedido al Atlas mexicano. Allí pudo disfrutar de minutos y a su vuelta al Independiente gozó de más minutos, por lo que Boca Juniors se fijó en él y lo fichó en 2007. Tras no jugar mucho en Boca, el club argentino lo cedió al Istambul BB, recién descendido a la segunda división turca. Allí no logró adaptarse y pidió irse cedido a otro equipo. Ahí fue cuando Boca lo cedió al Racing de Santander.

En enero de 2008, Orteman fue presentado en los Campos de Sport de El Sardinero junto a otro polémico jugador, Damián Ismodes. En su presentación ante la afición racinguista, Orteman fue caracterizado como un medio centro de jerarquía, de corte defensivo y con un gran despliegue físico. En el Racing no llegó a jugar más de cinco encuentros, tanto por su escasa calidad en relación con la liga española, como por la competencia en el centro del campo racinguista, donde Colsa y Duscher estaban realizando una grandísima temporada. En el único partido que jugó como titular, frente al Recreativo de Huelva, Orteman anotó su único gol con la elástica verdiblanca. Fue un gran gol a la salida de un córner, donde el uruguayo disparaba de primeras ajustado al palo, por lo que el portero onubense nada pudo hacer.

Tras pasar por el Racing de Santander recaló en el Gremio, para posteriormente proseguir su ruta como trotamundos del fútbol sudamericano pasando por el Peñarol, Quétaro, volviendo al Olimpia y fichando por último esta temporada por el Club Guaraní.

En Santander no destacó mucho por los problemas extradeportivos, pero posteriormente se ha visto envuelto en numerosos conflictos. El primero de ellos lo comentabámos líneas atras; su traspaso a Independiente tuvo connotaciones fraudulentas por parte del jugador uruguayo. Sobre Orteman pesaba una orden de detención internacional: "Debido a la denuncia por estafa y lesión de confianza que le inició en Paraguay el ex presidente del club, el empresario Osvaldo Domínguez Dibb". En julio de 2008 fue detenido por la Interpol cuando viajaba con su familia hacia Buenos Aires. A partir de ahí, varios son los episodios lamentables que han llenado la vida de Orteman. Por destacar el episodio más reciente, en este mismo año fue apartado en el Olimpia de Asunción junto con otros dos compañeros más, al ser vistos de fiesta en la madrugada anterior al partido contra Independiente, en el que perdieron 3-0. Los jugadores se escaparon de la concentración de su equipo en la madrugada del domingo para ir al concierto de un grupo musical mexicano. Por lo que fueron apartados creando una gran polémica.

Por tanto, otro jugador que pasará a la historia del club cántabro, no por lo que hizo sobre el terreno de juego, sino por su escasa calidad demostrada y sus conflictos extradeportivos.