El Racing B encarrila la eliminatoria frente al Rayo Cantabria

El Racing B ha ganado en la tarde de ayer al Rayo Cantabria en La Albericia, en la ida de la final de la Copa Federación, en su fase autonómica. El resultado deja al filial verdiblanco con la eliminatoria muy bien encaminada y solo un sorpresón dejaría a los de Ricardo Alonso fuera de la fase nacional de esta competición. Los goles, que en su mayoría llegaron en los últimos diez minutos de partido, fueron obra de Tato (2), uno de ellos de penalti, y de Guillermo Méndez por parte de los locales y de Lavín por parte del cuadro rayista.

Racing B
3 1
Rayo Cantabria
El Racing B encarrila la eliminatoria frente al Rayo Cantabria
El Racing B encarrila la eliminatoria frente al Rayo Cantabria ( Imagen de www.realracingclub.es)
Racing B: Pablo Herrero, Guillermo Pedrajo (César, min. 50), Saúl, Javi Barrio, Estrada (Quique Rivero, min. 67), Butra, Sañudo, Maxi Seúlveda, Pereda (Bruno, min. 73) , Tato y Guillermo Méndez.
Rayo Cantabria: Toño, Felipe, Nano, Gonzalo, Pabluco, Luis (Gat, min. 73), Lipe, Lavín, Pablo Rodríguez, Aaron (Saúl, min. 65) y Besoy (Rocha, min. 55).
MARCADOR: 1-0, min. 24: Tato (penalti). 1-1, min. 81: Lavín. 2-1, min. 83: Guillermo Méndez. 3-1, min. 91: Tato.
ÁRBITRO: Toca Alonso (colegio cántabro). Amonestó a los racinguistas Estrada, Maxi, Guillermo Méndez y Bruno. Y a los visitantes, Felipe, Pabluco y Pablo Rodríguez.
INCIDENCIAS: Partido de ida de la final regional de la Copa de Federación. Instalaciones de La Albericia. Campo número dos. Terreno en buenas condiciones. Cielo cubierto y unos 300 espectadores.

Partido correspondiente a la ida de la final de la Copa Federación dentro de su fase regional, entre Racing B y Rayo Cantabria disputado en el campo número 2 de las Instalaciones de La Albericia. El resultado final de 3-1 no deja cerrada la eliminatoria pero sí que deja claro quien es el máximo favorito. El partido transcurrió con dominio racinguista en la primera mitad, pero, tras el descanso, el cuadro visitante adelantó líneas y a punto estuvo de sorprender a los verdiblancos, de no ser por el arreón final de los canteranos racinguistas.

Comenzaba la primera parte con claro dominio local. Los pupilos de Ricardo Alonso empezaron el partido con mucha fuerza y gran juego, sobre todo por las bandas donde Saúl fue una pesadilla para la defensa rival. El ritmo elevado de los canteranos verdiblancos permitió que el Racing se fuera haciendo con el dominio de las ocasiones. La primera llegaba con una gran carrera de Saúl por la banda que acaba con un centro que remata Pereda. El portero rechazó la pelota quedando para Sañudo que disparó alto. Así, en el minuto 11, llegaba el penalti, con una nueva jugada por banda. Esta vez fue Méndez quien se marchaba de su marcador, ponía un gran balón al área y un defensa del Rayo cometía mano dentro del área. El penalti era transformado por Tato. Tras este primer gol el Rayo se vino un arriba e intentó apretar más la salida de balón racinguista, recurriendo al juego directo, pero la defensa del filial verdiblanco se mostró muy rocosa. Aun así, el Rayo dispuso de una buena ocasión, pero su disparo se fue alto. Así finalizaba la primera mitad, con un Racing dominador en el juego y en las ocasiones, sobre todo creando mucho peligro por las bandas, y un Rayo que parecía haber despertado en el final de la primera parte, por lo que la segunda se preveía apasionante y muy competida con un resultado todavía abierto.

Y así fue, comenzaba la segunda parte con el Rayo apretando fuerte en busca de la igualada. Los de Jose Luis San Miguel adelantaron las líneas y presionaron de gran forma las líneas de pase locales, por lo que el Racing no lograba conseguir el brillante juego desplegado durante la primera mitad. Aun así, la calidad racinguista se dejaba notar a la contra, con dos buenos contraataques llevados por Pereda y Maxi, sin éxito de cara a portería. Se acercaban los minutos finales del partido y el Rayo apretaba pero el Racing salía a la contra con facilidad. En estas, llegaba el empate rayista. Disparo de Pablo Rodríguez que rechazaba Pablo Herrero y Lavín, de media tijera, ponía la igualada en el marcador. Pero los jugadores racinguistas supieron recomponerse en poco tiempo, tras recibir el empate en el minuto 81. A partir de ahí, el Racing se hizo dueño y señor del partido y solo dos minutos después llegó el segundo gol verdiblanco. Y de nuevo tuvo como protagonista a Saul, quien forzaba el córner que, a la postre, se transformaría en gol. Tato botaba el saque de esquina para que César de la Hoz rematara sin suerte pues Toño sacaba una gran mano para despejar el balón, pero el rechace fue aprovechado por Méndez que anotaba con un gran disparo. Pero la cosa no iba a quedar ahí, ya que las ganas y el ímpetu de los jóvenes racinguistas iba a provocar que el conjunto verdiblanco anotara el tercer gol. Y como no, llegaba de nuevo por la banda. En esta ocasión era Bruno quien, desde el lateral, ponía un buen balón para Tato quien ajustaba su disparo fuerte y raso junto al palo de la portería de Toño. Imparable el disparo del capitán verdiblanco. Y así se llegaba al final del partido, con una recta final muy emocionante y en la que había pasado de todo.

Por tanto, partido competido en La Albericia pero que finalmente queda con un resultado cómodo para el Racing B de cara a pasar a la fase nacional de la Copa Federación. Al Rayo, por su parte, le queda la esperanza de haber realizado un buen partido, sobre todo en la segunda parte en la que a punto estuvo de sorprender al filial racinguista. La vuelta se jugará el día 24 en San Román.