Real Madrid CF

Real Madrid CF Noticias

"Manotazo" del Benfica a un Madrid desdibujado

"Manotazo" del Benfica a un Madrid desdibujado

Los blancos cosecharon una abultada derrota, como consecuencia, en gran parte, de la escasa solidez defensiva. Pecaron especialmente los zagueros madrdidistas en las jugadas a balón parado. Martins, el mejor jugador del partido, anotó un tanto y dio 3 más de los 5 que recibieron en total los madridistas. Por parte del conjunto blanco anotó José Callejón, por partida doble.

Benfica
5 2
Real Madrid

En plena efervescencia del mercado de fichajes, con la reciente noticia de la salida de Sahin, la incertidumbre por el futuro de Kaká y en medio de las negociaciones por la posible llegada de Modric, el Real Madrid afrontaba su segundo partido de pretemporada ante el Benfica, duelo culminante en un torneo-la Eusebio Cup-para homenajear al histórico exfutbolista portugués. El vaivén de nombres en algunos jugadores no afectaba a la alineación de José Mourinho, que situaba a Kaká en líneas ofensivas, junto a Di María, Callejón e Higuaín; completaban la alineación Adán; Juanfran, Varane, Iván, Nacho; Granero, Lass. Por parte de Benfica, saltaban al terreno de juegoArtur; Maxi, Luisao, Garay, Melgarejo; Javi,Carlos Martins, Nolito,Witsel, Gaitán y Cardozo.

Los blancos habían recordado, durante el primer partido amistoso de la pretemporada, que las goleadas fueron su particular sello de identidad la pasada temporada, y en esta ocasión tocaba rememorar que las remontadas habían sido también parte importante en la conquista del título, algo que sin embargo quedaría sólo convertido en una intención, ahogada en la zozobra de una zaga, carente de sus jugadores habituales. No habían transcurrido ni 4 minutos de partido cuando la primera acción a balón parado relegaba a los blancos en el marcador. Carlos Martins sería el encargado de botar la falta para que Javi García rematase de cabeza, elevando el 1-0 al marcador del estadio da Luz. Tras el gol, el partido se trababa y las faltas cobraban un mayor protagonismo, llegando a producirse hasta 7 en 10 minutos. La tesitura de un juego discontinuo la aprovechaba el Real Madrid para adquirir el dominio del mismo, insistiendo con especial vehemencia por la banda derecha en la que gambeteaba Di María. 
 
Lluvia de goles en los primeros minutos
 
Pese a no acabar de hacerse dueños del balón con la contundencia acostumbrada, el Madrid lograba reflejar su intención en resultados. José Callejón recibia un buen pase de Di María, muy activo durante los primeros minutos para establecer, de nuevo, el equilibrio en el marcador desde el interior del área del Benfica. Pero aquel era el acostumbrado el primer paso en el camino hacia la remontada, y el siguiente volvería a andarlo de nuevo Callejón. El canterano aprovecharía, en esta ocasión, otro buen envío de Higuaín para adelantar a su equipo en apenas dos minutos mágicos para él. 
 
El choque había entrado en una dinámica alocada en la que ni unos ni otros se relajaban. El conjunto portugués, que había visto volar su ventaja en un suspiro, recuperaba el terreno perdido en el minuto 21 cuando los locales elaboraban un calco de la jugada que les había servido para adelantarse en el minuto 4. Martins botaría de nuevo una falta cerca del área madridita para que en esta ocasión fuese Witsel el encargado de cabecear el balón hasta el fondo de la malla de Adán. Antes de la media hora, el 2-2 reinaba en el luminoso del estadio portugués evidenciando las carencias de una defensa, la madridista, poco habituada a jugar junta. 
 
Recta final del primer tiempo más sosegada
 
Tras la lluvia de goles, el Madrid retomaba la lucha que había empezado a hacer suya y trataba de seguir adueñándose del partido, confiriéndole una pausa al ritmo frenético de los minutos anteriores. Pero el Benfica no renunciaba a lo propio y a punto estuvo Nico Gaitán de adelantar de nuevo a los suyos, como culminación a una buena jugada individual, que sin embargo acabría mandando fuera. Tan sólo un minuto más tarde sería Cardozo el que gozaría de una gran oportunidad para el conjunto local, tras recibir un buen pase de Melgarejo; el disparo de Cardozo, con la zurda, acabaría perdiéndose más allá de la línea de fondo. La réplica del Real Madrid se había hecho esperar pero llegó. La protagonizaría Di María, en el mecanismo de perfecto entendimiento argentino con Higuaín, que tan buenos resultados vertiera en el primer choque ante el Oviedo. Esta vez, el pase del 'Pipita', no lograría convertirlo 'el Fideo', cuyo disparo moriría en las manos de Artur. 
 
La recta final del primer tiempo exponía un ritmo de partido algo más tranquilo y un juego que había perdido en proundidad, tanto en la portería blanca como en la local. Las ocasiones se espaciaban algo más pero seguían sucediéndose, especialmente en el bando de los portugueses. A apenas 4 minutos para el descanso, sería Witsel, autor del segundo gol del Benfica,  el que trataria de batir a Adán de la misma forma en que lo había hecho ya antes, con la cabeza. El jugador belga trataría de rematar tras un saque de banda, que en esta ocasión blocaría Adán sin mayores dificultades. La última acción del primer tiemppo la protaonizaría Melgarejo, cuyo remate,  tras aprovechar un rechace en el área blanca, acabaría de igual manera. No habría tiempo para más en el estadio da Luz, donde los jugadores emprenderían el camino hacia el túnel de vestuarios. Intención del Madrid, dominio del Benfica y goles para ambos.
 
El Benfica se adelanta de nuevo
 
Los minutos inciales servían para ratificar la dinámica del primer tiempo y también para que el técnico del Benfica, Jorge Jesús,  empezase a mover el banquillo: Nolito y Nico Gaitán cederían su lugar en el campo a John y Enzo Pérez respectivamente. Sin cambios en el Madrid, que trataba de voltear la inercia poco favorecedora del choque por mediación de uno de sus mejores jugadores: Callejón. El canterano trataría de continuar siendo el particular salvador de su equipo y con sólo 2 minutos de tiempo cumplido, trataría de adelantar por segunda vez a los suyos con un remate, a pase de Kaká, que acabaría perdiéndose por fuera. Pero de nuevo el Benfica se resistía a permitir modificaciones en el transcurso del partido y sería John, recién ingresado en el terreno de juego, el que respondería a la ocasión blanca con un nuevo disparo que también se marcharía por alto. 
 
Y tras el tanteo en una y otra portería, llegaría por fin la recompensa para uno de los dos; probablemente para el que más lo había merecido hasta el momento, el Benfica. Si la primera ocasión había llegado como consecuencia de una de las sustituciones, el primer gol llegaría como cosncuencia de la otra. Enzo Pérez, que también había saltado al terreno de juego en la segunda mitad, aprovecharía un buen pase de Carlos Martins-jugador destacado en los locales-para establecer el 3-2 en el marcador. Pero las cosas aún podían empeorar más para los blancos y "la pierna ejecutora" de las desgracias madridistas seguiría teniendo un nombre propio: Carlos Martins. El portugués fallaría  en el minuto 57 pero no perdonaría un minuto más tarde, cuando intercambiaba su papel con Witsel-protagonistas  ambos del 2-2-para agrandar las distancias entre su equipo y un Real Madrid desdibujado.
 
El Madrid trata de reaccionar; el Benfica, sentencia
 
El nuevo intento de Melgarejo, cuyo disparo con la zurda acabaría rechazado, supondría el salto definitivo en las alarmas de José Mourinho, que no demoró más su reacción. Empezó a mover el banquillo el técnico luso, que dio la oportunidad a Benzema y Fabio Coentrao en detrimento de Iván y Kaká, respectivamente. Los cambios, que se habian erigido en protagonistas para el conjunto lisboeta, parecían poder hacerlo también en filas blancas y sería precisamente Benzema el que, transcurrida ya la hora de partido, protagonizaría una nueva intentona para los suyos. El francés recibía de Di María para acabar rematando un balón que perecería en manos de Artur. Para tranquilidad madridista, además, Martins abandonaba el terreno de juego al ser sustituído por Bruno.
 
La respuesta de Benzema había confirmado lo beneficioso de oxigenar el equipo y Mourinho continuó haciéndolo. En esta ocasión fue Morata el que saltó al campo en sustitución del bigoleador del Real Madrid, José Callejón. Empujados por el soplo de aire fresco de Benzema, el equipo trataba de reaccionar y darle un empuje a un juego que se había mostrado impreciso y desdibujado sobre campo pero la circulación de balón acusaba la falta de profundidad y los madridistas se mostraban incapaces de dar ese paso hacia adelante. Buscando quizás aún esa reacción o con el objetivo de dar minutos a los jugadores que aún no habían podido disfrutar de ellos, Mourinho continuaba moviendo el banquillo. Denis y Alex darían descanso a Di María e Higuaín respectivamente pero a esas alturas del partido aquello sólo serviría para modificar la posiciones de los testigos del quinto gol portugués. Este llegaría por mediación de Enzo Pérez, que aprovecharía un buen pase de Alan Kardec para establecer el quinto y definitivo tanto para los lusos-el segundo en su cuenta particular-. Minuto 85 y los blancos veían rubricada ya su primera derrota. 
 
Con este panorma, apenas restarían dos ocasiones más, una para cada equipo. Denis sería el protagonista de la última oportunidad blanca pero su disparo, a pase de Juanfran se perdería por fuera, mientras que el postrero remate de Alan Kardec acabaría en las manos de Adán. No habría tiempo para más en un partido con un inesperado resultado para el Real Madrid que, mucho menos rodado que su rival de hoy, demostró que tiene aún mucho trabajo por hacer.
Ficha técnica:
Benfica: Artur Moraes; Maxi Pereira, Luisao, Garay y Melgarejo; Javi García y Witsel (Saviola, min.77); Carlos Martins (Bruno César, min.63), Gaitán (Enzo Pérez. min.45) y Nolito (Ola Jonh, min.45); Óscar Cardozo (Kardec, min.45) (Luisinho, min.88).
Real Madrid: Adán; Juanfran, Ivan (Fábio Coentrao, min.61), Varane y Nacho; Lass y Granero (Mosquera, min.88); Kaká (Benzema, min.61); Callejón (Morata, min.71), Higuaín (Alex, min.80) y Di María (Cheryshev, min.77).
MARCADOR: 1-0, m.4: Javi García; 1-1, min.18: Callejón; 1-2, min.19: Callejón; 2-2, min.21: Witsel; 3-2: Enzo Pérez, min. 53; 4-2: Carlos Martins, min.58; 5-2: Enzo Pérez, min.85
ÁRBITRO: Bruno Paixao (Portugal) amonestó a Granero.
INCIDENCIAS: Partido amistoso correspondiente a la Eusebio Cup. Estadio de La Luz (Lisboa). 35.000 espectadores. Eusebio fue homenajeado antes del partido, mientras que Ángel di María y Fábio Coentrao (exjugadores del Benfica) recibieron una mención por su pasado en el club lisboeta.