FC Barcelona - Real Madrid: La última conquista de Cristiano Ronaldo

El delantero portugués del Real Madrid avanza imparable en una temporada de récords. En la presente campaña el luso ha conocido la victoria frente a todos los equipos en Liga, salvo ante el Barcelona, la particular 'bestia negra' que ha venido frenando los vuelos del Real Madrid en general y los del propio Cristiano en particular y es es que el de Madeira tiene ya demasiadas cuentas pendientes con el eterno rival.

FC Barcelona - Real Madrid: La última conquista de Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo vuelve a encontrarse con su 'bestia negra'

Cristiano Ronaldo está completando su mejor año como profesional.  Ni en su temporada en el Sporting de Lisboa, ni en sus 6 años en el Manchester United, ni siquiera en sus 2 anteriores campañas con el Real Madrid había alcanzado el luso los números y el fútbol que exhibe actualmente. En semifinales de una Champions League en la que su equipo cosechó un resultado negativo en el partido de ida que, no obstante no exige de una proeza imposible para revertirse; y líder en el campeonato nacional de Liga desde la jornada 11. El jugador portugués ha liderado a la delantera más potente del planeta, contribuyendo de manera determinante con sus goles, en la trayectoria casi impecable del Madrid esta temporada. Sus 41 tantos en Liga, a falta de 5 jornadas para la conclusión de la misma, le sitúan como máximo goleador histórico de su equipo en una campaña y máximo goleador, también, en la historia de una Liga, honor que ostenta este último, junto a Leo Messi.

Por ver está aún si todos esos números, marcados a partir de una extraordinaria contundencia goleadora como guinda perfecta al ataque vertical y directo del conjunto blanco, así como de una evolución notable en su propio juego, más solidario e inteligente, conducirán a su equipo a una exitosa campaña. Lo que sí está claro es que la gran cuenta pendiente del portugués está en el Camp Nou ante el FC Barcelona,  único equipo al que le falta por vencer en la presente campaña, pues todos los demás han sucumbido, en la ida o en la vuelta, al poderío blanco.

 
La cuenta pendiente viene de lejos
 
En la temporada 2011/12, el Real Madrid ha vencido a todos los equipos en Liga, salvo al FC Barcelona pero esta particular losa en el camino de Cristiano Ronaldo con el conjunto culé  no es nueva, pues el portugués sólo ha logrado ganarle a los de Guardiola en una ocasión. Curiosamente ese único partido-una final-le concedió al club de Chamartín su decimoctava Copa del Rey 18 años después. No obstante, si conquistar la victoria ante el eterno rival le ha valido al Madrid un nuevo título para sus vitrinas, encajar la derrota le he costado alguno más. Otra particular losa asociada al 'Clásico' es la relevancia en el papel que el propio Cristiano Ronaldo lleva  a cabo.
 
El '7' del Madrid es un jugador decisivo, desequilibrante y clave en muchas de las victorias de su equipo; capaz de liderar las más abultadas goleadas y de echarse al equipo a las espaldas cuando la dificultad cierra el grifo a la famosa pegada blanca. Pero ante el eterno rival son muchos quienes le acusan de no dar la cara, de no ser siquiera uno de esos jugadores que nadó para morir en la orilla. Lejos de eso, el luso suele naufragar en el tormentoso mar culé.
 
 
Aquella era la primera vez que Cristiano Ronaldo se enfrentaba al Barcelona con la elástica del Real Madrid. Curiosamente por aquel entonces el club catalán celebraba el mismo aniversario que los blancos celebraron la presente campaña, sus 110 años de historia. Aquel partido, además, supondría una antítesis de lo que han venido siendo los últimos Barça-Madrid, salvo en el resultado final. El Madrid de Pellegrini fue superior al Barcelona, al que sometió a un continuo avasallamiento completamente exento de suerte. 
 
CRISTIANO RONALDO: Además Cristiano Ronaldo, que venía de recuperarse de una lesión, desarrolló un papel destacado, erigiéndose en uno de los mejores de su equipo. Lideró la ofensiva de un grupo que jugó extremadamente adelantado, impidiendo-algo inédito-las llegadas de Messi y compañía al área rival. Además Cristiano asistió en labores de apoyo al centro del campo y pudo marcar de un soberbio cabezazo, que Puyol, monumental durante todo el encuentro y providencial en la victoria de los suyos, logró sacar en los minutos finales. Cristiano tuvo que retirarse cumplida la hora de partido, al no poder forzar la pierna. Así las cosas, ni el Madrid ni Cristiano lograron contrarrestar el tanto de Zlatan Ibrahimovic, ni siquiera cuando Busquets, que cortaba un balón con la mano ya con  superioridad en el marcador, dejaba al Barça con 10. También lo haría Lass por doble amarilla, aunque su expulsión llegaría en el minuto 89.
 
 
 
Si hoy la Liga pasa por el Camp Nou, por aquel entonces lo hacía por el Santiago Bernabéu. El golpe de autoridad que dieron los azulgrana con su victoria por 0 tantos a 2 (goles de Messi y Pedro) fueron determinantes en el desarrollo y desenlace de una competición a la que le restaba poco para expirar (jornada 31). Los 2 equipos habían llegado empatados a puntos y aquel resultado catapultó a los azulgrana hacia el título de Liga.
 
CRISTIANO RONALDO: Aquella era la segunda vez que Cristiano Ronaldo se enfrentaba al Barcelona en Liga pero en total habían sido 5 las veces que el portugués había estado ya ante el conjunto de Pep Guardiola. No fue, ni de lejos su mejor partido y en la línea del resto del equipo, el astro luso pasó inadevertido. Apenas gozó de un acasión  clara que Valdés acertó a sacar. 
 
 
 
Sin lugar a dudas y junto al 2-6, una de las derrotas más dolorosas de los últimos años. Barcelona y Real Madrid se vieron las caras en la recta inicial de la competición, concretamente en la jornada 13, y ese número, que tradicionalmente ha sido el de la mala suerte, se confirmó como tal para la parroquia blanca, mientras que restaba indiferente para el conjunto catalán, que poco debió a la suerte en aquella noche mágica. El Barça, arrollador, pasó por encima de todos y cada uno de los aspectos del juego madridista, algo que en aquella ocasión, quedó rubricado además con un marcador que probablemente hizo justicia a lo exhibido sobre el terreno de juego. Junto con aquella victoria, además, el Barcelona se haría con un liderato que ya no abandonaría.
 
CRISTIANO RONALDO: Un año más la figura del portugués pasó inadvertida bajo el rodillo del Barcelona. El luso apenas pudo rematar 3 balones en los 94 minutos de tiempo disputado, de los cuales sólo uno fue entre los 3 palos. Recibió 4 faltas y se mostró impotente ante el fútbol del Barça.
 
 
 
Como suele ser habitual entre los 2 grandes del fútbol español, encontrarse en la recta final de temporada, suele ser equivalente a jugarse el título de Liga o, cuanto menos, dar un golpe de autoridad en la decisión del mismo. Como dato curioso cabe destacar que, si bien el Real Madrid puede decantar la historia del actual título en el Camp Nou, el Barcelona lo ha hecho en los últimos años en el Santiago Bernabéu, degustando con especial agrado la gloria de conquistar el título en territorio enemigo. En la línea de lo que venía siendo haitual, el Barcelona exhibió un nivel de superioridad sobre el Real Madrid que, en aquella ocasión, no se reflejaría en el marcador. Messi había adelantado a los suyos en el minuto 53 pero Cristiano estrenó su cuenta goleadora ante el Barça y logró salvar un punto para el conjunto madridista.
 
CRISTIANO RONALDO: Se enfrentaba por séptima vez al Real Madrid-cuarta en Liga-y al fin pudo inaugurar su cuenta goleadora ante el equipo azulgrana a través de un penalti señalado a Valdés sobre Marcelo. Cristiano lanzó la pena maxima y no falló. Trató-esta vez sí- de tirar de su equipo, que había ido a remolque de un Barcelona superior. Fue uno de los más activos en ataque, aunque con más intención que acierto. Fue un peligro para el Barcelona, eso sí, a balón parado.
 
 
 
El último enfrentamiento entre los dos colosos se produjo en la primera vuelta del presente campeonato. Salvo 2 tropiezos-ante Levante y Racing-los blancos avanzaban imparables en cuanto a fútbol y goles. Hasta que toparon, de nuevo, con el eterno rival. En esa inercia, el jarro de agua fría, que llevaba implícita la pérdida del líderato (mismo guion de siempre) no se hizo menos dolorosa por estar empezando a convertirse en costumbre. De nuevo el Barcelona se mostró superior y de nuevo asestó un duro golpe en territorio contrario. A diferencia de anteriores temporadas, eso sí, el Madrid fue capaz de recuperar un liderato que mantiene hasta el día de hoy.
 
CRISTIANO RONALDO: El portugués fue de más a menos.  Se mostró impreciso en la primera mitad, cediendo de nuevo a la superioridad del rival y no logró mejorar la situación en los segundos 45 minutos. Marcado por el estigma de no aparecer en las grandces citas, el luso dio la cara y trató de convertirse en la referencia ofensiva de su equipo pero el ansia y los nervios por la enésima caída ante el eterno rival le condicionaron de nuevo.
 
LOS DATOS DE CRISTIANO RONALDO EN EL CLÁSICO LIGUERO
 
Tabla: http://www.transfermarkt.co.uk
 
 
Clásicos más allá de la Liga
 
Pese a llevar sólo 3 años (contando la presente temporada) en filas blancas, la asiduidad con la que en las últimas temporadas se ha disputado el 'Clásico', le ha dado a Cristiano Ronaldo para medirse al Barcelona en prácticamente todas las competiciones, en las que el balance general sigue siendo favorable al conjunto catalán, salvo una importante excepción.
 
Champions League
 
La Champions League cruzaba el camino de Cristiano Ronaldo con el Barcelona en la semifinal del pasado año-Ya lo habia hecho antes con el Manchester United en la final de 2009 y en semifinales, también, de la temporada 2007/08-. La particular guerra a doble batalla no estuvo exenta, en absoluto, de polémica y casi puede decirse que aquella eliminatoria supuso un antes y un después en la relación entre los dos históricos. El conjunto de Guardiola volvió a hacerse con una victoria por 0-2 (goles de Messi), que encarrilaba el pase a la gran final de Wembley, escenario en el que además el equipo azulgrana había alzado su primera Copa de Europa. La controvertida expulsión de Pepe y Mourinho, así como las tanganas que se formaron a la finalización del partido, marcarían ya el choque de vuelta. El Madrid necesitaba, para entonces, 2 tantos que le sirvieran para igualar la eliminatoria, y 3-sin que el Barça marcase-para superarla. El tanto anulado a Gonzalo Higuaín por presunta falta de Cristiano Ronaldo en el reinicio de la segunda mitad, terminó por crispar los ánimos del Real Madrid, que no pudo sumar a su cuenta goleadora ningún otro tanto al que ya había logrado Marcelo en el 64.
 
CRISTIANO RONALDO: El luso estuvo algo más destacado en el choque de vuelta que en el de ida. En el primero de ellos, ante la imposibilidd de acceder a la meta culé con unos jugadores excelentemente posicionados sobre el terreno de juego, lo intentó sobretodo con disparos lejanos, tratando de echar manos de su potencia de chute a falta de poca fortuna en el uno contra uno. En la vuelta, sabedor de que aquel partido era un "todo o nada", Cristiano saltó al terreno de juego con mucha fuerza pero ni él ni sus compañeros fueron capaces de darle la puntilla a las tablas que les dejaban a las puertas de la final. No funcionó el juego en equipo y tampoco las individualidades, Cristiano trató de hacer la guerra por su cuenta y en esta ocasión, ni siquiera sus genialidades sirvieron de nada. El Madrid planteó un partido más serio pero de nuevo la polémica fue la nota predominante.
 
 
 
Copa del Rey
 
En el torneo del K.O se encuentra el único enfrentamiento de los 12 que han protagonizado Barcelona y Real Madrid en que Cristiano Ronaldo ha conocido la victoria. Los dos grandes toparían, nada menos, que en la final, en el que sería uno de los 'Clásicos' más igualados de los últimos años, tanto que se hizo necesario llegar a la prórroga para poder alzar el trofeo ante el eterno rival. Una primera parte para cada equipo; el Madrid superó al Barça en los primeros 45 minutos y el Barcelona hizo lo propio con los blancos en la segunda mitad. Una superioridad, que sin embargo, no se reflejó en el marcador hasta el minuto en el que apareció él para concederles al fin, una alegría a los suyos. Alegría que duró, en la competición del K.O lo que tardarían los dos conjuntos en volver a encontrarse. Cuartos de final de la Copa del Rey y el Barcelona volvió a dejar en la cuneta al Real Madrid. Un nuevo choque (el de ida) marcado por la dureza derivada de la impotencia madiridista ante la sempiterna superioridad del Barcelona,que volvió a arrancar una victoria del Santiago Bernabéu. Mucho más sufrieron los barcelonistas en el encuentro de vuelta, del que, gracias a una buena dosis de fortuna, lograron arrancar el empate y clasificarse para las semifinales de la actual edición copera.
 
CRISTIANO RONALDO: Si sus duelos contra el Barcelona habían sido un continuo "quiero y no puedo", el luso tuvo al final su ansiada recompensa en la final de la Copa del Rey; luchó lo indecible y fue el mejro de su equipo. Mourinho encomendó a su calidad la constante búsqueda de la ocasión que abriese el marcador y en una pelea sin extenuación, este llegó durante la prórroga. El portugués aprovechó un buen pase de Di María para rematar de cabeza y dar permiso al estallido de la contenida rabia madridista. Cristiano devolvió la Copa al Real Madrid 18 años después. Aquel papel determinante hubiera podido repetirse un año más tarde, en los cuartos de final, cuando de nuevo la suerte del bombo cruzó a blancos y azulgranas en el camino. Cristiano fue hombre destacado en los dos partidos, en los que además logró marcar; ayudó en defensa y se sacrificó en labores de recuperación pero la renta que el Barcelona había obtenido en el Santiago Bernabéu hizo inútil la buena actuación del portugués.
 
 
 
 
Supercopa de España
 
Como campeón de Liga el Barcelona y de Copa el Real Madrid, ambos fueron los encargados de abrir la nueva temporada, la 2011/12. Lo que había venido exhibiendo el conjunto de Mourinho en sus gira de preparación alrededor del mundo, auguraba un choque de lo más disputado entre los dos grandes. El desarrollo del mismo no andó muy desencaminado. Tantas veces se habían enfrentado ya los 2 que el Madrid, que había probado todo tipo de alineaciones en la eterna búsqueda de su antidoto contra el Barça, pulía aspectos tácticos y técnicos planteando un duelo igualado, con gran solidez defensiva que no permitió a los de Guardiola exhibir su habitual comodidad en el terreno de juego ante el Madrid. Los goles de Özil (que inauguró el marcador) y Xabi Alonso, que lo cerró, sirvieron para igualar los tantos de Messi y Alexis y daba esperanza a los culés tras un partido complicado, caraterizado también por la dureza excesiva. La vuelta sólo sirvió para rematar a los blancos. Plantaron cara los de Mourinho, que por momentos encerraron al Barelona en su meta pero si el recuerdo del 5-0 se haría doloroso en la memoria del madridismo, el del gol de la victoria en el último minuto, obra de Leo Messi no fue menos.
 
CRISTIANO RONALDO: La actuación del portugués fue destaca tanto en la ida, como especialmente en la vuelta. Herido en su orgullo al contar por derrotas los partidos ante el Barcelona pero sabedor de que era posible vencerles (lo había hecho en la final de Copa que cerraba la anterior temporada), el luso trató en vano de convertirse en la referencia ofensiva de los suyos. En la ida tuvo el 3-2 en sus botas, en la vuelta anotó uno de los tantos de la esperanza pero tampoco en esta ocasión su papel logró ser decisivo.
 
 
Cristiano Ronaldo aún no ha conseguido que la más pura esencia de lo que es como jugador quede plasmada en un 'Clásico'. Es un futbolista luchador, aguerrido, con carácter ganador y una calidad capaz de decantar los más importantes partidos pero en el duelo ante el eterno rival , CR7 se ha quedado en intenciones apagadas por la frustración, la impotencia y la derrota. En la que está siendo su mejor temporada como futbolista profesional, el portugués esperará ser capaz de revertir esta tónica y coronar la que en sus deseos puede ser una temporada para el recuerdo.
 
DATOS GLOBALES DE CRISTIANO RONALDO EN LOS CLÁSICOS
 
 
*La final de Copa queda englobada como una victoria, pese a que hubo de llegarse a la prórroga tras empatar en los 90 minutos de juego disputado.