La cantera franjirroja es de fiar

Rayo Vallecano demuestra que tiene una cantera prometedora. Los franjirrojos de Jose Manuel Jimeno finalizan la temporada en el quinto puesto de la División de Honor y con ello mantienen la categoría de Segunda B. Sin duda los rayistas han demostrado que el Primer Equipo puede confiar en él; reflejado quedó en algunas de las convocatorias de Sandoval.

La cantera franjirroja es de fiar
La cantera franjirroja es de fiar

La lucha de la cantera del Rayo Vallecano quedó latente desde su comienzo, hace ya 56 años. Con el claro propósito de formar a los futuros jugadores de Vallecas, el filial del Rayo consiguió estar en Tercera División en la Temporada 1988/1989. Desde entonces los jóvenes franjirrojos mantuvieron la categoría hasta que un gol de Carlos Gazapo en el choque contra Hospitalet (1-1) subiría al Rayo a Segunda División B. Temporada 2009/2010 brillante para los de Vallecas.

Dos años han pasado desde el ascenso, y aún permanecen latentes la lucha, garra, esfuerzo, y ganas del filial. En esta temporada no sólo han logrado mantener la categoría sino hacerlo con los mismos puntos que obtuvieron el año pasado (56 puntos). Los de José Manuel Jimeno han dejado en la Ciudad Deportiva de Vallecas el quinto puesto de la División de Honor. Con 16 victorias y 8 empates, el Rayo B finaliza esta temporada en el puesto séptimo del Grupo I de Segunda B (por detrás de Real Madrid Castilla, Tenerife, Lugo, Albacete, Atlético de Madrid B y Real Oviedo)

Con 16 victorias y 8 empates, el Rayo B finaliza esta temporada en el puesto séptimo del Grupo I de Segunda B.

El comienzo de esta trayectoria empieza en la guardameta rayista. Ismael Gil y Jose Antonio Bielsa han sido los encargados de custodiar los tres palos. El primer año de Isma como portero del filial no ha podido ser mejor. El franjirrojo de 23 años logró estar varias ocasiones en las convocatorias de Sandoval. Por su parte Bielsa también ha destacado con tan sólo 18 años. En su portería los balones no conseguían evadirle para entrar.

La defensa del equipo estuvo en las botas de Jaime Guadaño, José Manuel Alcañiz, Stephen Owusu, Rober Correa, Mario Gómez, Pape Thiombane y Miguel Villarejo. Durante la mayor parte de la temporada, Guadaño y Alcañiz fueron la pareja ideal. Mario sustituyó después a Guadaño y Alcañiz fue su pareja de baile como central sobre el terreno de juego. En el banquillo quedaron Owusu y Villarejo, debido a la efectividad de Rober y Núñez.

El centro del campo fue más disputado. Álvaro Martín, David Cuerva, Alberto Perera, Aitor Núñez, Pape Male Diamanka, Diego Benito y Jorge Sáez fueron los dueños del medio campo. En sus uniformes ya había materia de Primera División. Perea consiguió su debut con el primer equipos a principios de año, sustituyendo en el min. 79 a Labaka en el partido contra Mallorca (1-0). El senegalés Diamanka también tuvo su oportunidad en el encuentro de vuelta contra Sevilla (2-1). Pero atrás no quedan Diego Benito y Cuerva, ya que en ellos estuvo la confianza de Jimeno durante la primera y segunda vuelta, respectivamente.

El ataque ha estado a cargo de Jaime Mata, David González, Léo Baptistao y Dani González. La delantera del Rayo B ha sido la zona con más problemas. Mata y Léo Baptistao se lesionaron y constituyeron bajas importantes. Rayco era otro pilar fundamental del frente pero su marcha del equipo fue otro varapalo. Sin embargo, David González “Nono” y Dani han sabido dejarse la piel en el campo y saciarse de goles. Demostrado quedó con el debut de Nono en La Romareda y los siete goles de las botas de Dani.

Rayo Vallecano B demuestra así, un año más, que la cantera franjirroja tiene futuro y el mismo hambre de fútbol que los mayores.