El Castilla se hace con el Trofeo Decano en su último partido de pretemporada

Los blancos cierran así un período de preparación prácticamente perfecto en el que no han conocido la derrota. En un choque que tuvo de todo, los madridistas se adelantaron, empataron tras la remontada del Recre y acabaron decantando el duelo en la tanda de penaltis.

El Castilla se hace con el Trofeo Decano en su último partido de pretemporada
RM Castilla
2 2
Recre
RM Castilla: Tomás Mejías, Juanfran, Casado, Iván, Mateos, Quini, Óscar Plano, Mosquera, José Rodríguez, Cheryshev y Sobrino. También jugaron Mascarell, De Tomás, Lucas, Borja, Derik, Ríos y Fabinho.
Recre: Cabrero, Córcoles, Montoro, Ernesto, Dimas, Berrocal, Manolo Martínez, Chuli, Fernando Vega, Matamala y Morcillo. También jugaron Cifu, Valle, Zamora, Aitor, Bonaque y Alejandro.
MARCADOR: 1-0, m.24: Sobrino; 1-1, m.70: Alexander. 1-2, m.71: Valle; 2-2, m.91: Juanfran.
ÁRBITRO: Milla Alvéndiz (Colegio Andaluz). Amonestó por el Real Madrid Castilla a Óscar Plano, Iván y por el Recreativo de Huelva a Morcillo.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente al I Trofeo Decano, disputado a partido único en el estadio Ciudad de Lepe, ante unos 1.100 espectadores. El Real Madrid actuó como local y el Recreativo de Huelva lució su segunda equipación.

El Real Madrid Castilla afrontaba su último partido de una pretemporada impoluta. Cinco partidos, dos empates y tres victorias le valían al filial madridista para ostentar con orgullo su condición de invicto. Los blancos encaraban hoy su postrero encuentro con las buenas sensaciones que han dejado tras de sí los compromisos de fácil resolución y aquellos que han planteado más dificultades pero que han sabido solventarse con esfuerzo, fútbol y en ocasiones, con un guiño de la fortuna. 

Con las mismas bajas que han venido condicionando al equipo durante toda la pretemporada, por la llamada de José Mourinho a algunos de sus buques insignia, el Castilla viajaba hoy hasta Huelva, donde esperaba el Recreativo. El club decano trataría de cortar la buena racha de los madridistas para endulzar los sinsabores de sus últimos resultados y trataría de hacerlo, además, mediante la consecución de su trofeo, el Trofeo Decano.
 
El Castilla impone su ley y se adelanta
 
Saltaron los madridistas al terreno de juego más centrados que su rival y haciendo suya la posesión de un balón en la que Sergi Barjuán había hecho especial hincapié. Al Recre le costaba más entrar en el encuentro y le tocaba, por tanto, correr tras el esférico. Denis y Quini volvían a cumplir con nota en los primeros minutos de partido y las llegadas por la banda se convertían en un constante peligro para la meta de los onubenses, que no lograron efectuar su primera llegada hasta transcurrido, prácticamente, el primer cuarto de hora de partido. 
 
Los blancos se habían hecho ya dueños y señores del choque en una primera mitad que se presentó más plácida de lo esperado. Antes de la media hora y a medida que las llegadas del conjunto blanco adquirían más y más profundidad, llegaría por fin el primer y merecido tanto para los hombres de Alberto Toril; lo haría por mediación de Sobrino, que batiría con un fortísimo disparo desde la frontal a Cabrero. Antes de que el gol pudiera propiciar una reacción por parte de los andaluces, el Castilla continuó con el pie en el acelerador, tratando de impedir que la dinámica del choque  variase lo más mínimo. Como conscuencia de esto llegaría la ocasión de Denis, que trataba de obtener provecho de un error del meta onubense para batir su portería pero su disparo se marcharía fuera por poco. Con el aplastante dominio de los blancos y un Recre bloqueado, se llegaría al final de los primeros 45 minutos.
 
La reacción del Recre tarda pero llega
 
La reacción que no había llegado en la primera mitad, se fraguó en la segunda parte. El equipo de Sergi salió desde el principio más metido en el partido, con la esperanza, quizás de que si el abrumador dominio de su rival sólo había bastado para reflejar un gol de diferencia en el marcador, sus posibilidades podían estar intactas y al alcance.  El mérito de los andaluces adquiría mayor relevancia por manter esta idea pese al inicio del conjunto madrileño, que no auguraba en absoluto lo que estaba por llegar. Dos letales contragolpes fallidamente culminados por el autor del tanto madridista-Rubén Sobrino-y una tercera llegada prácticamente consecutiva con disparo excesivamente cruzado de Quini presagiaban un partido muy largo para el Recre y un acoso y derribo de los blancos. Nada más lejos de la realidad.
 
Berrocal pondría el punto de inflexión en la dinámica del partido al tratar de aprovechar un error en la defensa blanca para acabar rematando un balón que se perdía por alto. Había hecho su primera aproximación el conjunto andaluz, y la siguiente aún conllevaría implícito un mayor peligro. Morcillo sería el encargado de botar una falta cerca del área madridista mediante un disparo que acabó estrellándose en el larguero. El Recre empezaba a avisar. Y el aviso se convirtió en algo más cuando ya hacía 10 minuto desde que se cumpliera la hora de partido. Minuto 70 y Borja Granero aprovechaba un balón suelto para establecer el empate a uno en el marcador. Aquello suponía todo un jarro de agua fría para un Castilla que había sido claro dominador en al primera mitad y que había tomado la reanudación en similar tesitura. Pero la situación aún podía agravarse más para los de Toril. Y lo hizo. Dos minutos más tarde sería Jonathan Valle el que culminaba una buena acción colectiva de la ofensiva recreativista para adelantar por primera vez a los suyos.
 
Al Castilla le salva el descuento...otra vez
 
Al Castilla no le quedaba más que entregarse al espíritu de las remontadas en el último suspiro que ya le siviera para salvar el empate en su anterior partido ante el Alcorcón.  Y otra vez la fe ilimitada acabó por obtener también su recompensa. Juanfran enviaba un buen centro al área, que Zamora trataría de desviar, convirtiéndolo en el 2-2 definitivo en su propia meta.  El agónico empate hacía necesario el desarrollo de la tanda de penaltis y esta sonrió a los madrileños después de que Zamora-exento de fortuna en la noche de hoy- y Bonaque errasen sus respectivos lanzamientos. Por parte de los blancos sólo Mosquera fallaría en su disparo desde los once metros pero los demás cumplían, concediéndole así la primera edición del Trofeo Decano al Real Madrid Castilla. 
 
Tanda de penaltis: 
 
Castilla: 
 
Mosquera (fallo)
De Tomás (gol)
Ríos (gol)
Borja (gol) 
Mateos (gol) 
 
Recreativo
 
Ernesto (gol)
Zamora (fallo)
Valle (gol)
Alexander (gol)
Bonaque (fallo
 
Punto y final a una pretemporada en la que los pupilos de Alberto Toril no han conocido la derrota. Ahora el filial madridista deberá extrapolar sus buenas sensaciones hacia la competición oficial, que arrancará el próximo día 17 ante el Villarreal en El Madrigal.