El Real Madrid Castilla se deja dos puntos ante el Sanse

El filial madridista se deja empatar en el minuto 89 y cede dos puntos vitales en la lucha por el primer puesto. Partido trabado en el que el Castilla echó a perder el gol de Casado en el 33. Ramiro puso el empate cuando el partido agonizaba y da a su equipo un punto importante en la pelea por salir de las posiciones de descenso.

El Real Madrid Castilla se deja dos puntos ante el Sanse
Sanse
1
1
Castilla
Sanse: Miguel Ángel, Ruiz, Vaquero, Vázquez, Castañera, Ramiro, Moncho, Héctor(Maillo, min 59) Alcalde(Jose Luis, min 61), Biendi y Portilla
Castilla: Jesús Fernández, Carvajal, Mendes, Nacho Fernández, Casado, Juanfran(Lucas, min.83), Mandi, Mosquera, Jesé(Denis 67), Morata, Joselu (Omar, min.75)
MARCADOR: 0-1, min.33, Casado. 1-1, min 89, Ramiro.
ÁRBITRO: Victor Manuel Gómez Ríos (colegio cántabro). Amonestó a Carvajal (min. 26), Mandi (min.44) por los visitantes y Vázquez(min.16)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 29, disputado en el Municipal Nuevo Matàpiñonera.

Comenzaba el encuentro en el Nuevo Matapiñonera con un filial blanco dispuesto a hacerse con el control del balón desde el principio. Tras la cómoda victoria ante el Rayo Vallecano de la pasada jornada, los de Toril buscaban reafirmarse y, al menos, mantener una ventaja sobre el segundo que recortó el Tenerife en la última salida del Castilla. Y lo hacía en el segundo derbi madrileño consecutivo, ante un San Sebastián de los Reyes que pelea por no descender en la decimoctava posición.

Pocas variaciones en la alineación del líder del grupo I. La baja de Alex Fernández, que hoy ha cumplido su último partido de sanción, era ocupada por Mandi. Formando junto con Mosquera una medular algo más defensiva de lo habitual en el Castilla, el canario volvía a un once del que solo la llegada del gallego le pudo desplazar. El que sin duda es uno de los mejores tridentes ofensivos de la categoría, Jesé, Joselu y Morata, volvía a ser de la partida tras las convocatorias de los dos últimos con el primer equipo. Pocas variaciones en el conjunto franjorojo. 4-4-1-1 y una defensa bien poblada para, cuanto menos puntuar, en la pelea por mantener la categoría.

Con un terreno de juego que impedía el juego fluido, los primeros minutos trascurrían sin ocasiones en ninguna de las porterías. Las malas condiciones del césped y el sistema defensivo de los de García Moreno dificultaban la velocidad del juego y al Castilla le costaba contragolpear con la efectividad que acostumbra. Pocas ocasiones por tanto en una primera media hora con poco que destacar y dos conjuntos que denotaban la importancia de los puntos a falta de solo diez jornadas para que concluya la campaña regular.

Escaso fútbol y dos conjuntos que no destacan por la defensa de jugadas a balón parado. El primer gol sólo podría llegar en el primer córner del encuentro. Mosquera votaba un balón pasado desde la esquina para que Casado volviera marcar de cabeza en una jugada que se ha repetido varias veces durante la temporada. 0-1 y el Castilla demostraba de nuevo su pegada. A partir de entonces, el Sanse se veía obligado a atacar y el partido se abría en el Matapiñonera. Fue desde el gol cuando las ocasiones visitantes comenzaron a llegar.

 Poco después del tanto, Miguel Ángel despejaba otro remate de Casado a bocajarro y, entonces sí, las contras del filial blanco comenzaban a sucederse. El equipo local no era capaz de trenzar fútbol de ataque, y los acercamientos a la meta de Jesús sólo llegaban en jugadas aisladas. El descanso llegaría por tanto con el solitario gol de Casado en otra primera parte poco vistosa de los blancos. Jesé, que volvía a la banda izquierda, tocó pocos balones en la primera mitad y el Castilla lo notó.

La segunda mitad comenzaba como la primera. Sin fútbol ni ocasiones claras y con un Real Madrid Castilla que se asentaba en el terreno de juego a medida que pasaban los minutos. En su afán de buscar la igualada, el Sanse adelantaba líneas espoleado por la salida de José Luis pero las ocasiones locales no llegaban. Las contadas llegadas a puertas eran tímidas por parte de los de Álvaro García.

Sólo alguna contra propiciaba de nuevo las llegadas de un equipo de Toril que pronto demostraba decantarse por mantener la renta. Y es que sorprendían los cambios del técnico cordobés. Jesé y Joselu se retirarían del campo en la segunda mitad, y el segundo de ellos lo haría en detrimento de un organizador como Omar.

Querer y no poder, en eso se resumirían los ataques del Sanse, que necesitado de puntos intentaba sin éxito llegar claramente al área blanca. Con los franjirojos más adelantados, el Castilla robaba el balón en terreno local y, a pesar de no dominar, protagonizaba las llegadas más peligrosas del encuentro.

Cuando parecía concluido, el partido nos guardaba una sorpresa para los últimos minutos. Un Castilla que dejaba trascurrir los instantes finales confiado en sacar los tres puntos recibiría un gol en los últimos minutos. Jugada de ataque de Maillo que acabaría en las botas de Ramiro, recorte y disparo a la escuadra del central cuando parecía perder la estabilidad. Golazo que ponía el 1-1 en el minuto 89 y dos puntos dejados por el camino en lo que supone sin duda una de las sorpresas de la jornada.

Acostumbrado a lanzanse a por el partido o materializar las contras cuando juega algo más replegado, el Castilla ha pecado hoy de una falta de ambición percibible tanto en la actitud del equipo como en los cambios. Partido en el que los tres puntos que parecían caer del lado visitante dieron paso a las tablas en el marcador gracias a uno de los pocos disparos a puerta del Sanse, lanzado a por el empate pero sin ideas en ataque.

Jornada clave en el grupo e importantísima en la pelea por el ascenso. El Oviedo había ganado su partido ante el Sporting y cuatro de los seis aspirantes al ascenso se enfrentan entre sí. El Tenerife recibe en el Heliodoro al Rayo y el Lugo recibirá a las cinco de esta tarde al Albacete. Punto por tanto que se puede convertir en positivo en lo que la distancia con algunos de los aspirantes al ascenso se refiere, debido a los enfrentamientos directos que esta jornada nos deja.

Pero punto que reducirá  la distancia del Real Madrid Castilla respecto al segundo clasificado. En un partido comenzado media hora más tarde que el de Matapiñonera, el Tenerife se ha imnpuesto al Rayo y reduce a cuatro puntos su distancia con el líder. El Albacete, por su parte, jugará en la jornada vespertina y puede reducir a tres la distancia con el Castilla a falta de nueve jornadas.

Se contrae la lucha por el ascenso gracias al desperdicio de parte de la ventaja por parte de los de Toril, que parecían ser dueños incondicionales de un primer puesto que multiplica las opciones de ascenso. Final de campaña que se presume apasionante y que continuara entre semana con la trigésima jornada.