El Real Madrid vence al Celtic con comodidad y cierra su periplo en Estados Unidos

El Real Madrid afrontaba su último partido de la pretemporada antes de dejar marchar a sus internacionales y esperar, de forma impaciente, a su llegada para preparar partidos trascendentales como el inicio de la Liga ante el Valencia o la Supercopa frente al Barcelona. Pero antes, el Celtic de Glasgow en Philadelphia. Sin despeinarse y ante un rival que se mostró inane, el Madrid ganó 2-0 con tantos de Callejón y Karim Benzema.

El Real Madrid vence al Celtic con comodidad y cierra su periplo en Estados Unidos
Real Madrid
2 0
Celtic de Glasgow
Real Madrid: Adán (Casillas, min. 46'), Arbeloa (Nacho, min. 57'), Ramos (Varane, min. 57'), Albiol, Coentrao (Sahin, min. 70'), Xabi Alonso (Lass, min. 57'), Khedira (Granero, min. 46'), Kaká (Benzema, min. 46'), Callejón (Di María, min. 57), Cristiano Ronaldo (Ozil, min. 57') e Higuaín (Morata, min.70').
Celtic de Glasgow: Zaluska; Matthews, K Wilson, Mulgrew, Izaguirre; McGeouch (Frazer, min. 76'), Kayal, Ledley, Commons; Stokes, Murphy (McGrego, min. 32')
MARCADOR: 1-0, min. 21' Callejón. 2-0, min. 67' Benzema.

Tras miles de kilómetros recorridos, miles de fans enamorados y millones de euros ganados, el Real Madrid se disponía cerrar una pretemporada en Estados Unidos que se podía tildar de exitosa. Los Ángeles Galaxy habían caído derrotados por 5-1. El siguiente rival fue el Santos Laguna en un clima incómodo, especialmente por el calor. Pero la fortuna se alió con los pupilos de Mourinho y se ganó en los últimos minutos (2-1). En el último partido, el Milan era el equipo con el cual se iba a enfrentar en el penúltimo partido de la pretemporada en el país americano. Fue de todo menos igualado, especialmente por la exhibición de Cristiano Ronaldo o de Kaká, que tenía a Galliani en la grada expectante. Surtió asistencias y el partido, al igual que el primero de la pretemporada, acabó 5-1.

Ahora llegaba el Celtic de Glasgow, un equipo que ya había comenzado la liga y que había ganado la primera eliminatoria de la Champions ante el Helsinki. Mourinho no experimentaba y, a excepción de la portería (sacó a Adán en detrimento de Casillas), compuso un once que bien podría ser de un partido importante. Albiol sustituía a Pepe en el eje de la zaga y estaría acompañado por Ramos.

Desde el principio el Madrid fue demasiado superior para el Celtic, apesadumbrado

El Real Madrid, con un dominio palpable, comenzaría el encuentro de forma cómoda, llegando al marco de Zaluska sin demasiada dificultad. El Celtic aguantaría en un principio, pero la presión en tres cuartos de los de Mourinho provocaría que, salvo contadas excepciones, el equipo escocés no lograse sacar el balón jugado. El Madrid, con Cristiano Ronaldo a la cabeza, buscaba una y otra vez el gol, sin encontrarlo.

Callejón y su eterno madridismo marcaban el primer gol

Pero la recompensa llegaría de forma rápida, antes de que se cumpliese la mitad de la primera parte. Un disparo de Higuaín en el área provocó que un defensor rechazase de forma poca ortodoxa. De ello se aprovechó Callejón, que sin haber perdido el hambre característico de un canterano con ansias de triunfar en el Real Madrid, demostró su atención recordando a Raúl en el gol. Ya todo sería más sencillo.

Sergio Ramos tendría que ser refrenado por el colegiado en una acción en la que no midió bien y estuvo cerca de ver la tarjeta amarilla. El partido llegaba al intermedio sin prácticamente ver en acción a Adán, que vio como una gran jugada de Ledley, rápido entre los dos defensores que le cubrían, acababa con un disparo que se marchaba por encima del larguero.

El Celtic buscaba el balón en el reinicio

Al comienzo de la segunda parte el equipo de Neil Lennon buscaba el balón y dominar la posesión, con el claro objetivo de cambiar la perspectiva del encuentro. Pero sin lograrlo, la línea de presión fue demasiado para un mediocampo escocés mermado por el ahogo. Tan solo llegaba el peligro en ocasiones específicas, especialmente a balón parado. A pesar de ir perdiendo, los aficionados del Celtic enseñaban cómo pasárselo bien en un partido donde tu equipo está perdiendo y está siendo dominado por el rival.

A pesar de haber empezado la liga y de tener la plantilla cerrada, el Celtic de Glasgow demostró la inferioridad existente y puso en duda en qué posición se situaría en la tabla de la liga española en caso de que jugase.

Benzema puso el segundo vistiéndose de Ronaldo Nazario

Sin demasiadas incidencias, llegaría el segundo del Real Madrid. Recordó a las mejores de la pasada temporada, aunque ya sin Cristiano Ronaldo en el campo, que había sido sustituido para dar entrada a aire fresco y dar oportunidades a canteranos. Un pase al espacio por alto de Mesüt Özil lo aprovecharía Karim Benzema, el cual se quedaría solo ante un defensor del Celtic. Encaró y, metiéndose en el área, hizo gala de una potencia propia del mejor Ronaldo Nazario y con una bicicleta se deshizo de su par, para finalmente batir a Zaluska con la izquierda. El balón besó el poste para introducirse, de forma lenta y pausada, en las redes de la portería escocesa. Corría el minuto 66. El partido ya estaba sentenciado. De esta forma se llegaría al final del partido, dejando pinceladas de Di María que corrió hasta la extenuación, como acostumbra.

Salida de internacionales y dos días de descanso

Cerrando la pretemporada, el Real Madrid ha ganado en todos sus partidos de la World Football Challenge (Los Ángeles Galaxy, Santos Laguna, Milan y Celtic de Glasgow) con un total de 14 goles a favor y tan solo 3 goles en contra. Mientras tanto, Callejón es el pichichi. El Real Madrid volará a Madrid de vuelta para dejar a los internacionales marchar (Pepe, Cristiano Ronaldo, Coentrao, los españoles, Karim Benzema y Varane). El resto volverá a los entrenamientos el miércoles a las 18:00.