Exhibición goleadora del Real Madrid ante el Milan

El conjunto de José Mourinho dominó el partido sin más dificultades que el gol del empate. Inauguró la cuenta goleadora Di María y la engrosaron Cristiano Ronaldo-por partida doble-Sergio Ramos y Callejón. Destacada actuación de Kaká, que dio 3 grandes asistencias ante su exequipo. El único tanto 'rossonero' lo marcó Robinho.

Exhibición goleadora del Real Madrid ante el Milan
Real Madrid
5 1
Milan
Real Madrid: Alineación inicial: Casillas, Nach, Pepe, Varane, Coentrao; Khedira, Lass; Cristiano Ronaldo, Di María, Özil y Benzema.
Milan: Alineación inicial: Abbiati, Abate, Bonera, Acerbi; Nocerino, Ambrosini, Flamini; Cassano, Boateng y Robinho.
MARCADOR: 1-0.- Di María (23′); 1-1.- Robinho (32′); 2-1.- Cristiano Ronaldo (48′); 3-1.- Cristiano Ronaldo (65′); 4-1.- Sergio Ramos (81′); 5-1.- Callejón (88′).
ÁRBITRO: JAIR MARRUFO
INCIDENCIAS: Estadio: Yankee Stadium (Nueva York). Torneo World Football Challenge. Quinto partido de pretemporada para el Real Madrid.

El conjunto de José Mourinho afrontaba en la madrugada de hoy su quinto partido de pretemporada, penúltimo antes de poner punto y final a la gira por Estados Unidos. Con el trasfondo por la situación de Ricardo Kaká, los blancos se medían hoy al Milan en un partido que bien pudiera darse en la máxima competición del fútbol continental en Europa, en toda una Champions League; no en vano se encontraban los dos equipos que más entorchados europeos ostentan en sus vitrinas, con 9 y 7 respectivamente.

Lejos de la Champions, no obstante, en esta ocasión Madrid y Milan se veían las caras dentro del World Football Challenge, con una alineación poco habitual en filas blancas. Casillas, indiscutible en su puesto, slavaguardaba la portería madridista;  Nacho, Pepe, Varane y Coentrao-con su futuro en entredicho este último-conformaban la línea de atrás, mientras que en pleno y eterno debate sobre el compañero ideal de Xabi Alonso y al margen de los nombres que suenan en el mercado para esa posición, eran Khedira y Lass los que ocupaban el centro del campo; flanqueados por Cristiano Ronaldo y Di María en las bandas; Özil en la media punta y Benzema como máxima referencia ofensiva. En frente, Abbiati, Abate, Bonera, Acerbi; Nocerino, Ambrosini, Flamini; Cassano, Boateng y Robinho.
 
El Madrid empieza mandando
 
Los primeros minutos se presentaron  algo trabados con faltas que dificultaban la circulación de balón y el juego fluido, un atolladero del que el Madrid trató de desasirse con el primer remate a puerta del partido; sería obra de Sami Khedira, en perfecta asociación con su compañero en  la selección alemana, Mesut Özil, pero el disparo iría excesivamente centrado y sin problemas para las manos de Abiatti, que blocaba. El jugador alemán del Real Madrid señalaba el camino y Varane, trataría de segurlo con un nuevo intento de remate desde fuera del área que no conllevó mayores consecuencias para el conjunto italiano. 
 
El Madrid trataba de hacerse dueño del balón y de convertirse en protagonista de las jugadas ofensivas, intención que transformaba en realidad mediante una nueva llegada y un nuevo disparo; su ejecutor sería Lass, que recibía un buen pase de Cristiano Ronaldo para enviar el balón por encima del travesaño milanista. Con el transcurso de los minutos el Madrid de Mourinho había monopolizado ya las ocasiones de gol, aunque con escasa fortuna, la misma que sufriría Karim Benzema tras una nueva intentona. El galo buscaba el desequilibrio en el marcador mediante un disparo lejano, que acababa perdiéndose, de nuevo, por línea de fondo. Tales eran las posibilidades en el ataque del Real Madrid, que las ocasiones las generaban jugadores distintos. Tras Khedira, Lass y Benzema, sería el turno del siempre dinámico y explosivo Ángel Di María. 'El Fideo' lo probaba también desde el exterior del área milanista con un disparo por lo bajo que blocaría sin problemas Abiatti. 
 
Di María y Robinho mueven el marcador
 
El Madrid había avisado ya cuatro veces y no habría una quinta. No se había cumplido aun media hora de partido cuando, otra vez Di María, que había sido el último en intentarlo, repetiría asalto hacia el área milanista para batir al meta italiano. El argentino aprovechaba un balón que le llegaba tras la salida de un córner para enviar un nuevo trallazo desde lejos, esta vez, hasta el fondo de la meta de Abiatti. El  gol sirivió para que el Milan despertase y diera inicio a su particular lista de oportunidades; esta la inauguraría Boateng con un nuevo remate lejano, tras asistencia de Cassano, que acabaría marchándose desviado a la izquierda de Casillas. Pero el Madrid no estaba por la labor de que aquel amago de reacción en filas 'rossoneras' pudiera llevarse a cabo y de nuevo Benzema, que ya lo había intentado antes, volvería a la carga con un nuevo remate, también de lejos, que acabaría rechazado.
 
El Milan, sin embargo, ya había puesto en marcha su particular maquinaria de reacción y esta no tardó en dar sus frutos. Si el conjunto de José Mourinho había buscado el gol con perseverancia, el milanista se mostró más efectivo y necesitó de menos intentos para lograrlo. En el minuto 33, Robinho recibiría un buen pase de Nocerino para establecer el empate a uno. Los blancos, sin embargo, no modificaron en ningún momento su trabajo sobre el terreno de juego, que les había servido para dominar buena parte del encuentro y siguieron los de Mouirnho con la misma dinámica, esa que les llevó a seguir creando ocasiones. Otra vez Benzema, buscando saciar su hambre de gol, se plantaría en la meta de Abiatti para intentarlo mediante una doble oportunidad, que sería rechazada por la sólida defensa italiana. 
 
Mayor dinamismo en los minutos finales
 
Y ahí donde el hambre de Benzema buscaba calma, no faltaba tampoco la de Cristiano Ronaldo. El luso aún no ha estrenado su cuenta goleadora en la pretemporada de los suyos y buscaba, por tanto, revertir esa realidad mediante un nuevo remate que tampoco encontró puerta.  La recta final del primer tiempo mostraba un partido mucho más abierto y dinámico, en el que el Milan, en absoluto poseedor del esférico, sabía que sus posibilidades pasaban por aprovechar los robos y los posibles errores de su rival. Boateng trataría de obtener provecho de una de las minoritarias posesiones del conjunto 'rossonero' para batir la meta de Casillas pero su disparo se fue excesivamente desviado; como desviado se marcharía también la siguiente intentona del goleador madridista, Ángel Di María. Con el remate del 'Fideo' se llegaría al final de los primeros 45 minutos. 
 
Cristiano Ronaldo adelanta de nuevo al Madrid
 
Nada más empezar el segundo tiempo, Milan y Madrid empezaban ya a mover el banquillo, dando oportunidades a varios de sus hombres. Así las cosas, Mourinho dio salida a Xabi Alonso, Arbeloa y Sergio Ramos-hombres más habituales en las alineaciones del conjunto blanco-en detrimento de Khedira, Nacho Fernández y Raphaël Varane. También Benzema cedió su lugar a Higuaín. Casualidad o no, el refresco en el equipo vino seguido del segundo tanto de la noche-madrugada en España-. Cristiano Ronaldo lograba al fin dar inicio a su particular cuenta goleadora, adelantado por segunda vez a su equipo en el partido; el luso había recibido el balón de Lass Diarra. 
 
Con la lección aprendida tras lo acontecido en la primera mitad y sabedores de que no siempre hacen falta excesivas ocasiones para lograr la recompensa del gol, el Madrid trataba de seguir agrandando las distancias en el marcador del Yankee Stadium y no concederle oportunidad al Milan. Di Maria, muy activo en el choque de hoy, sería el encargado de llevar de nuevo el peligro a la meta de Abatti pero su remate con la zurda acabaría siendo rechazado por la zaga milanista. Tras el 'Fideo', nuevo acercamiento de Cristiano Ronaldo, para quien el objetivo cumplido da paso siempre a un siguiente que en esta ocasión, buscó el portugués con un nuevo disparo, a pase de Ramos, que se marchó desviado. Suyo sería ese fallo y suyo sería también el siguiente; el nuevo chute del 'crack' portugués, que se perdería muy cerca del palo milanista, ratificaba el dominio del Real Madrid, emulando el inicio de la pimera mitad, en la que había acapardo buena parte de las ocasiones.
 
Cristiano Ronaldo, suma y sigue
 
Los cambios seguían sucediéndose en uno y otro equipo. Özil y Di María daban su testigo a Callejón y Kaká, en un partido especial para el brasileño, cuyo futuro continúa en el aire pese a que muchos señalaban este día como determinante en la decisión del mismo.  Los cambios seguían mostrándose positivos para el Real Madrid y en esta ocasión sería Gonzalo Higuaín el que enviaría un balón al travesaño, tras una buena asistencia de Xabi Alonso. Las ocasiones se sucedían y, esta vez sí, el Madrid encontraba su recompensa. De nuevo sería Cristiano Ronaldo el que recibía un buen balón de Kaká para batir por tercera vez-segunda en su cuenta particular-a Abiatti, estableciendo así el 3-1 en marcador.
 
Posiblemente motivado ante el equipo en el que Kaká construyó su leyenda, el brasileño no se conformaba con haber sido el autor de la asistencia para Cristiano, sino que trataría de dar un paso adelante y convertirse, también, en goleador. A tal efecto, Kaká intentaba aprovechar un buen pase de Gonzalo Higuaín para marcar pero su remate con la zurda acabaría incerceptándolo De Sciglio.  Tal era el empuje madridista, que el Milan tuvo que esperar hasta el minuto 70 para ver cumplida la primera ocasión del segundo tiempo; su protagonista sería Stephan El Shaarawy, que cabeceaba en el interior del área un balón que le enviaba Kevin Constan y que se perdería por la derecha de la portería madridista. 
 
Sergio Ramos da la sentencia definitiva
 
Más movimiento en el banquillo blanco, en el que Pepe y Lass dejaban sus respectivos lugares a Albiol y Granero. No obstante en esta ocasión, los cambios en la alineación parecieron surtir efecto sobre el conjunto milanista, que gozó, en este intervalo de tiempo, de las ocasiones que no había sido capaz de generar en el resto de la segunda mitad. Constan en primera instancia-de cabeza- y El Shaarawy después, intentarían recortar distancias con su rival mediante sendos remates, que terminarían finalmente en nada. 
 
Lo jugadores que aún no habían podido disfrutar de minutos, saltaban al terreno de juego con poco tiempo ya para presentar sus credenciales; era el caso de Nuri Sahin, que saltaba en el 75 por Fabio Coentrao. Mourinho ya había venido advirtiendo sobre las dificultades que encontraría el turco-alemán para disfrutar de oportunidades en el Madrid pero el luso le concedía hoy poco más de 20 minutos. Tampoco Morata, que sustituía a Cristiano Ronaldo disponía de demasiado tiempo pero el canterano salia decidido a darlo todo sobre el campo; tanto era así que suya sería la siguiente ocasión de los blancos. Su remate, bajo palos, tras pase de Higuaín estaría a punto de convertirse en el cuarto para el equipo merengue. Un cuarto gol que no llegó por mediación de Morata pero sí por la de Sergio Ramos en el 81. El balón se lo había servido en bandeja de plata, otra vez Ricardo Kaká a la salida de un córner y es que el brasileño elegía a su exequipo para efectuar uno de sus mejores actuaciones. 
 
José Callejón cierra la goleada
 
Ya al borde del descanso era Jesús el que suplía a Casillas en la portería para gozar de unos breves pero dulces minutos, con los 3 tantos de ventaja sobre el Milan. Minutos dulces que aún podían saber mejor. En ese intento aparecería Callejón, que demostraba así que contar con poco tiempo no es excusa para no destacar; el canterano rozaba el quinto tras un remate que se perdía por muy poco. Restaban apenas 2 minutos para la conclusión del partido pero era suficiente para cerrar un partido redondo para los blancos. Y la insistencia de Callejón le concedería al granadino su recompensa. De nuevo Kaká, que se había erigido en asistente de lujo, le entregaba el quinto al canterano para que este rematase, indicando con la 'manita' el final del partido.
 
A medida que se acerca la competición oficial, el conjunto que dirige José Mourinho confirma sus buenas sensaciones a las que en la noche de hoy ponía la guinda con la goleada sobre el Milan.