Rubén Ramiro rescata un punto para evitar el descenso

El Rayo Vallecano B obtiene un empate ante el segundo filial madridista después de haber jugado durante más de 70 minutos con un futbolista de campo menos. Además de Alberto Perea, también resultó expulsado, Bielsa. Los goles fueron obra de Raúl de Tomás por parte blanca y de Rubén Ramiro por la franjirroja. Ambos llegarían en la segunda mitad. El arbitraje expuesto sobre la Ciudad Deportiva de Vallecas pudo determinar y de qué manera el devenir del partido. | Foto: PxR.

Rubén Ramiro rescata un punto para evitar el descenso
Rayo Vallecano B
1 1
Real Madrid C
Rayo Vallecano B: Ismael; Owusu, Alcañiz, Mario, Rober; Cuerva, Perea, Chevi (Manquillo 90'); Dani, Rida (Jorge Sáez), Rubén Ramiro (Juanito 94').
Real Madrid C: Rubén Yáñez; Joel, Adrián, Molero (Álvaro López 45'), Llorente; Álvaro Medrán, Bruno, Aguza, Ramírez (Belima 61'), Burgui (Mariano 68'), Raúl de Tomás
MARCADOR: 0-1, min. 78, Raúl de Tomás; 1-1, min. 83, Rubén Ramiro.
ÁRBITRO: Aitor Cid Puga (Comité Gallego). Amonestó por parte del Rayo Vallecano a: Bielsa (27'), Cuerva (51'), Rubén Ramiro (65'), Owusu (69'), Dani (89'), Alcañiz (89'). Expulsó a Perea por doble amarilla (15' y 19') y a Bielsa con roja directa (83'). Por parte del Real Madrid C. Vieron cartulina amarilla: Molero (9'), Bruno (41'), Joel (65'), Álvaro Medrán (79') y Raúl de Tomás (83').
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la jornada 18 del Grupo I de Segunda División B y disputado en la Ciudad Deportiva de la Fundación Rayo Vallecano.

El encuentro comenzaba con un gran arranque madridista que consiguió embotellar al Rayo Vallecano en su área durante los primeros minutos de partido. Unos disparos que no pusieron en apauros al guardameta franjirrojo. Se tuvo que esperar hasta el minuto 9 para ver el primer acercamiento con peligro del equipo local. Fue a balón parado, en una falta botada por Alberto Perea que atajó Rubén Yáñez. El mismo Perea que diez minutos más tarde sería expulsado por doble amarilla. Ambas cartulinas fueron mostradas por el mismo motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón. Su equipo se quedaba con diez y el jugador se marchaba realmente indignado a la ducha. De nuevo los de Jimeno tendrían que hacer frente a jugar otro partido en inferioridad numérica. Un panorama parecido al vivido la jornada pasada en Zamora con la expulsión de Gabri, pero esta vez con diferente final.

Machacados por las expulsiones

A pesar de jugar con uno más, el conjunto merengue no supo sacar partido a la situación favorable, elemento que pudo pasarle factura en la recta final del encuentro. A raíz de la expulsión el juego de ambos conjuntos decayó. El Real Madrid C lo intentó por medio de Llorente en un córner, sobrepasada la media hora de encuentro, pero su acrobático remate se marchó fuera. No se vieron ocasiones claras para ambos y tanto el ritmo como la intensidad disminuyeron por momentos.

El segundo acto comenzaba con otro aire del equipo local. A punto estuvo Rida de adelantar a su equipo con un cabezazo en el minuto 54. En esa misma acción quedó dañado después de que el guardameta blanco en su salida con los puños impactara en el rostro del marroquí. Acto seguido, lo intentaría también Rober con un tiro con pierna derecha desde dentro del área que tras rebotar en un defensa acabó siendo atajado por Rubén Yáñez. Sin lugar duda, fueron los momentos de mayor apuro para el filial blanco que se veía acosado por el empuje de los locales. La tónica del encuentro seguiría siendo la misma hasta que Raúl de Tomás se encargó de declinar la balanza. En la jugada posterior a un tiro desde fuera del área de Rubén Ramiro, los de Manolo Díaz montaban la contra y se encontraron con el gol. El nueve merengue batía a Ismael de disparo cruzado con pierna derecha que se colaba por el palo corto.

Rubén Ramiro hace justicia

Las ilusiones franjirrojas de obtener un resultado positivo en la tarde de hoy podrían haber quedado mermadas tras el gol recibido en contra. Pero los de Jimeno apelaron a la épica y a la garra y 5 minutos después los de Jimeno establecerían la igualdad en el marcador. En una internada de Chevi por banda derecha, enviaría un centro medido que se paseaba por delante de toda la defensa y en boca de gol, Rubén Ramiro, remachaba al fondo de la red. Restaban menos de diez minutos y los de Jimeno lograban empatar pese a todas las adversidades. En ese mismo instante en el que se establecía el 1-1 en el marcador, Bielsa fue expulsado por entrar al terreno de juego, estando el juego detenido después de la consecución de un gol, encarándose con un adversario y propinar varios empujones a dicho jugador usando una fuerza excesiva. Pero ahí no quedaría la cosa. Alcañiz recibiría un puñetazo en la cara del que quedaría sangrando sobre el terreno de juego. El agresor fue Raúl de Tomás, el cual únicamente vio la cartulina amarilla por “encararse con un contrario sin llegar al insulto o a la amenaza”, según consta en el acta arbitral.

Con todo este revuelo se consumirían los minutos finales, de bastante tensión entre ambos equipos y con reparto de puntos para cerrar el 2012. El segundo filial madridista no logró la que hubiera sido su quinta victoria consecutiva y el Rayo B acumula una jornada más sin conocer la victoria. La última vez que lo hizo fue en la jornada 11 contra la UD Salamanca. A pesar del resultado obtenido hoy, los de Jimeno inaugurarán el año próximo estando todavía 1 punto por encima del descenso y con 20 en su casillero total.

Destacados VAVEL 2B

POSICIONES

RAYO B

PUNTOS

OURENSE

PUNTOS

PORTERO

ISMAEL

5

RUBÉN YÁÑEZ

5

DEFENSA

ALCAÑIZ

6

LLORENTE

6

CENTROCAMPISTA

RIDA

6

MEDRÁN

10

DELANTERO

RUBÉN RAMIRO

15

RAÚL DE TOMÁS

11