"Humildad, clase, elegancia, genio"

1993-2012. 19 años de servicio a unos colores, a un sentimiento. Ayer, el salón de actos del Colegio Raimundo Lulio se llenaba para despedir al 'gran capitán' del Rayismo, a la zurda de Vallecas. Lógicamente, nadie quiso perdérselo y VAVEL.com estuvo allí para charlar con alguno de los presentes.

"Humildad, clase, elegancia, genio"
- Míchel con Ismael Gil y Jorge Sáez - (Foto: RayoHerald.com)

A eso de las 19.15h, cuando Míchel I de Vallecas entraba al salón de actos del Raimundo Lulio, sabía que le esperaban muchas emociones. Muchas emociones, muchos recuerdos y mucha gente cercana. Desde su familia y amigos, hasta sus entrenadores, pasando por compañeros y ex-compañeros que quisieron estar presentes en su homenaje, el de su afición. 

Poca gente esperaba a Paco Jémez, entrenador del primer equipo, pero él lo tenía claro: "no me podía perder el homenaje a un compañero como Míchel. Hasta yo me he emocionado". Lo tuvo a su lado como jugador y ahora lo tiene como compañero de cuerpo técnico: "se aprende mucho de una persona como él, siempre aporta soluciones y eso es muy importante para nosotros".

Sus ex-compañeros tampoco faltaron a la cita. Entre ellos Piti, Javi Fuego, Mikel Labaka o David Cobeño. En palabras del 10: "llevar el brazalete que durante tantos años llevó Míchel es un orgullo y una enorme responsabilidad. A los capitanes nos está ayudando mucho. Es único".

El Rayo Vallecano B también tuvo representación en el acto. Desde el míster Jimeno o el capitán Ismael Gil, hasta el que muchos denominan como el nuevo Míchel, Jorge Sáez: "eso son palabras mayores. En este equipo, Míchel siempre ha sido el espejo en el que mirarse. Ojalá algún día podamos llegar tan lejos como él".

En la faceta periodística, hablamos con Fernando Sebastián (conductor del homenaje y compañero de RayoHerald) o Carlos Sánchez Blas (Onda Madrid), voz en off del vídeo-recordatorio a la carrera del 8: "la intención era que su Majestad se emocionara junto a su familia". Quiso hacer hincapié en el enorme trabajo que se ha necesitado para sacar el acto adelante "el homenaje no ha tenido el apoyo del club ni tampoco lo ha requerido. Esto no tiene precedentes, es el mensaje de una afición a su capitán". 

"Estoy feliz. No solo por mí sino también por mi familia que está aquí conmigo. No sé si merezco tanto reconocimiento, pero solo puedo dar las gracias. La afición del Rayo Vallecano me lo ha dado todo". Miguel Ángel Sánchez Muñoz, Míchel